Escúchenos en línea

Persiste disputa por importación de petróleo venezolano

| 3 de Agosto de 2006 a las 00:00
La importación de petróleo venezolano en condiciones ventajosas de pago continúa estancada, mientras el gobierno y la Asociación de Municipios de Nicaragua (AMUNIC) manejan versiones encontradas sobre el tema. En las últimas semanas el presidente Enrique Bolaños había dado su consentimiento a la petrolera estatal Petronic para que alquilara sus instalaciones a AMUNIC, entidad que negoció la compra de combustible con Venezuela. Dionisio Marenco, presidente de la organización que agrupa a las 153 alcaldías del país y además edil de Managua, aseguró este martes que existía un acercamiento con el Ejecutivo y que el mandatario estaba reflexionando sobre el asunto. "(Bolaños) dice que va a apoyar, vamos a ver qué pasa", expresó Marenco, en declaraciones a la prensa. Las palabras del alcalde, sin embargo, fueron negadas ese mismo día por el vocero de la Presidencia, Lindolfo Monjarretz. Según el portavoz, el tema no había sido analizado, ni AMUNIC había solicitado apoyo al gobierno para el almacenamiento del combustible. Petronic, actualmente arrendada a una compañía extranjera, necesita de una autorización del Ejecutivo para subarrendar sus tanques a otra empresa. Bolaños justifica su negativa con el argumento de que se trata de una operación entre privados. Analistas locales aseguran que el mandatario en realidad teme al rédito político y electoral que obtendría el Frente Sandinista de Liberación Nacional, que controla 87 alcaldías y fue el principal impulsor del convenio con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). El acuerdo petrolero establece el suministro a los 153 municipios de 10 millones de barriles de combustible anuales. El 60 por ciento del total del producto se pagaría en un plazo de 90 días al precio del mercado internacional. El 40 por ciento restante se pagaría a un plazo de 23 años, dos de gracia y uno por ciento de interés.

Descarga la aplicación

en google play en google play