Escúchenos en línea

Ortega fustiga política imperialista de EEUU, defiende a Cuba y respalda a Irán y Corea del Norte

Varias agencias. Desde New York. | 25 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega acusó este martes al gobierno de Estados Unidos de dirigir "una tiranía capitalista mundial" y defendió los proyectos energéticos de Irán y Corea del Norte, al hablar en Nueva York ante la 62 Asamblea General de las Naciones Unidas. En un extenso discurso, Ortega fustigó la intervención de su colega estadounidense, George W. Bush, quien previamente había aludido a los "brutales regímenes" de Irán, Bielorrusia, Corea del Norte y Siria. Para Ortega, Estados Unidos y sus aliados, "ya decidieron" que Irán pretende desarrollar armas de destrucción masiva, a pesar de la insistencia de Teherán en que su proyecto responde a la necesidad de obtener electricidad para alimentar plantas de uso civil. "Pero es que ya ellos decidieron que no es con fines pacíficos, ¿Quién les ha dado ese derecho a ellos? Ese derecho se lo dan ellos mismos y se lo imponen a esta Asamblea" General, para mantener el actual orden económico internacional "y seguir esclavizando a la humanidad", se respondió. "¿Con qué autoridad viene (Estados Unidos) a cuestionar el derecho de Irán, el derecho de la República Popular de Corea del Norte?. ¿Con qué autoridad?. ¿Con qué autoridad cuestionan el derecho que tienen estos pueblos a utilizar el desarrollo atómico con fines pacíficos?", se preguntó el gobernante centroamericano, al tiempo que recordó que el Gobierno de Washington ha sido el único en atacar atómicamente a "pueblos indefensos". "Es el único Estado que en la historia de la humanidad ha lanzado bombas atómicas sobre pueblos indefensos, como los lanzó sobre Hiroshima y Nagazaky (Japón)", criticó. Ortega acusó a Estados Unidos de ser "el país con mayor armamento atómico del planeta", y opinó que Washington sólo podrá cuestionar a otros gobiernos "cuando empiece una política de desarme nuclear a la que se sumen todas las demás naciones". Las potencias nucleares del mundo, en especial Estados Unidos, deben desactivar su armamento nuclear antes de poder exigir a otros gobiernos que no utilicen este tipo de energía, afirmó. "Si este pueblo (Estados Unidos) quiere demostrar realmente que está convencido, es necesario acabar con la amenaza del uso de la energía atómica con fines militares. Tiene que ser el primero en dar el paso para empezar una política de desarme nuclear, a la cual se sumen todos los países que poseen armamento nuclear, y entonces sí habrá autoridad moral que ningún pueblo en el mundo invierta recursos en el desarrollo atómico con fines militares", dijo el líder sandinista. El gobernante nicaragüense, quien siendo presidente por primera vez intervino en 1989 ante la ONU, afirmó que "a 18 años el enemigo sigue siendo el mismo y se llama capitalismo global imperialista y sólo lo vamos a cambiar los pueblos". Ortega dijo no haber encontrado "ninguna diferencia entre lo que era el pensamiento, la palabra, la acción de quienes entonces estaban (en los años ochenta) al frente de esta potencia imperial, con el discurso (del presidente estadounidense George W. Bush) que he escuchado esta mañana". "Cambian los presidentes en los Estados Unidos. Y pueden llegar con la mejor buena intención y pueden pensar que le están haciendo un bien a la humanidad porque no logran percatarse que no son más que instrumentos de un imperio más, de los tantos imperios que se han impuesto sobre nuestro planeta. Olvidan que la vida de los imperios es efímera en relación con el tiempo. Que así como surgen, así como se llenan de soberbia y de prepotencia, así como se plantan a dictar como dioses quién es bueno, quién es malo, así como se ponen a dictar cómo entregar lo que ellos llaman asistencia humanitaria, que no son más que las deudas históricas que ellos tienen con los pueblos, sencillamente lo que están haciendo es respondiendo a las políticas del imperio y por eso no es de extrañarnos que nos encontremos no sólo con el mismo discurso sino con las mismas circunstancias de opresión, de violencia y terror que sufre la humanidad, hoy más amenazada que hace 18 años cuando tuve la oportunidad de hablar aquí", añadió Ortega. "Lo que hoy se presenta como la democracia más ejemplar, es una tiranía global imperialista, que dicta el orden económico internacional para imponer sus intereses y someter al resto del planeta", continuó. Tras recordar a "las víctimas del colonialismo, el neocolonialismo, el holocausto y las guerras de ocupación", criticó "el bloqueo brutal e inhumano" a Cuba y expresó su apoyo a los cinco cubanos acusados de espionaje y presos en Estados Unidos. Daniel Ortega, quien en Managua había anunciado que dedicaría su discurso a solicitar ayuda para unos 200.000 sobrevivientes del huracán "Félix" en su país, se limitó a decir que hizo circular un documento alusivo a la catástrofe. Según ese documento, divulgado previamente en Nicaragua, el gobierno requiere al menos 292 millones de dólares para atender a los damnificados del ciclón e iniciar la reconstrucción de casi 400 comunidades indígenas arrasadas en la zona noreste del país. Ortega respaldó a Cuba frente a los ataques del mandatario estadounidense, George W. Bush, en Naciones Unidas, y denunció el bloqueo "brutal e inhumano" impuesto por Washington. Señaló que fue una "total falta de respeto" estar hablando de Cuba, cuando Bush representa a un sistema que ha mandado a asesinar al presidente Fidel Castro. Ellos (Washington) se han empeñado en mantener ese bloqueo brutal en contra de Cuba, mientras que por razones de intereses de Estado y económicas entrelazan acciones con otras naciones con las cuales supuestamente tienen diferencias ideológicas, agregó Ortega. Al comienzo de su discurso, el mandatario nicaragüense recordó a las víctimas que las restricciones económicas, comerciales y financieras impuestas de forma unilateral por Estados Unidos hace más de 40 años han provocado en la isla caribeña. Ortega denunció igualmente las agresiones "de todo tipo" sufridas por el "heroico y noble pueblo cubano". El presidente nicaragüense también recordó en su intervención a los cinco jóvenes cubanos presos en cárceles estadounidenses desde 1998 por luchar contra el terrorismo. Quiero recordar a los cinco héroes prisioneros del Imperio, expresó el mandatario, quien en su alocución fustigo al capitalismo global imperialista y acusó al gobierno estadounidense de representar a la mayor dictadura en la historia de la humanidad.

Descarga la aplicación

en google play en google play