Escúchenos en línea

Ortega pedirá ayuda a la ONU para reconstruir Caribe Norte

MiPunto.com. Desde Managua. | 24 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega viaja este lunes a Nueva York para participar en la 62 Asamblea General de Naciones Unidas, donde el martes centrará su discurso en los afectados por el huracán "Félix". Ortega pedirá el apoyo de los países miembros de la ONU para rehabilitar la infraestructura y economía de 350 comunidades indígenas del Caribe devastadas por el huracán Félix, con una inversión de casi 300 millones de dólares. El mandatario hará la solicitud durante su intervención en el 62 Asamblea General de la ONU en Nueva York, adonde llega este lunes, para poder iniciar el proceso de reconstrucción en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) que fue cruelmente castigada el pasado 4 de septiembre por el ciclón. En la ONU "esperamos hacer escuchar la voz del pueblo miskito, del pueblo mayagna" del Caribe porque "ésta es la mayor catástrofe que ha sufrido Nicaragua", afirmó el mandatario nicaragüense. El gobernante presentará a la comunidad internacional el plan de reconstrucción que el gobierno de la RAAN le presentó el domingo de cara a su visita a la ONU, la primera que realiza a Estados Unidos desde que el izquierdista Frente Sandinista retornó al poder en enero pasado. El huracán afectó a 198.069 de los 300.000 indígenas, afrodescendientes y mestizos pobres del Caribe norte que perdieron total o parcialmente sus viviendas, cultivos agrícolas de autoconsumo y medios de trabajo, como botes para pescar, según el último recuento oficial. Hasta el momento, se han contabilizado 102 muertos, 136 desaparecidos, más de 23.000 viviendas dañadas, 40.000 animales muertos y 1,3 millones de hectáreas de bosques afectadas, de las cuales más del 40% fueron cortadas como motosierra o desprendidas de raíz por el ciclón. Ortega reconoció por primera vez que las víctimas de Félix podrían superar los 300, debido a que siguen llegando reportes de desaparecidos de diferentes comunidades de la basta región, donde todavía se están despejando los caminos. Las autoridades del Caribe, donde los nativos viven desde 1990 bajo un régimen de autonomía, demandan una inversión de 292 millones de dólares para reconstruir los municipios de Bilwi, Waspán, Prinzapolka -que están habitados por mayorías miskitas-, así como Bonanza y Rosita que pertenecen a la zona minera de la RAAN. Estos municipios "necesitan hoy más que nunca el apoyo de los amigos, de los países amigos (...) Para que la Costa Atlántica vuelva dentro de 10 a 15 años" a recuperar su identidad física, demandó el gobernador de la RAAN Reinaldo Francis. El plan requiere 16,5 millones de dólares de ayuda para abastecer a las comunidades con alimentos en los próximos seis meses y evitar la hambruna, debido a que la gente perdió sus cosechas, semillas y árboles frutales. Se estima que hay 86.538 hectáreas de tierras agrícolas destruidas, más de 40.000 cabezas de ganado muerto y 500 kilómetros de caminos afectados que necesitan urgentemente ser reparados. La población también demanda a lo inmediato cerca de 500.000 láminas de zinc para cubrir sus techos, pues numerosas familias viven a la intemperie. Como primera medida, Ortega dispuso la semana pasada usar los árboles cortados para reconstruir las viviendas de los comunitarios, bajo el control del gobierno local. Según el presidente del Consejo (Parlamento indígena) de la RAAN, Carlos Sanders, en algunas comunidades los indígenas comenzaron a emigrar, lo que pone en peligro el futuro de estas etnias que habitan el Atlántico desde hace siglos. Por eso "pedimos encarecidamente el apoyo inmediato para la rehabilitación de nuestras comunidades, para que no desaparezcan en un futuro muy cercano", demandó Sanders. Además de Ortega, la delegación está integrada por el canciller Samuel Santos, que viajó el domingo a Nueva York. En Nueva York, dijo Santos el sábado, sostendrán reuniones bilaterales con delegaciones de otros países, entre ellos Estados Unidos. A Washington, Nicaragua pedirá que amplíe un permiso migratorio que beneficia a miles de indocumentados nicaragüenses que residen en ese país, reafirmó el canciller Santos. El diplomático reafirmó que esa petición es a raíz de los daños ocasionados por el huracán "Félix" en la RAAN. Ortega pedirá ampliar el Estatus de Protección Temporal, conocido como TPS por sus siglas en inglés y que beneficia a 4,111 nicaragüenses que emigraron a EEUU tras la devastación causada por el huracán "Mitch", en 1998, y que incluye un permiso de estadía en ese país a los emigrantes nicaragüenses. Promoverá, además, la candidatura del sacerdote de la congregación Maryknoll y canciller durante el primer gobierno sandinista (1979-1990), Miguel DEscoto, para presidir la 63 Asamblea General de la ONU, que se celebrará en 2008. DEscoto, que en 1961 fue ordenado sacerdote en Nueva York, es el principal asesor en asuntos internacionales de Ortega.

Descarga la aplicación

en google play en google play