Escúchenos en línea

Irán reclama al mundo rectifique después que AIEA ha confirmado que no prepara armas nucleares

Agencia AFP. Desde Teherán, Irán. | 16 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, elogió el viernes el informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) sobre la cooperación nuclear de Irán y criticó a los países occidentales, que basan sus políticas en "falsas informaciones". "El informe (del director de la AIEA, Mohamed ElBaradei) es relativamente realista y en gran medida está libre de la presión de algunas grandes potencias", declaró Ahmadinejad, citado por la página en internet de la televisión estatal. "Ustedes (los países occidentales) han descubierto ahora que las informaciones sobre las que basaron sus resoluciones eran falsas. En este momento, deben ser valientes y decir: 'hemos cometido un error'", agregó. Ahmadinejad se refería a las dos resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que impone sanciones a Irán por su negativa a interrumpir su programa de enriquecimiento de uranio, que puede ser usado para producir electricidad pero también, bajo una forma más sofisticada, para fabricar bombas nucleares. La AIEA estimó en su informe publicado el jueves que Irán había realizado "progresos sustanciales" para informar sobre la naturaleza y magnitud de su controvertido programa nuclear, pero que su cooperación seguía siendo insuficiente. La AIEA insistió en la necesidad de que Teherán le dé un mayor acceso a sus instalaciones debido a la "necesidad de restaurar la confianza en la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa". El informe habla también de las centrifugadoras de enriquecimiento de uranio P1 y P2, que están en el corazón del programa nuclear iraní y sobre las cuales Irán se comprometió a dar más datos. La agencia de la ONU desea además verificar algunas informaciones sobre su funcionamiento actual. Ahmadinejad consideró que este informe debía traer consigo un cambio de actitud por parte de Estados Unidos, que desea obtener el apoyo necesario para aprobar otro paquete de sanciones de la ONU contra Irán. "Ha llegado la hora de que el gobierno estadounidense corrija su actitud. No esperamos grandes excusas por su parte pero sí un cambio de actitud", explicó. Irán siempre mantuvo que su programa nuclear tenía como único fin la producción de electricidad pero Washington le acusa de querer fabricar el arma atómica. La Casa Blanca estimó que el informe mostraba "desgraciadamente y de forma muy clara que Irán no parecía estar interesado en trabajar con el resto del mundo". Por su parte, las autoridades de Londres y París pidieron un poco de tiempo para estudiar el texto de la AIEA, aunque ya reclamaron a Irán más esfuerzos. Este viernes, según la agencia Irna, el embajador de Irán ante la AIEA, Ali Asghar Soltanieh, afirmó que su país no renunciaría jamás a "derechos inalienables" como el enriquecimiento de uranio. Por otro lado, según una fuente diplomática que ha pedido el anonimato, los seis países implicados en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní anularon una reunión programada para el lunes en Bruselas porque los delegados de China no podían asistir a ella. Los representantes de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia) y Alemania tenían previsto hablar sobre la eventual imposición de nuevas sanciones a Teherán.

Descarga la aplicación

en google play en google play