Escúchenos en línea

Escalofriantes testimonios tras el atentado en Niza

París, Francia. La Prensa.hn | 15 de Julio de 2016 a las 09:25
Escalofriantes testimonios tras el atentado en Niza

Los escalofriantes testimonios de los sobrevivientes de la masacre de Niza conmueven a miles un día después de uno de los peores atentados en Francia.

El egipcio Nadar el Shafei fue el testigo que grabó el momento en el que la policía abatió al atacante de Niza. Shafei daba un paseo por el malecón de la ciudad cuando se encontró frente a frente con el camión que arrolló a una multitud, dejando al menos 84 muertos en la sureña ciudad.

"Cinco minutos después de que acabaran los fuegos artificiales la gente caminaba por la avenida cuando de golpe oímos gritos. Vi el camión acercarse a mí en la avenida principal. Había gente bajo el vehículo, aplastada", relató el joven a la cadena BBC.

"El conductor paró delante de mí, justo a un metro. Podía verlo a través de la ventana. Al principio pensé que se trataba de un accidente, que (el conductor) había perdido el control del vehículo y había atropellado a la gente por accidente. Pero entonces... vi a la policía correr detrás de él. El atacante sacó un arma y empezó a disparar por la ventana", agregó.

El atacante fue abatido por la policía francesa.

"En ese momento la policía me empujó y me pidió que corriera. No paraban de decir "sal de aquí". Agarré mi celular y empecé a filmar lo que estaba pasando. Lo grabé todo hasta el momento en el que la policía lo mató", relató.

Otro de los testigos, Miguel Ángel, un peruano que vive en Niza desde hace cinco años contó cómo salvó su vida.

"Estaba a unos veinte metros, vi que el camión venía hacia mí y la gente corría despavorida por todos los lados", narra este joven que trabaja en el sector del bricolaje. Asegura que temió por su vida.

Primero se refugió detrás de un poste, hasta que el camión se detuvo y el terrorista comenzó a disparar. "Fue un momento terrible, son imágenes que nunca se van a borrar de mi mente", asegura el joven. Por instinto, se refugió debajo de un vehículo desde donde vio llegar a patrullas de la Policía que comenzaron a disparar al camión.

"Me metí debajo un carro (....) Pero no se rendía, les respondía los disparos, se me hizo eterno", afirma.

Cuando los agentes avisaron de que el terrorista estaba muerto, Miguel Ángel salió de su escondite. "Los que estábamos ilesos comenzamos a ayudar a los heridos. Había cuerpos por todos lados, sangre. Fue un momento muy duro", rememora.

Los españoles Ana Arroyo y Juan Francisco Pérez llegaron el pasado lunes a Niza para aprender francés. "En una noche he aprendido ya suficiente", bromea él con su acento de Tarifa.

Presenciaron los fuegos artificiales del 14 de julio, fiesta nacional francesa, justo en el mismo punto donde después fue abatido el terrorista, pero antes de que éste llegara con el camión ya se habían ido. "Tuvimos suerte, porque fuimos a buscar a una amiga", asegura Juan Francisco.

"De repente vimos una avalancha de gente, yo pensé enseguida que era una bomba, después de todo lo que pasó en París", señala Ana.

Él corrió con otros tres amigos hasta refugiarse en un hotel. "Alquilamos una habitación y pusimos la tele. En ese momento, nos dimos cuenta de lo que pasaba", asegura.

"Escuchamos los disparos. Fue terrible. Había sangre por todos los lados", relata esta vallisoletana, que solo cuando regresó la calma se refugió en casa de unos médicos. "Ella se marchó a ayudar a un hospital y nos acercó a la residencia en la que dormimos".


Descarga la aplicación

en google play en google play