Escúchenos en línea

Organizaciones y partidos preocupados por deficiencias en organización de elecciones

| 2 de Agosto de 2006 a las 00:00
Varias organizaciones y representantes de los diferentes partidos políticos señalaron su preocupación, al igual que la OEA, sobre deficiencias que enfrenta el proceso de organización de las elecciones presidenciales de noviembre próximo y la conformación del Consejo Supremo Electoral (CSE). Los señalamientos giran en torno al control que el Frente Sandinista (FSLN) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) tienen sobre el CSE, así como a los problemas que enfrenta la ciudadanía para tramitar su cédula de identidad, necesaria para poder votar en las presidenciales y legislativas del 5 de noviembre. Estas inquietudes fueron recogidas por el jefe de la misión electoral de la OEA en Nicaragua, el ex canciller boliviano Gustavo Fernández, quien en un informe presentado el martes ante el organismo señaló que las condiciones electorales en Nicaragua "no son óptimas", pero pueden mejorar. El diplomático hizo hincapié en la existencia de "un padrón electoral con deficiencias, un proceso de cedulación inapropiado y lento, además de las limitaciones operativas, logísticas y una tradición política polarizada y confrontacional", entre otros puntos. Hasta el momento se han inscrito 3,4 millones nicaragüenses aptos para votar, y otros 100.000 podrían hacerlo de aquí a noviembre, mencionó Fernández. Según cifras del gobierno y del Movimiento Por Nicaragua (organización de la sociedad civil) 800.000 jóvenes aún no tienen cédula, debido a las trabas que existen para tramitar el documento. "Es un proceso complicado porque para pedir la cédula hay que presentar partidas de nacimiento nuevas que deben ser extendidas por el registro civil de la alcaldía, a un costo y tiempo que mucha gente no puede pagar", denunció la dirigente de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN, derecha) Yamileth Bonilla. Dijo que los 86 gobiernos municipales que están gobernados por el FSLN en el país (de un total de 152) se niegan a entregar las partidas de nacimiento en 24 horas y de manera gratuita, contrario a lo dispuesto recientemente por el Congreso, en una Reforma a la Ley de Identificación Ciudadana. Señaló además que en Managua, donde se concentra la mayor parte de la población votante, y en la ciudad de León (occidente), los funcionarios del registro civil cerraron supuestamente la atención al público, impidiendo a la gente gestionar sus documentos. Ante ello, el presidente Enrique Bolaños pidió el martes al Congreso ampliar el período de cedulación, mediante un nuevo proyecto de reforma legal que cuenta con el apoyo de más de 300 organismos no gubernamentales agrupados en la llamada "Coordinadora Civil" y grupos de observación electoral. "No es posible que por un problema de plazos se niegue a miles de nicaragüenses el derecho" a obtener el documento para votar, protestó el candidato a la presidencia del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), Edmundo Jarquín, cuyo mayor caudal de votos estaría en la juventud. Las principales fuerzas del Congreso nicaragüense prometieron este miércoles respaldar una iniciativa que puede extender la cedulación hasta el 30 de agosto, pero su discusión aún no ha sido incluida en la agenda legislativa. El tercer vicepresidente del parlamento, el diputado Orlando Tardencilla, considera que la propuesta del gobierno retrasará la elaboración de padrón electoral, que el CSE debe entregar en septiembre a los partidos políticos que participan en la contienda, para su verificación. El informe de la OEA también hace eco en los reclamos que existen en Nicaragua por la composición partidaria del CSE, el cual es dirigido por tres magistrados sandinistas, tres liberales y un independiente que corresponde al presidente del organismo, Roberto Rivas. Ante el temor de un fraude, el presidente Bolaños pidió el martes, a través de su representante, al Consejo Permanente de la OEA "continuar dando seguimiento al proceso electoral nicaragüense" para garantizar la transparencia de los comicios. Las elecciones presidenciales y legislativas del 5 de noviembre en Nicaragua serán disputadas por el FSLN, el PLC, así como las emergentes alianzas de oposición ALN y MRS.

Descarga la aplicación

en google play en google play