Escúchenos en línea

Aún muertos, México trata a los indocumentados peor que animales

Diario Noticias de Oaxaca | 22 de Octubre de 2007 a las 00:00
Esto es verdaderamente inhumano e indignante. El cuadro es dantesco. Los centroamericanos que murieron en su intento por huir de la pobreza al zozobrar su embarcación ahora son tratados peor que animales. Esto quizá tiene irritado al vicecónsul de El Salvador, Nelson Miguel Cuellar Hernández.

Por Pedro Matías, enviado especial. Desde Juchitán, Oaxaca.

Mientras, la subprocuradora de justicia del estado en la región del Istmo, María del Carmen Chiñas Salinas, oculta su negligencia, insensibilidad e incapacidad para atender esta fatalidad, en un silencio insultante. Y es que los cadáveres de los indocumentados cumplieron más de 24 horas de estar tirados en el piso, como animales, y expuestos a la intemperie en un crematorio particular. Los cuerpos están totalmente colapsados, irreconocibles e hinchados de la cara, los ojos y su tronco humano, así como en un estado de descomposición. La tragedia del naufragio de una embarcación de centroamericanos que dejó al momento 14 muertos, tres sobrevivientes y ocho desaparecidos, dejó al descubierto las carencias, incapacidades, descoordinación y sobre todo, las diferencias entre las autoridades federales y estatales, sobre todo de la Subprocuraduría de Justicia del Estado con el Instituto Nacional de Migración. Las carencias porque esta ciudad, una de las más importantes del estado, no tiene un anfiteatro, razón por la que los cadáveres de los indocumentados al parecer de Perú, El Salvador, Nicaragua y Guatemala, están en el piso únicamente sobre petates y bolsas. Sólo uno se observa en una especie de camastro y uno más en una camilla. Incapacidad porque debido a la negligencia en que han operado las autoridades ministeriales al mando de María del Carmen Chiñas, quien ni siquiera hizo el intento de apersonarse al lugar de la tragedia, obligó a la Secretaría de Marina a trasladar algunos cadáveres directamente a la base aérea porque en Cerro Tortuga, perteneciente a San Francisco Ixhuatán, no había quien practicara las diligencias. Descoordinación porque mientras un comunicado de la Marina informa de la recuperación de 15 cadáveres y la Unidad Estatal de Protección Civil sostiene que son 14, incluyendo el cuerpo localizado este domingo en Morro Mazatán, perteneciente a Salina Cruz, en tanto, que la subprocuradora, con su arrogancia característica, solo esbozó que son 12. Y las diferencias que se evidenciaron y que por supuesto entorpecieron algunas tareas, es porque unos agentes del Instituto Nacional de Migración tomaron control absoluto de la clínica de salud de San Francisco Ixhuatán donde se encontraban los sobrevivientes Noemí Estela Martínez Orellana y Walter Alexander Alas, e impidieron el paso al delegado de gobierno, José Luis Vásquez y al fiscal de la procuraduría estatal, Víctor Manuel Liñas. "Así hable el gobernador, venga el presidente municipal o lo autorice la delegada (del INM), no los dejo pasar", respondió una agente de Migración a la prensa que solicitó entrevistar a los sobrevivientes del naufragio. Igual pasó cuando los representantes del gobierno del estado pretendieron ingresar a la clínica, situación que irritó a la petulante subprocuradora, razón por la que hasta este domingo, se practicaron algunas diligencias. Al preguntarle al cónsul de El Salvador si este enfrentamiento entre el Instituto Nacional de Migración con la subprocuradora estaba retrasando la identificación y repatriación de los cadáveres, dijo: "Desconozco esa discusión caballero". Entonces, ¿Por qué tanto hermetismo?, se le insistió. "Es que no hemos terminado, no he reconocido a ninguno", alcanzó a responder durante su ingreso, de manera atropellada, al Hospital Civil de Juchitán. Lo único con que se cuenta son algunas identificaciones que fueron localizadas en la playa: una corresponde a María Andrea Rivas López, de San Rafael departamento de San Miguel en El Salvador. Otra da fe de Araceli Games de Arias, de San Juan Talpa Departamento de La Paz, perteneciente a El Salvador y la tercera, es una credencial del Ejército de Perú expedida a nombre de Diana Jessica Ángeles, de la comunidad Andina. Debido al estado de descomposición en que se encuentran los cadáveres, es posible que este lunes sean enterrados en Juchitán. Mientras se dan estos jaloneos, elementos de la Armada de México continúan las labores de rescate por cielo, mar y tierra. Tres helicópteros M1-17 de la Secretaría de Marina realizan sobrevuelos en la franja costera del Golfo de Tehuantepec, mientras que 40 marinos recorren 35 kilómetros de la playa Aguachil, Pueblo Viejo, Salina Cruz, Hautulco Sus tareas rindieron fruto al localizar un cadáver frente a la playa de Morro Mazatán, perteneciente a Salina Cruz. De igual forma, trascendió que horas más tarde, la Armada de México localizó con vida a Juan Pablo Cruz Morales, quien tuvo que ser internado en el Hospital de la Marina, sin embargo, esto no ha sido confirmado por la Marina. Supuestamente el sobreviviente del naufragio fue localizado en las inmediaciones de Huatulco con visibles quemaduras por el sol y en mal estado de salud. Lo cierto es que después de 10 horas de realizar las tareas de rescate, los marinos suspendieron, por este día, la búsqueda. La Marina ha realizado alrededor de ocho a nueve horas de vuelo al día en búsqueda da sobrevivientes o de cadáveres. Cabe mencionar que tal vez la suspensión definitiva se realice cuando la Secretaría de Marina cumpla 96 horas de búsqueda.

Descarga la aplicación

en google play en google play