Escúchenos en línea

Rinden honores a Rubén Darío

Managua. Radio La Primerísima. | 18 de Enero de 2017 a las 11:21
Rinden honores a Rubén Darío

Nicaragua rinde homenaje este miércoles al poeta universal Rubén Darío al celebrar el 150 aniversario de su natalicio.

La Asamblea Nacional Legislativa realizó una sesión solemne en Ciudad Darío, mientras tanto en otros lugares del país se efectuaron distintas actividades.

El Presidente de ese Poder del Estado, Gustavo Porras, destacó que lo más importante de este acto especial, es la unidad de las familias, y el deseo que le une de prosperar, el deseo de paz y el deseo de salir adelante.

Además, manifestó que a todas las familias nicaragüenses, les une la figura de Rubén Darío, quien fue un verdadero profeta y visionario, y cuya obra sigue vigente en todo el mundo.

La Alcaldesa de Ciudad Darío, María Lesbia Treminio, valoró que Darío fue un poeta de grandes ideales, preocupado por la integración de los pueblos centroamericanos.

En la ciudad de León, la Juventud Sandinista y las autoridades del departamento llegaron hasta la Catedral, para depositar una ofrenda floral donde yacen los restos mortales del Padre del Modernismo.

Con mucho respeto y admiración el alcalde Roger Gurdián, manifestó que Rubén es un ejemplo para cada nicaragüense, tomando en cuenta que en sus obras plasmo sentimientos de nacionalismo y valores como el respeto y la tolerancia.

“Rendimos homenaje a Rubén Darío, la mayor gloria nacional y cultural de Nicaragua. A lo largo de su obra dejo plasmado sus principios y valores, así como su aspiración de ver a América Latina y Centroamérica unidas para lograr encausar a estas naciones por las sendas del progreso y la libertad. El humanismo de Rubén lo vemos en todas sus obras pues era un hombre que tenía muy en alto la condición humana y por lo tanto la liberación del propio ser para encontrarle a la vida un sentimiento de dignidad capaz de alcanzar la felicidad”, destacó.

Hoy el legado cultural de Rubén es seguido por los jóvenes, quienes orgullosos de haber nacido en la ciudad que vio surgir al poeta, se comprometen a dar continuidad a su obra y a los principios que el siempre promovió.

“Hoy conmemoramos el natalicio de nuestro universal Rubén Darío que desde siempre escribió con su puño y letra su sueño de contar con una patria libre y bendita la cual hoy gozamos los jóvenes. Este día toda la juventud de León y Nicaragua debe comprometerse a conocer más allá el amor que sentía Darío por su nación. Es un ejemplo para nosotros porque fue un autodidacta lo cual nos inspira a estudiar porque de esa manera aportamos a que nuestra Nicaragua avance”, concluyó Nazarena Narváez, coordinadora departamental de Juventud Sandinista.

Gobierno celebra

La Vicepresidenta, Rosario Murillo, destacó la conmemoración del 150 aniversario del natalicio del Poeta Universal Rubén Darío.

"Compañeras, compañeros, hoy estamos conmemorando el 150 aniversario del natalicio, del nacimiento de nuestro universal Rubén Darío. Y lo hacemos en esta patria que como él bien dice, si bien puede ser pequeña uno grande la sueña, la quiere y trabaja para que se agrande", expresó Rosario.

"Queremos conmemorar y celebrar a Rubén en esta Patria Libre, donde todos los días estamos trabajando para fortalecer el sueño de la Patria Libre de pobreza, quiero decir fortalecer los caminos, las rutas que nos llevan desde la unidad a esa patria en prosperidad, a esa patria en paz, a esa patria segura, a esa patria donde todos los días, ¡todos los días!, encontremos razones para vivir, para luchar, para trabajar, basados sobre todo en el Amor Cristiano, en los Valores Cristianos, en nuestra Cultura Cristiana de Familia, de Comunidad, en la Solidaridad", añadió.

"Dice Rubén: Si pequeña es la Patria uno grande la sueña, mis ilusiones y mis deseos y mis esperanzas me dicen que no hay Patria pequeña", recordó Rosario.

