Escúchenos en línea

Británicos votan a favor para abandonar la Unión Europea

Reino Unido. Telesur | 24 de Junio de 2016 a las 07:37
Británicos votan a favor para abandonar la Unión Europea

Los británicos han votado a favor de salirse de la Unión Europea, de acuerdo a los resultados finales que le dieron el triunfo al Brexit por 52 por ciento contra 48 por ciento por la permanencia. Esto quiere decir que en los próximos días líderes de Gran Bretaña y de Europa negociarán los términos para la salida.

La salida ya afectó la economía británica con una caída histórica de su moneda ante el dólar, lo cual, de acuerdo a los políticos que hicieron campaña a favor de abandonar el bloque europeo dijeron beneficiará las exportaciones del país y, por consecuencia la economía.

Esto, sin embargo, no es tan claramente predecible, ya que las consecuencias reales tomarán años en verse, de acuerdo a expertos. La inmigración también se verá afectada, entre muchas otras cosas. No obstante, este referendo es una elección general y los resultados de las diferentes áreas no cuentan sino el número total de votos emitidos.

Esta es la primera vez que un país miembro de la UE abandona esta unión política y económica, por lo que los mecanismos para ejecutar la medida por el momento no son muy claras ni definidas.

Tras este referendo se esconden antiguas y nuevas tensiones: el recelo por la burocracia de Bruselas, el control de la inmigración, la defensa de la soberanía nacional, el orgullo por un carácter británico insular y diferenciado del resto de Europa y los retos de seguridad.

Renuncia Cameron

El líder Conservador del Reino Unido anunció que en octubre entrega el poder a otro primer ministro. Su decisión se produce tras el voto que ha significado el mayor golpe desde la Segunda Guerra Mundial a la unidad europea.

Este viernes, el mundo amaneció conmocionado por lo que se ha descrito como el golpe más grande al proyecto de unidad de Europa desde la Segunda Guerra Mundial debido a la victoria del Brexit o salida del Reino Unido de la Unión Europea, y más aún al escuchar que el primer ministro británico David Cameron, anunció que renunciará en octubre, informó Reuters.

Cameron ofreció un discurso a los medios después de conocer los resultados finales oficiales que confirmaron que los británicos votaron a favor de que el Reino Unido abandone la Unión Europea.

El líder británico dijo que en los meses que siguen intentará darle estabilidad a la nación.

Con voz quebrada y casi en llanto, de acuerdo a la BBC, Cameron dijo que “no creo que sea correcto ser quien dirija a nuestro país hacia su siguiente destino”.

Y agregó: “yo amo a este país y me siento honrado de haberle servido y haré todo lo que esté en mi poder para ayudar a que salga adelante”.

Cameron dijo que 33 millones de británicos expresaron su decisión y esta fue de abandonar la Unión Europea.

“No sólo tenemos democracia parlamentaria, pero sobre cuestiones de cómo hemos gobernado, es a veces correcto preguntarle al pueblo mismo y eso es lo que hemos hecho.

“El pueblo británico ha votado a favor de salirse de la Unión Europea y su voluntad debe ser respetada.

Y en momentos que se conmocionan los mercados bursátiles alrededor del mundo, Cameron mandó un mensaje para garantizarles a los inversionistas que la economía británica es fuerte.

También mandó un mensaje a los británicos que viven en otros países europeos y a ciudadanos de la UE que viven en Gran Bretaña, que por el momento no habrá cambios que les afecte.

“No habrán cambios inmediatos con respecto a la forma en que la gente puede viajar, ni en la manera que nuestro productos se pueden transportar y venderse”, aseguró.

“Ahora es momento de prepararse para las negociaciones con la Unión Europea”, cuyos líderes hoy mismo anunciaron una reunión extraordinaria, sin la presencia de Cameron, para decidir cómo se van a llevar a cabo las negociaciones del “divorcio” con el Reino Unido.

Reacciones financieras          

Los mercados bursátiles del mundo registraron caídas preocupantes. El voto en el Reino Unido ha provocado el impacto global más grande desde la crisis económica de 2008.

En esta ocasión, las tasas de interés están en cero o muy cerca del mismo, lo cual pone a los expertos en políticas económicas con muy pocos recursos para contrarrestar los efectos financieros que implica la salida.

La libra esterlina ha caído a su peor nivel en 31 años. Se derrumbó en 10 por ciento ante el dólar.

El jefe de la Standard & Poor's, que monitorea la confiabilidad de las economías del mundo, dijo a el Financial Times que ya no es posible mantener en el máximo nivel crediticio triple A al Reino Unido.

En toda Europa, las predicciones sobre las operaciones a futuro perderían terreno. Y, de hecho, las acciones a futuro FTSE británicas y Dax alemanas perdieron un 9 por ciento de su valor. Las Euro Stoxx 50 se hundieron 11 por ciento.

Y mientras que el voto en el Reino Unido da luz verde al proceso de divorcio de la Unión Europea — proceso que durará dos años — una sombra se colocó sobre el futuro de Londres como capital financiera mundial.

El euro cayó un 3 por ciento frente al dólar debido preocupaciones que el Brexit provocará grandes daños económicas y políticos al bloque comercial más grande del mundo, el cual , sin embargo, ahora enfrenta la separación de su segundo socio económico más grande.

Inversionistas cambiaron sus fondos a productos financieros más seguros, como es el oro, y el yen japonés se fortaleció.

El Banco de Inglaterra dijo que implementaría todas las medidas necesarias para asegurar la estabilidad de la moneda y de las finanzas.

Acciones económicas

Los que legislan en materia económica a nivel mundial también se prepararon para tomar acciones con el fin de estabilizar sus mercados.

Y, mientras los euroescépticos británicos celebran con euforia lo que califican como una victoria en contra del poder político establecido, de las grandes empresas y de los líderes mundiales, como son Barack Obama, quien exhortó a los británicos que votaran a favor de permanecer en la Unión Europea.

El Reino Unido enfrenta ahora una amenaza a su propia sobrevivencia, ya que Escocia e Irlanda del Norte ahora buscarán salir del reino y quizá su adhesión independiente a la Unión Europea.

Las reacciones de los líderes de la Unión Europea se darán y las consecuencias se empezarán a producir gradualmente.

Los inmigrantes enfrentan enorme incertidumbre. Pero no sólo los extranjeros que viven en el Reino Unido, sino los británicos que viven fuera de su país. El mundo entero estará pendiente de cómo es que esto les afectará, porque de que les afectará, no hay duda.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play