Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos



Cambio climático abre puertas a nuevos cultivos de café

Managua. Agencias | 17 febrero de 2017

Comentar    

En medio de una de las mayores crisis de sequía de su historia reciente, Nicaragua se ha visto obligada a tomar medidas drásticas con la producción de café. El país que puede presumir de ser uno de los mayores productores del mundo de este manjar se ha visto obligado a empezar a sustituir el café arábica por el robusta, una variante de más baja calidad que tiene el doble de cafeína, es menos digestiva y deja un sabor mucho más amargo.

Pero, si todos estamos de acuerdo en que el café robusta es a todos efectos peor que el arábica, ¿por qué iban los agricultores de Nicaragua a arriesgarse a poner en entredicho la reputación cafetera de su país con este cambio? La explicación no reside en otro sitio que no sea el cambio climático. El arábica está llevando cada vez peor el incremento de la temperatura, y los responsables de las plantaciones no están dispuestos a renunciar al salvavidas que suponen los más de 400 millones de dólares que la industria del café genera en este país.

El café robusta, más allá de su amargo sabor, proviene de una planta denominada Coffea canephora que, a diferencia de la Coffea arabica, soporta mucho mejor las plagas que cada vez se repiten con más frecuencia por culpa del incremento de la temperatura y, por encima de todo, es mucho más fácil de cuidar. Esas dos cosas, sumadas a la rentabilidad del café robusta, han hecho que en Nicaragua se disparen las hectáreas de terreno dedicadas al cultivo de esta planta.

Pero no todo el mundo está de acuerdo con este cambio. Los agricultores de Nicaragua ya han puesto el grito en el cielo avisando del riesgo que corre su país si se deja llevar por una bajada de calidad en el café que exporta al mundo entero. Por ahora, para evitar que el robusta invada las plantaciones de arábica los agricultores acostumbran a plantar esta variante del café a una distancia de al menos 30 kilómetros del café de más alta calidad.

La cuestión del cambio climático y su impacto en la producción mundial de café es tan seria que los científicos llevan tiempo trabajando en todo tipo de mutaciones genéticas para las plantas que producen los granos de café. La idea es conseguir desarrollar variantes mejoradas de las plantas de café que puedan resistir mejor los cambios drásticos de temperatura, la sequía y las temperaturas extremas.

De momento, hasta que las plantas con mejoras genéticas realmente comiencen a implementarse en los campos de todo el mundo, parece que tendremos café robusta para rato. De momento, se calcula que la producción de esta variedad de café en Nicaragua durante el año pasado ha alcanzado las 1.800 toneladas.



Comentar     Arriba

ESCUCHENOS EN LINEA

En celulares!

streaming ios streaming android streaming bb y otros streaming android

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Pensamiento Crítico

Bolivia: De los Andes a los Alpes, con el tren bioceánico en la mira

Firma de un protocolo de cooperación Casi 20 años atrás llegó a Ginebra como dirigente sindical...

La humildad de Fidel

Muchas personas en el mundo, incluso en Cuba, se sorprendieron cuando el General Presidente,...

¿Por qué volvió a ganar el chavismo?

El chavismo logró su tercera victorial electoral en menos de cuatro meses. Nuevamente, de forma...