Escúchenos en línea

Se reúne Chávez con inventor de fusil Kaláshnikov

Agencia EFE. Desde Moscú. | 26 de Julio de 2006 a las 00:00
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se reunió con el célebre armero ruso Mijail Kaláshnikov, el inventor del fusil automático que lleva su nombre y que el dirigente latinoamericano quiere fabricar en su país. "El fusil Kaláshnikov es el estandarte de las Fuerzas Armadas de Venezuela", dijo Chávez durante su visita al Museo de Armas de Fuego "Mijaíl Kaláshnikov", que se encuentra en la ciudad de Izhevsk, unos mil kilómetros al este de Moscú, informó la agencia Interfax. El fabricante del más popular fusil del planeta regaló a Chávez su biografía firmada, "Kaláshnikov es la paz", tras lo cual le subrayó que "todas las armas que fabriqué estaban destinadas a la defensa de los países". En respuesta, el presidente venezolano recalcó que, tras ver sobre el terreno su rendimiento, se puede decir que, efectivamente, este fusil "es el mejor arma del mundo". Chávez manifestó su gran interés en firmar con Rusia un acuerdo para la "construcción de una fábrica de fusiles Kaláshnikov" en territorio venezolano. Venezuela ya compró el pasado año cien mil fusiles Kaláshnikov Ak-103, de los que 30 mil fueron expedidos en junio pasado. El presidente venezolano visitó también en Izhevsk, capital de la república rusa de Udmurtia, la planta Izhmash, gigantesco consorcio metalúrgico que produce desde armamento de distinto tipo hasta automóviles. En el polígono militar, Chávez asistió a demostraciones de los sistemas de defensa antiaéreos TOR-M1 y Osa, y otras piezas de artillería. Chávez, que subrayó que no ha venido a Rusia a comprar armas para hacer la guerra, espera firmar mañana en el Kremlin un contrato de compra de 24 cazas Su-30 y el mismo número de helicópteros rusos por valor de más de mil millones de dólares. El dirigente venezolano afirmó que los primeros aviones de combate Su-30 deben llegar a Venezuela "antes de fin de año" y agradeció a Rusia la ayuda para romper el "bloqueo" a su país impuesto por Estados Unidos. "Simplemente, se trata de reponer el armamento anticuado que tenía nuestro Ejército. Estados Unidos trata de desarmar a Venezuela para después invadirla", dijo. Estados Unidos instó ayer a las autoridades rusas a que reconsideren la operación de venta de aeronaves de combate a Venezuela, aduciendo que éstas van más allá de "sus necesidades defensivas" y no contribuirán a la estabilidad regional. Al respecto, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Ivanov, negó que Rusia se plantee revisar el contrato, ya que "Venezuela no se encuentra sometida a sanciones y no existe ninguna restricción para la firma del acuerdo". "Los 24 cazas no están de más para la defensa de un país tan grande como Venezuela", agregó. Tras reunirse con el gobernador de Udmurtia, Alexandr Volkov, Chávez viajó a Moscú, donde el jueves se entrevistará en el Kremlin con el presidente ruso, Vladímir Putin.

Descarga la aplicación

en google play en google play