Escúchenos en línea

Bachelet exhorta a presidentes iberoamericanos a firmar pacto social

Varias agencias. Desde Santiago, Chile. | 8 de Noviembre de 2007 a las 00:00
La presidenta Michelle Bachelet exhortó a sus colegas de Iberoamérica a crear un nuevo pacto social regional para vencer la desigualdad y las injusticias, al inaugurar el jueves la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de gobierno. "Esta es nuestra gran oportunidad, como pocas veces nuestras economías crecen y prosperan", les dijo en la cena inaugural de la cumbre, que concluirá el sábado con una declaración final sobre cohesión social y con comunicados especiales que aludirán a situaciones específicas de la región. "Es un momento de oportunidad para emprender el nuevo desaf+ío de nuestra región, el desafío postergado que es renovar el pacto social", agregó. Antes de exhortar a sus colegas a trabajar por vencer las desigualdades, les recordó que en América Latina hay 205 millones de pobres, de los cuales 79 están en la indigencia y 50 millones están desnutridos. Los gobernantes, que seguían atentos la intervención de Bachelet, la aplaudieron largamente al finalizar el discurso. La mayoría de los mandatarios llegó a Chile el jueves, al igual que el rey de España, Juan Carlos de Borbón. Versiones de prensa hablaban de la ausencia del presidente venezolano Hugo Chávez, pero fue el propio Chávez quien frenó los rumores al decir que "para Chile me voy en un Sukhoi en 15 minutos estaré allá... amaneceremos allá". Excepto un pequeño altercado entre "chavistas" y "antichavistas", la cumbre se ha desarrollado en completa tranquilidad, en medio de un gran dispositivo de seguridad. La sede de la reunión está muy alejada del centro de la ciudad. Otra veintena de manifestantes de la localidad argentina de Gualeguaychú se apostó en las afueras de la embajada de Argentina en Santiago para protestar por la instalación de la planta de celulosa levantada por la finlandesa Botnia en la ribera de un río fronterizo con Uruguay. El presidente argentino Néstor Kirchner se acercó a saludarlos y les dijo: "yo estoy siempre firme con la causa". Los gobernantes de América Latina, España, Portugal y Andorra se reunirán en dos ocasiones el viernes, la segunda a puertas cerradas y el sábado ratificarán la declaración final, que se mantiene en reserva. Los presidentes de México y República Dominicana suspendieron su participación por los desastres que el huracán Noel ocasionó en sus países. El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, en un discurso previo como anfitrión de la anterior cumbre, se dirigió en especial a su colega argentino al que le pidió el río que los separa "nos atraiga a un abrazo fraterno y prolongado entre nuestros dos pueblos". Borradores extraoficiales que circulan en la sede del encuentro aluden a la necesidad de sociedades inclusivas, seguridad social y acciones concretas contra la desigualdad, uno de los grandes males de la región. Trascendió que los mandatarios emitirán declaraciones especiales sobre la soberanía de las islas Malvinas, el embargo comercial de Estados Unidos a Cuba, país con el que Chile acaba de aprobar un Acuerdo de Complementación Económica; y las gestiones de Chávez. Además, condenarán el terrorismo en todas sus formas, "con estricto apego al derecho internacional y a los derechos humanos" y la impunidad de los terroristas. El tema de esta cumbre es "Cohesión social y políticas públicas para alcanzar sociedades más inclusivas en Iberoamérica". Uno de los resultados concretos de la cita será la firma de un convenio iberoamericano que permitirá a unos seis millones de personas reunir en uno solo sus fondos de pensión, aunque haya trabajado en varios países, y jubilarse. Foxley anunció también que se trabajará en "una carta de derechos de los migrantes". Simultáneamente al desarrollo de la cumbre, se desarrollarán bilaterales presidenciales. Una de las más llamativas es una que se realizó entre Bachelet y la presidenta electa de Argentina, Cristina Fernández, en la sede de gobierno. En un gesto absolutamente inusual, la guardia de palacio le rindió honores militares a Fernández, pese a no ser una mandataria en funciones. Luego ambas saludaron desde un balcón de La Moneda hacia uno de los patios interiores de la sede de gobierno. El sábado se realizará una cumbre paralela organizada por izquierdistas y entidades gremiales, a la que están invitados el presidente Evo Morales, de Bolivia, Daniel Ortega, de Nicaragua, y Chávez, entre otras personalidades.

Descarga la aplicación

en google play en google play