Escúchenos en línea

Creciente polarización en México por indefinición de elecciones

Prensa Latina (PL). Desde Ciudad de México. | 4 de Agosto de 2006 a las 00:00
La indefinición sobre el presidente electo en las elecciones del pasado 2 de julio en México acrecienta hoy la polarización del país en torno a los dos candidatos que aseguran haber triunfado en los comicios. La tensión que se está gestando, subterránea aún, se atiza ante la decisión de uno de esos aspirantes, el opositor Andrés Manuel López Obrador, de mantener en las calles a miles de sus simpatizantes en demanda de un recuento de votos. López Obrador y los tres partidos de la coalición Por el Bien de todos, que lo postuló, sostienen que mediante acciones irregulares y fraudulentas se les redujeron boletas y se le incrementaron al oficialista Felipe Calderón. Los datos de los escrutinios divulgados por el Instituto Federal Electoral (IFE) el 6 de julio último, dieron una estrecha ventaja a Calderón sobre López Obrador tras el recuento de actas en los 300 distritos del país. La alianza impugnó ese resultado ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el encargado por ley de calificar la validez de los comicios y declarar al presidente electo antes del 6 de septiembre próximo. Esa instancia se encuentra enfrascada aún en el análisis de los 364 juicios de inconformidad presentados por la coalición y el gobernante Partido Acción Nacional (PAN), el cual nominó a Calderón. El ambiente de incertidumbre lo acentúa el hecho de que hasta el momento el Tribunal no ha dado señales en torno a cuando dará a conocer su veredicto sobre la cita con las urnas. López Obrador llamó el domingo pasado a sus simpatizantes, tras una marcha de dos millones 400 mil personas en la capital, de acuerdo con cálculos de la policía, a mantener una vigilia permanente hasta el fallo de los magistrados. Desde ese mismo día, miles de personas levantaron 47 improvisados campamentos en la Plaza de la Constitución, popularmente conocida como el Zócalo, calles del centro de la ciudad y la transitada avenida Paseo de la Reforma. Los manifestantes reclaman un nuevo conteo de los votos, uno a uno y casilla por casilla, para legitimar la elección, en la cual sostienen que López Obrador triunfó. Los bloqueos generan este jueves por quinto día consecutivo un verdadero caos del habitualmente denso tráfico en la populosa capital de México y constantes llamados del PAN y el gobierno federal para que la policía intervenga. El presidente del gobierno del Distrito Federal, Alejandro Encinas, ha resistido las presiones para reprimir a los manifestantes e incluso el jefe de Seguridad Pública de la capital, Joel Cuevas, anunció que renunciará de recibir una orden en ese sentido.

Nuevas protestas de mexicanos ante demora de decisión electoral

El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador convocará a los mexicanos a nuevas acciones de resistencia, si en dos o tres días el Tribunal Electoral Judicial de la Federación (TEPJF) continúa sin resolver el conflicto postelectoral. Esta instancia que trabaja en la revisión y análisis de las impugnaciones de los partidos políticos contrincantes en los comicios, tiene la responsabilidad de declarar la validez del proceso y proclamar al presidente electo antes del 6 de septiembre. Ante lo que el representante de la coalición Por el Bien de Todos considera ya una dilación, se emprenderán otras modalidades que intensifiquen las movilizaciones de demanda del recuento voto por voto por un supuesto fraude de los comicios del 2 de julio último. Voceros de la coalición reconocieron que aunque los plantones iniciados el domingo último son molestos, significan un precio menor a vivir un retroceso democrático en el país, debido a las presiones e imposiciones del aspirante oficialista del Partido Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón. Aun cuando no se conoce qué medidas aplicarán en lo adelante, afirmaron que ninguna será espontánea, todo lo contrario, estarán bien coordinadas para evitar provocaciones y obedecerán a la iniquidad de la contienda electoral y a las evidencias de que hubo fraude. En su opinión lo que está en juego y se decide en esta etapa es si México continúa o no una senda democrática y con un presidente legítimamente electo. Al respecto, rechazaron las críticas y amenazas a la resistencia pacífica por cuanto también fue utilizada por el PAN en el pasado con iguales propósitos. En el plantón de protesta, que ya tiene seis días, no se han producido incidentes, ningún comercio o negocio es saqueado ni se han roto vitrinas. Este fin de semana los integrantes de Por el Bien de Todos realizarán un recorrido por todo el Distrito Federal para informar a los ciudadanos de las inconformidades presentadas al TEPJF y denunciar a lo que llaman cártel del fraude, encabezado por el PAN.

Descarga la aplicación

en google play en google play