Escúchenos en línea

Dominicana y Haití siguen contando muertos por Noel: van 147

Agencia EFE. Desde Santo Domingo, República Dominicana | 5 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Las muertes causadas por el paso de la tormenta tropical "Noel" en República Dominicana y Haití se elevaron a 147, mientras que los desaparecidos suman ya 65 en ambos países, según el último balance ofrecido el lunes por las autoridades. La situación en ambos lados de la isla caribeña de La Española continúa siendo dramática, a pesar de los esfuerzos locales y la ayuda internacional que se ha sentido con mayor fuerza en la parte dominicana. El informe dado a conocer hoy por Protección Civil de Haití indicó que el número de fallecidos se elevó a 62, mientras que el balance trágico en República Dominicana se mantuvo por segundo día en 85 fallecidos. Las autoridades haitianas informaron que del total de muertes, unas 29 ocurrieron en la zona oeste del país, que incluye a Puerto Príncipe, y otras 13 acaecieron en el sur. Asimismo, alertaron sobre nuevas áreas inundadas como el sector conocido como Tiburón, en la península del sur, y Arcahaie, al norte de la capital. Protección Civil agregó que la cifra provisional de viviendas afectadas es de 8.735, de las que 1.900 casas resultaron completamente destruidas. Los informes señalaron que más de 14.000 personas se encuentran en refugios provisionales. Según fuentes oficiales, el gobierno de Canadá anunció una ayuda de 553.000 dólares para atender a las víctimas de "Noel" en territorio haitiano. El panorama dominicano no es menos desolador, pues la tormenta dejó casi 70.000 de desplazados, 48 desaparecidos y 137 comunidades incomunicadas, entre ellas la provincia de San José de Ocoa (sur), donde escasean los alimentos y los combustibles. Una de las zonas más afectadas es la del Bajo Yuna, una amplia franja agrícola ubicada en el nordeste del país, que está bajo las aguas desde el lunes pasado y donde se han perdido plantaciones completas de arroz, plátanos, aguacates y otros rubros. El informe meteorológico de la fecha pronosticó la ocurrencia de lluvias durante las próximas 24 ó 36 horas en las zonas norte, noreste, sureste y fronterizas de la nación. El presidente dominicano, Leonel Fernández, indicó que el gobierno "prohibirá tajantemente" la construcción de viviendas en lugares de alto riesgo en todo el país y llamó a los ciudadanos a confiar en que la situación mejorará en los próximos días. Un informe del Comité Nacional de Emergencias (COE) dado a conocer hoy señaló que prácticamente el 70 por ciento de las muertes ocurrió en varias comunidades rurales de la provincia San Cristóbal (sur), situada a unos 30 kilómetros al oeste de Santo Domingo. El organismo aseguró que 4.406 personas han sido rescatadas y mantuvo el alerta roja a solo 11 provincias de las 32 en que se divide el país. Informaciones de la prensa local indicaron que se registran nuevas inundaciones en las poblaciones de Palo Verde y Castañuelas en Montecristi (noroeste), fronterizo con Haití, donde habrían resultado afectadas 600 viviendas ante el desbordamiento del río Guayubín, afluente del Yaque del Norte, el principal del país. El gobierno dominicano anunció que destinará 1.200 millones de pesos (unos 36,3 millones de dólares) para reconstruir las carreteras y puentes destruidos por el fenómeno, y otros 700 millones de pesos (21,1 millones de dólares) para la reparación de las presas y las hidroeléctricas. Mientras, la ayuda internacional sigue llegando al país y hoy aterrizó un avión con ayuda humanitaria enviado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), que antes tocó la capital haitiana. "El cargamento contiene varias toneladas de medicinas y equipos médicos para atender una población de más de 10.000 personas, así como dos plantas potabilizadoras capaces de purificar unos 30.000 litros de agua cada día", informó a Efe Miguel Ángel Encinas, director de la Oficina Técnica de Cooperación de la AECI.

Descarga la aplicación

en google play en google play