Escúchenos en línea

Más de la mitad de las textileras de zonas francas violan normas ambientales

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 23 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Mas del 50 por ciento de empresas textiles maquiladoras que funcionan en zonas francas no cumplen normativas ambientales vigentes en Nicaragua, lo que provoca afectaciones "moderadas y severas" socio-ambientales en el país, indica un estudio conocido el jueves. El subdirector del Centro Humboldt, no gubernamental, Víctor Campos, informó a Acan-Efe de que se realizó un estudio en 27 empresas maquiladoras en todo el país, entre marzo y abril de este año. La fuente dijo que personal especializado del centro en ese período visitó las empresas para tomar muestras de las aguas residuales que vierten estos centros industriales. Campos enfatizó que las transgresiones a las normativas y procedimientos dictadas por las autoridades del país sobre cómo disponer de las aguas residuales se centran en el vertido de aguas residuales que vienen de procesos industriales. Puso de relieve que de la mitad de ese 50 por ciento de empresas visitadas, el 45 por ciento violan las normas ambientales contenido en la ley contra delitos ambientales que entró en vigencia en mayo pasado, y no sólo el decreto de vertidos. "Si extrapolamos estos datos, y asumimos que el otro 50 por ciento que no visitamos tienen el mismo comportamiento, estaríamos hablando de que otras 20 empresas también no cumplen las normas", afirmó Campos. Indicó que una de las violaciones consisten en que la cantidad de las aguas residuales que salen de estas empresas están por encima de las que establecen las normas ambientales. Además, se encontró que en 7 de las 27 empresas visitadas no tenían ningún permiso ambiental para operar de parte de las autoridades del ministerio nicaragüense de Recursos Naturales y del Ambiente (Marena). El subdirector del Centro Humboldt anotó que, a pesar de que el Marena, cuenta en sus registros con estas violaciones al decreto de vertido, todavía no se ha abierto procesos administrativos contra los violadores de las normas ambientales. "Consideramos que hay una actitud complaciente de parte del ministerio del Ambiente en cuanto a exigir y dar seguimiento al cumplimiento de las leyes del país", señaló Campos. Sostuvo de que a raíz de que entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y los Estados Unidos, conocido como CAFTA por sus siglas en inglés, el número de instalaciones de estas textiles ha aumentado sin regulaciones ambientales. "El Centro Humboldt considera que las inversiones de las maquilas son importantes pero creemos debe de hacerse una inversión responsable, no pedimos mas que se cumplan el decreto de vertidos y la ley contra delitos ambientales que entró en vigencia en mayo pasado", dijo Campos. Señaló que con las muestras obtenidas y el nuevo marco jurídico de la ley de delitos ambientales y el contenido del Código Penal, recién aprobado por el Parlamento "estaríamos en la disposición de actuar y acusar por la vía penal, si encontramos en el nuevo monitoreo que estamos haciendo que hay incumplimiento a la ley". Especificó que estas textileras maquiladoras en algunos casos están obligadas a construir obras y procedimiento, además de establecer las normativas que señala las leyes. Reconoció que algunas empresas cuentan con plantas de tratamiento de aguas y pilas de oxidación, lo que después es vertido a los ríos, quebradas y lagos, pero en algunos casos depositan las aguas directamente a las pilas sin ningún tratamiento anterior. Hay casos de que lo que sale de las pilas de oxidación, va sin el tratamiento adecuado y vierten al Lago de Managua en el sector de las costas en el municipio de Mateare, precisó Campos.

Descarga la aplicación

en google play en google play