"Y eso es lo que nosotros afirmamos todos los días, no hay Patria pequeña. Nos sentimos grandes, nos sentimos seres humanos fuertes, capaces porque hemos venido avanzando, hemos venido creciendo, hemos venido aprendiendo, hemos venido fortaleciendo el cariño entre nosotros, hemos venido creando esa Patria que soñamos grande, creándola a partir de nuestro encuentro, de nuestro trabajo y sobre todo del Amor que hacemos reinar entre nosotros", aseguró.

Biografía

Félix Rubén García Sarmiento “Rubén Darío”, nació el 18 de enero de 1867, en Metapa, en el seno de una familia de clase baja, cuyos padres lo enviaron a vivir con sus tíos abuelos Bernarda Sarmiento y Félix Ramírez, quienes cuidaron de él como si fuera su propio hijo.

Y fue la tía abuela Bernarda quien desarrolló en Rubén una pasión por la lectura desde que era niño, enseñándole el sonido de las letras y sentándolo en su regazo para señalarlas en el abecedario, tenía tres años cuando aprendió a leer con fluidez.

Cuentan sus biógrafos que la tía abuela le insistía para que ingresara a una escuela de oficios que lo enseñara a ser sastre, pero no le gustaba ese futuro, de ahí que con frecuencia se escapaba de las clases para tomar libros a escondidas y seguir leyendo.

Rubén Darío comenzó a escribir poemas desde los 4 años, y éstos lograron ser publicados en un periódico local, lo que lo inclinó hacia la actividad periodística.

Adoptó el apellido de Darío por su tatarabuelo quien se llamaba Darío y a cuya descendencia se conocería después como los Daríos.

Rubén colaboró con varios periódicos de su país y al cumplir los 19 años; en 1886 se trasladó a Chile para hacerlo en periódicos como “La época” y “La libertad electoral”, y entabló una amistad con el escritor y periodista Pedro Balmaceda Toro, hijo del entonces presidente.

Pedro Balmaceda lo introdujo en los principales círculos intelectuales, políticos y sociales del país que influirían enormemente en la carrera literaria de Darío, además le ayudó a publicar su primer libro de poemas “Abrojos” (1887).

En 1888 publicó en Valparaíso el poemario “Azul”, obra considerada como el punto de partida del Modernismo. Esta fama le permitió obtener el puesto de corresponsal del diario “La Nación”, de Buenos Aires.

Información del sitio “biografiasyvidas.com”, señala que el 21 de junio de 1890 contrajo matrimonio con Rafaela Contreras, mujer con la que compartía sus aficiones literarias y con la que tuvo a su hijo Rubén, nacido en noviembre de 1891.

Poco más tarde, con motivo de las celebraciones del Descubrimiento de América, vería cumplido su sueño de visitar el viejo mundo y desembocó en La Coruña, España, el 1 de agosto de 1892 y tristemente, un año después, sufrió la pérdida de su querida esposa.

En 1906 participó como secretario de la delegación nicaragüense en la Tercera Conferencia Panamericana que tuvo lugar en Río de Janeiro, y poco después fue nombrado ministro residente en Madrid del gobierno nicaragüense de José Santos Zelaya hasta febrero de 1909.

Durante ésta etapa de su vida escribió sus libros más valiosos, tales como: “Cantos de vida y esperanza” (1905), “El canto errante” (1907), “El poema de otoño” (1910) y “El oro de Mallorca” (1913) y también su autobiografía, la cual apareció en la revista “Caras y Caretas”, y llevaba por título “La vida de Rubén Darío escrita por él mismo”.

En 1914 se instaló en Barcelona durante un tiempo para publicar su última obra poética “Canto a la Argentina y otros poemas”, y al estallar la Primera Guerra Mundial, regresó al continente americano, donde se instalaría por una breve temporada en Guatemala.

Con su salud deteriorada el poeta regresó definitivamente a su natal Nicaragua, donde falleció el 6 de febrero de 1916.


Descarga la aplicación

en google play en google play