Escúchenos en línea

La derecha nicaragüense y el servilismo a la carta

Por Néstor Marín, agencia Prensa Latina. Desde Managua. | 13 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Las críticas del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a autoridades españolas en Chile continúan hoy dando de qué hablar a la derecha local, que en su afán de desacreditar al gobierno cae incluso en actitudes calificadas de serviles. Este martes, el ex candidato presidencial por la Alianza Liberal Nicaragüense, Eduardo Montealegre, envió sendas cartas de "disculpas" al jefe del gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, al rey Juan Carlos y al ex gobernante José María Aznar. En la misiva dirigida a Aznar, a quien el mandatario venezolano, Hugo Chávez, calificó de fascista en la Cumbre Iberoamericana de Chile, Montealegre lo trata de "querido Presidente y amigo". Igualmente, lo invita a visitar Nicaragua para analizar "el futuro de la democracia en América Latina". La derecha nicaragüense comenzó a rasgarse las vestiduras inmediatamente después de que Ortega tomara la palabra el sábado pasado en la Cumbre Iberoamericana para criticar la actuación de la trasnacional española Unión Fenosa en este país centroamericano. El mandatario también fustigó a España por su apoyo a la llamada guerra contra el terrorismo que libra Estados Unidos, y denunció una conspiración antisandinista del embajador ibérico en Managua antes de las pasadas elecciones. Inmediatamente después del discurso del líder sandinista, sus detractores comenzaron a acusarlo de pretender hundir a la nación, en alusión a que Madrid, en represalia, podría cortar la cooperación con Nicaragua. La actitud asumida por la derecha fue rechazada este martes por el historiador Aldo Díaz Lacayo, quien aseguró a Prensa Latina que se trata de gente "con una capacidad increíble de sumisión". Conservan intactas las características fundamentales de individuos colonizados, sentenció el analista.

Declaración derechista en el parlamento

Los diputados d elas dos bancadas liberales se sumaron a las condolencias a su rey español. Los bloques parlamentarios de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) y del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) que hacen mayoría en el Congreso dieron lectura a la declaración en el plenario aunque la misma no fue sometida a votación. El pronunciamiento fue respaldado por 47 legisladores liberales y leído en el plenario de la Asamblea Nacional por el diputado Pedro Joaquín Chamorro Barrios, hijo de la ex presidenta Violeta viuda de Chamorro (1990-1997). El grupo de los 38 legisladores sandinistas se levantaron de sus escaños, en protesta, mientras leían el pronunciamiento. En el comunicado expresaron la "más energética condena" al comportamiento del presidente nicaragüense en esa Cumbre y "pedimos disculpas al pueblo y gobierno de España y al gobierno anfitrión de Chile". Según los opositores, la "conducta inadecuada" de Ortega se aleja mucho de la "figura de un estadista que tan alto representante debería de utilizar en el ejercicio de funciones como jefe de Estado nicaragüense". Además, rechazaron por "insensato" el discurso de Ortega en la Cumbre Iberoamericana. La diputada sandinista Alba Palacios, criticó que la oposición perdiera tiempo en ese tipo de declaraciones ya que a su juicio los comentarios de Ortega constituyeron "una discusión normal y natural".

Descarga la aplicación

en google play en google play