Escúchenos en línea

Recuerdo de Rubén a través de la memoria de su bisnieta

Quito. Agencia Telam | 21 de Abril de 2016 a las 11:42
Recuerdo de Rubén a través de la memoria de su bisnieta

En el marco del centenario de la muerte del poeta nicaragüense (1867-1916), Martha Eloísa Darío Lacayo, que desde hace 26 años vive en Rosario, recordó que en los inicios de su carrera el célebre escritor leía la Biblia y El Quijote, a la vez que componía elegías a difuntos en su pueblo.

 "Rubén Darío inicia su carrera a los 14 años, escribiendo elegías a difuntos, santos y procesiones fúnebres que pasaban por el frente de su casa. Eran pequeños papeles que introducía en una especie de globos de papel, y cuando pasaba el cortejo, dejaba caer una lluvia de versos sobre la gente", reveló la escritora en diàlogo con Télam.

"Tengo varias anécdotas respecto a mi parentesco con Rubén Darío. Nadie me cree que soy su bisnieta. Cuando pronuncio su nombre en Rosario, gente mayor, que conoce de literatura, me miran extrañados y me dicen: 'no me embromes, mirá si vas a ser bisnieta del escritor'.

La mujer contó que en enero del año 1973 arribó a la Argentina en compañía de su padre Rubén Ricardo Darío Basualdo, tras el terremoto que asoló Nicaragua en 1972.

"Mi papá me dejó en la casa de mi tía Estela que vivía en Callao 868, al lado de una librería. Luego me casé, estuve viviendo un tiempo en Chabás (Santa Fe) y más tarde en General Deheza (Cordoba)", añadió.

Posteriormente, Martha Darío se radicó en Rosario, junto a sus cuatro hijos. Al recordar los inicios de Rubén Darío, como escritor, reveló que al autor de "Canto a la Argentina" -fallecido el 6 de febrero de 1916-, "es criado en la localidad de León (Nicaragua), donde lee la Biblia, El Quijote, y otros clásicos de la literatura".


Descarga la aplicación

en google play en google play