Escúchenos en línea

Chávez y Uribe intercambian acusaciones y relaciones a punto de la ruptura

Varias agencias. Desde Caracas, Venezuela. | 25 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Las relaciones entre Bogotá y Caracas quedaron sumidas el domingo en la peor crisis en los últimos años por un cruce da acusaciones entre sus presidentes, originado en la decisión unilateral del colombiano Álvaro Uribe de cancelar la mediación del venezolano Hugo Chávez para un canje de 45 prisioneros entre la guerrilla por 500 guerrilleros presos en Colombia. El presidente venezolano Hugo Chávez ha anunciado que congela las relaciones con Colombia, por las mentiras que contiene la última declaración de Uribe. AUDIO DE LAS DECLARACIONES DE CHÁVEZ (mp3) "Declaro al mundo que las relaciones con Colombia las meto en un congelador porque no creo en nadie en el gobierno de Colombia. Lo que el presidente de Colombia hizo es lanzar un escupitajo brutal en nuestro rostro, que le pusimos el alma para tratar de buscar el camino a la paz. Ha emitido un comunicado cargado de mentiras y eso es grave cuando un gobierno miente", ha dicho Chávez. Durante la inauguración de nuevas infraestructuras en el estado Zulia oeste de Venezuela, Chávez ha señalado que el gobierno de Uribe ha mentido reiteradamente para justificar poner fin a la mediación de un canje humanitario en el país vecino. "Hicimos unos esfuerzos, pero yo creo que el gobierno de Colombia no quiere la paz. Ahora sí me convencí, la patada que le dieron a la mesa fue para evitar el camino a la paz y por supuesto le he perdido toda la confianza al Presidente de Colombia", aseguró el Jefe de Estado venezolano. Uribe suspendió la mediación que había delegado el 31 de agosto con el argumento de que Chávez ignoró su pedido de no entrar en contacto con los mandos castrenses colombianos, al llamar por teléfono al jefe del Ejército colombiano, Mario Montoya. Además: La versión de Uribe Chávez afirmó que la decisión de Uribe se debe a presiones de Estados Unidos, los militares y sectores dominantes. "Si Uribe quiere romper las relaciones por esto, que lo haga allá él con su conciencia. Yo no las voy a romper, pero qué triste que haya un presidente mentiroso y que no dé la cara. Colombia merece otro presidente, uno que sea digno", agregó. Adujo que el gobierno colombiano no apreció "todos los esfuerzos" que hicieran muchas personas en los últimos tres meses. "Hasta la vida la arriesgaron, metiéndose en esos lugares peligrosos a buscar a Marulanda", acotó en referencia a Manuel Marulanda, alias Tirofijo, jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, la mayor guerrilla de ese país. Chávez insistió en que sus gestiones habían avanzado mucho, y que estaba "muy seguro que lo íbamos a lograr, el acuerdo humanitario". Por ello considera "una falta de respeto del presidente Uribe", que "sin siquiera una llamada", terminó la mediación. "Se lo digo claro (Uribe) porque usted no da la cara, manda a que saquen papeles, manda a que hablen por usted. Yo no, yo doy la cara, mi vergüenza... y el presidente Uribe está mintiendo... de manera descarada, horrible, fea. Creo que Colombia merece otro presidente, merece un mejor presidente, un presidente que sea digno, lo merece", afirmó el mandatario venezolano. "Ellos esgrimen una razón y la repiten ayer en un comunicado y eso es más grave porque me echan la culpa a mí. Uribe rompió ese compromiso y me echan la culpa a mí que he dedicado horas. Siento el dolor de cada uno de los familiares de los secuestrados", prosiguió. "Colombia merece un mejor presidente, porque es un pueblo es digno, tan digno como el pueblo venezolano", dijo. "Queremos la unidad y la paz con Colombia, el sueño supremo de Bolívar y Miranda" Chávez indicó que en la cumbre Iberoamericana de Santiago le propuso al gobernante colombiano mantener una línea de contacto telefónico para tratar los temas críticos de la mediación y que "Uribe rompió con ese compromiso". El acuerdo indicaba que "ante cualquier cosa que ocurra o noticia que salga que pueda poner en riesgo este proceso nos llamamos por teléfono (...) aclaramos cualquier cosa y lo mismo de mi parte. Cualquier cosa (que ocurra) yo te llamo, vamos a tener una línea porque esto es algo muy delicado", relató. La actual crisis es la peor desde aquella que desató el secuestro en Caracas del llamado canciller de las FARC, Rodrigo Granda, a manos de agentes venezolanos pagados por autoridades colombianas, en enero de 2005. En esa ocasión, Chávez suspendió las relaciones comerciales y la construcción de un gasoducto binacional. El tema económico es particularmente sensible si se tiene en cuenta que el intercambio comercial alcanzará este año la cifra récord de 6.000 millones de dólares. Chávez no aclaró inmediatamente qué acciones concretas implicará su decisión de este domingo. "Ya sabemos que tenemos allá un presidente que ya sabemos de lo que es capaz; de mentir ante el mundo sin vergüenza de ningún tipo", sentenció. La batalla verbal que se ha presentado entre los dos mandatarios ha provocado inquietud entre los diversos sectores de Colombia, que mantiene ahora unos niveles récord de exportaciones al vecino país, los cuales llegan a unos 4.300 millones de dólares y que se espera lleguen en el 2007 a unos 6.000. Se calcula que Venezuela produce el 40% de los alimentos que consume y por ello debe acudir a las importaciones de esos productos desde el extranjero, especialmente desde Colombia.

Descarga la aplicación

en google play en google play