Escúchenos en línea

Instalan Consejo de Convivencia y Seguridad, encabezado por Aminta Granera

Varias agencias. Desde Managua. | 21 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega tomó juramento el miércoles a la Comisión de Convivencia y Seguridad, encabezada por la jefa de la policía, Primera Comisionada Aminta Granera La comisión fue creada el 28 de julio de 2004 por el gobierno de Enrique Bolaños. El 5 de febrero pasado, el presidente Ortega reformó la estructura de la comisión, que estaba presidida por el Ministerio del Interior. Bajo esa reforma, la Comisión está ahora encabezada por el delegado de la Presidencia, en este caso la comisionada Granera. La comisión está integrada por representantes de los ministerios de Gobernación, de Educación, de la Familia y de Salud; de los institutos de la Mujer, de la Juventud y de Deportes, de la Dirección General de la Policía Nacional, del Sistema Penitenciario Nacional, de Migración y Extranjería, tres representantes de la Organizaciones de la Sociedad Civil, la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica, el Consejo Nacional de Pastores Evangélicos de Nicaragua y la Dirección General de Bomberos. El objetivo principal de la Comisión, en las próximas semanas, será garantizar la tranquilidad ciudadana de cara a los festejos navideños.

Ortega defiende a los CPC

Tras juramentar a Granera, el mandatario instó a los diputados opositores que pretenden impedir la instalación de los llamados Consejos del Poder Ciudadano (CPC), a respetar el derecho constitucional del pueblo a organizarse. Estoy haciendo un llamado a esos hermanos diputados a que respeten al pueblo nicaragüense, a que respeten a los ciudadanos nicaragüenses, expresó Ortega. "Y aún cuando el poder judicial hubiese establecido que estaba bien hecho lo que hizo mal la Asamblea Nacional, ¿quién le va a impedir al pueblo organizarse?", dijo Ortega durante el acto. "¿Quién le impidió al pueblo organizarse contra la tiranía somocista?", preguntó el mandatario, en alusión a la dinastía de los Somoza, derrotada en julio de 1979 por la insurrección popular que lideró el Frente Sandinista de Liberación Nacional. La oposición derechista se unió el martes en la Asamblea Nacional, para rechazar con 52 votos de los 92 posibles la puesta en marcha del Poder Ciudadano. Según el esquema de gobierno, los consejos están diseñados para discutir y tomar decisiones en los barrios y comunidades, y son una manera de "democracia directa". En los consejos, que integran a casi un millón de personas, tendrían participación todos los sectores del país y el gobierno estaría obligado a acatar las decisiones que adopten, según dijo el propio mandatario. Ortega ha delegado la organización y coordinación de los 16,957 consejos en su esposa y portavoz del gobierno, Rosario Murillo. Durante su intervención, el líder sandinista citó varios artículos de la Constitución que amparan la creación de los CPC. De acuerdo con el gobernante, los diputados, los ministros y el propio presidente están subordinados al pueblo. La soberanía nacional de Nicaragua radica en el pueblo, sentenció.

Gigantesco operativo de seguridad

Por su parte, la comisionada Granera explicó que "la Policía Nacional, obedeciendo las disposiciones que el Presidente de la República ha orientado con anterioridad, tanto la constitución e instalación de la Comisión Nacional de Convivencia y Seguridad Ciudadana, como el lanzamiento que hará de la Jornada Popular de Prevención del Delito y de los Accidentes de Tránsito en este año". Agregó que "la prevención social nos obliga como institución a coordinar esfuerzos con la comunidad, sus distintas expresiones organizativas para que la Policía Nacional pueda desde la comunidad, con la comunidad, por la comunidad y para la comunidad, trabajar por la seguridad de Nicaragua". Granera prometió que en Managua "y en todos los lugares donde nuestro pueblo esté concentrado en este período de fin de año verán policías uniformados y agentes de inteligencia de civil que estaremos trabajando por su seguridad". Durante el evento, realizado en el auditorio de la Universidad Católica (UNICA), el comisionado mayor Francisco Díaz, jefe de Seguridad Pública Nacional, anunció que la Jornada Popular de Prevención del Delito y de los accidentes de tránsito inicia la próxima semana con "Plan Pólvora", para impedir la venta y fabricación de juegos pirotécnicos en sitios no autorizados. Bajo el lema "Por una cultura de paz, valores, convivencia y unidad familiar", la Policía continuará ejecutando el "Plan Tolerancia Cero en Accidentes de Tránsito". En ambos planes participarán diez mil policías, 2,656 medios de comunicación y mil 229 medios motorizados. Simultáneamente, la Policía garantizará las cosechas de maní y de café, continuará con planes especiales para frenar y erradicar el abigeato, atajar el trasiego de drogas, de vehículos robados y de madera, y capturar a los delincuentes con órdenes de captura pendientes. En esos operativos, dijo Díaz, "vamos a emplear 3 mil 800 fuerzas policiales, 320 medios de comunicación y 250 medios motorizados". "Además de estos planes vamos a ejecutar otros planes: vigilancia en paradas de buses, centros comerciales, mercados y bancos, promociones escolares, protección a turistas nacionales y extranjeros, recursos naturales, protección a 80 mil puntos de alfabetización a nivel nacional, recursos del programa Hambre Cero y prevención de la violencia juvenil", aseguró Díaz.

Descarga la aplicación

en google play en google play