Escúchenos en línea

Tribunal acoge recurso y mantiene vigentes los Consejos del Poder Ciudadano

Varias agencias. Desde Managua. | 21 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), derogados por la mayoría opositora en el Parlamento, continúan vigentes como instrumentos del estado, luego de que el Tribunal de Apelaciones aceptó un recurso de amparo contra esa decisión legislativa. Tras la aceptación del reclamo presentado por directivos de los CPC en Managua, el presidente de esa instancia judicial, Gerardo Rodríguez, ordenó al presidente de la Asamblea Nacional, el sandinista René Núñez Téllez, no publicar la reforma a la Ley de Organización del Poder Ejecutivo. En represalia, las tres bancadas que adversan al Frente Sandinista de Liberación Nacional en la Asamblea Nacional; el Partidos Liberal Constitucionalista, la Alianza Liberal Nicaragüense y el Movimiento Renovador Sandinista, se negaron a sesionar. La decisión definitiva sobre el futuro constitucional de los CPC, que son promovidos por el gobierno que encabeza el presidente Daniel Ortega como una forma de democracia directa, corresponderá ahora a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. Rodríguez dijo que el alcance de su resolución estará vigente mientras la sala Constitucional no se pronuncie sobre el asunto. Por su parte, Núñez declaró que no acatará la orden del Tribunal y no mandará a publicar la ley, y por tanto, los CPC "se pueden instalar mientras no se publique la ley". Aún cuando prevalezca la prohibición de otorgar apoyo institucional a los CPC, Ortega reiteró el martes que el próximo 30 de noviembre se instalará el gabinete nacional del poder ciudadano. "En la Asamblea (Nacional) están cometiendo el grave error de querer negarle el derecho del pueblo de organizarse. Eso no se puede hacer. Nosotros vamos a instalar el viernes 30 el gabinete de los Consejos", aseveró el gobernante. El líder sandinista acusó además a la oposición de asumir una actitud retrasada y reaccionaria, al querer negarle al pueblo -dijo- su derecho a ejercer el poder. El presidente de la derechista Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Eduardo Montealegre, cuestionó la decisión del tribunal por interrumpir el proceso de formación de leyes e inquirió a Núñez a mandar a publicar la norma, porque si no, alegó, estaría violando la ley. "En todo esto de derecho se establece que debe haber una relación armónica entre los poderes del estado y lo que hizo el Tribunal de Apelaciones es violar la ley judicial y se rompe la armonía, entonces tenemos que buscarle una solución", apuntó. El Primer Secretario de la directiva parlamentaria, el liberal arnoldista Wilfredo Navarro, calificó la decisión judicial como una "leguleyada" y una "maniobra política" y señaló que los magistrados de apelaciones admitieron el recurso en tiempo récord. Advirtió que si Núñez no manda a publicar la ley, luego del rechazo abrumador a los CPC, van a impedir que el legislativo siga sesionando indefinidamente y no descartan que una mayoría de diputados reestructure la Junta Directiva y destituya a Núñez. "Esta es una irresponsabilidad del gobierno, porque los magistrados responden a la voluntad y la prepotencia del gobierno, que es el gobierno y el Frente Sandinista quienes generan esta crisis", dijo Navarro. El jefe del grupo parlamentario del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Edwin Castro, por su lado, afirmó que Núñez actuó bien al no ordenar la publicación del rechazo al veto presidencial, en cumplimiento de una orden judicial, de un tribunal jurisdiccional. "Todos los diputados estamos obligados a respetar la orden del TAM porque de lo contrario no estaríamos en un estado de derecho", argumentó Castro. "Esta es una rabieta política", dijo Castro, manifestando que el jueves debieran volver a la Asamblea Nacional los diputados porque van a reflexionar "y porque la almohada es buena consejera". Castro comparó las diferencias como cuando un muchacho es dueño del equipo de béisbol y cuando va perdiendo se lleva la pelota, por lo que llamó a los diputados opositores volver a las sesiones y aceptar la realidad. El jefe del grupo parlamentario del PLC, Maximino Rodríguez, sostuvo que el Tribunal de Apelaciones bien podía admitir el recurso de amparo interpuesto por los directivos de los CPC, pero no ordenar la suspensión de la ley aprobada por el Parlamento. "Lo que pasa es que el presidente del Parlamento (René Núñez) no quiere mandar a publicar el veto porque él también pertenece a los CPC, y los liberales continuaremos presionando para que se respete el trabajo de los diputados", advirtió Rodríguez. En tanto, el diputado Wálmaro Gutiérrez dijo que los tales diputados demócratas no son demócratas, porque no aceptan las reglas del juego de la democracia y quieren ignorar una disposición del poder judicial. Los exhortó a acatar lo resuelto por el Tribunal de Apelaciones y no asumir posiciones políticas que contraríen la Constitución Política . Rodríguez acusó al gobierno y al FSLN de violentar la Constitución Política , al pretender imponer por la fuerza a organismos partidarios como los CPC y pasar por encima de una ley aprobada por la Asamblea Nacional . Consideró como un "adefesio jurídico" de los magistrados del tribunal de apelaciones de Managua por ir en contra de una ley alegando que estaba en formación. Ante la negativa de René Núñez de mandar a publicar el rechazo al veto, "vamos a presionar como bancadas democráticas a fin de que se respete el trabajo de la Asamblea Nacional", aseguró Rodríguez.

Descarga la aplicación

en google play en google play