Escúchenos en línea

Evo Morales llama a referendo para ratificar Constitución y pide calma para frenar feroz embestida de la oligarquía

Varias agencias. Desde La Paz, Bolivia. | 25 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó este domingo a la calma y a un pacto social, después de los choques desatados tras aprobarse el sábado una nueva Carta Magna por 136 de los 255 constituyentes, que este fin de semana dejaron un saldo de tres muertos y más de 130 heridos. Morales dijo que en las últimas horas se ha visto con mucha preocupación que grupos delincuenciales en Sucre llamaron al enfrentamiento entre bolivianos, movidos por intereses políticos. "Siento que hay grupos que no quieren cambio, que quieren retornar a otros modelos, como el neoliberal", vigente durante las últimas dos décadas, en que los bolivianos "fuimos subcampeones de la corrupción", aseguró. "Estoy seguro de que algunos grupos no aceptan que un indígena sea presidente, ese es el tema de fondo. Esos grupos han dicho que van a desgastar al «indio». No aceptan que los pobres también podamos gobernarnos", agregó Morales, un dirigente social aymara nacido del movimiento sindical cocalero. "Quiero pedir al pueblo boliviano, paz serenidad y todos apostemos al cambio democrático con justicia social. Esta nueva Constitución Política del Estado (CPE) garantiza los cambios profundos en democracia, será ratificada, será aprobada por el pueblo boliviano, en el referéndum que es lo más democrático. Quiero pedir serenidad y a las autoridades que aporten a que haya una paz con justicia social", dijo Morales. En su mensaje a la Nación trasmitido por diferentes medios de comunicación, el mandatario hizo un firme alegato en favor de la nueva Carta Magna, diciendo que garantizará "cambios profundos en democracia", y que se resumen en la recuperación de los recursos naturales para el Estado y una nueva distribución del ingreso, al tiempo de llamar a "un pacto social entre los bolivianos". El mandatario aclaró que participaron constituyentes de los nueve departamentos del país y de diferentes partidos políticos (139 asambleístas) representantes de diferentes sectores, 10 agrupaciones políticas, algunos con el 100 por ciento y otros incluso de partidos de oposición. Dijo que el hecho de que haya respaldo de 10 fuerzas políticas demuestra que hay conciencia de los constituyentes para garantizar las transformaciones profundas en el país. Morales afirmó que hay varios temas importantes que viabiliza la nueva Carta Magna como es el caso de la autonomía. "Mediante esta nueva CPE se garantiza la autonomía departamental y autonomías indígenas. Ese pedido clamoroso de los sectores sociales se constitucionaliza mediante esta nueva Constitución", agregó.

Derecho a revocar los mandatos

Un segundo punto importante, continuó, es la nacionalización de los hidrocarburos que se constitucionaliza y los recursos pasan a dominio del Estado boliviano y hay candados para que nunca más los hidrocarburos sean entregados como antes. Destacó la importancia que los servicios básicos (agua, energía, luz y comunicación) son declarados como derecho humano y debe ser por tanto de servicio público y no de negocio privado. Manifestó que el pueblo debe tener derecho a revocar el mandato, como establece la nueva Constitución. "Por lo menos tres veces se acordaron (posibles soluciones) con el Comité Interinstitucional (…), ya estaban resueltas y acordadas con los dirigentes, pero llegó un Branko Marinkovic (presidente del Comité Cívico de Santa Cruz) y ya no sirve ningún acuerdo", dijo el mandatario. Morales dijo que está seguro que los sectores de ultraderecha, conservadores, neoliberales se opondrán al cambio expresado en la Constitución. Manifestó que para evitar la nueva Carta Magna intentaron cerrar por todos los medios la Asamblea. Recordó que los opositores al cambio plantearon las autonomías movilizando a la gente y cuando se decidió aceptar esa propuesta, no tenían argumentos para seguir movilizando gente con mentiras. "Posteriormente se habló del voto de los dos tercios y se respondió no solo los dos tercios y se habló el referéndum", agregó. Luego se pretendió perjudicar con el tema de la propiedad privada, pero se aclaró el respeto de la propiedad privada incluida la economía plural. Recordó que luego encontraron en la capitalidad otro argumento para afectar la Asamblea. Siento que algunos dirigentes de Sucre se dejaron manipular por grupos que no quieren el cambio, mediante una nueva Constitución, dijo Morales "No entiendo cómo algunos pueden llevar a la confrontación entre bolivianos, quiero que sepan que en junio de este año invité a autoridades de Sucre y su Comité, les advertí que este tema iba a llevar a la confrontación, incluso les reflexioné", agregó. No entiende cómo es que algunas personas representantes cívicos y de la Prefectura cruceña transiten constantemente a Sucre como su hacienda. "Que algunos dirigentes de Santa Cruz manejen como pongos a otros dirigentes de Sucre", agregó. En su mensaje, el mandatario pidió a los sucrenses identificar a los responsables que los manipularon hasta llegar a la violencia. "Jamás he instruido, el gobierno no ha instruido a la Policía utilizar armas de fuego para acabar con vidas. No somos de la cultura de la muerte, somos de la cultura de la vida", recalcó. "Queremos una investigación independiente, los responsables tienen que ser juzgados y el Ministerio Público tiene que dar con los autores y toda nuestra colaboración en la investigación sobre estos hechos lamentable. No compartimos estos hechos. La demanda de la capitalidad la respetamos, pero ahora se volvió netamente en una reivindicación política (…) que lamentablemente incentivó la destrucción de Sucre”, dijo Morales. Agradeció el aporte de la Policía por cumplir su rol constitucional para garantizar la propiedad pública y privada y garantizar la seguridad de los constituyentes. "Algunos grupos sólo estaban esperando que llegue el 14 de diciembre para no tenga éxito la Constituyente", afirmó. El Jefe de Estado agradeció a los movimientos sociales que históricamente lucharon por la justicia e igualdad y que ahora garantizan una nueva Constitución que está seguro que será refrendada y aprobada en un referéndum por el pueblo boliviano, que es lo más democrático. Manifestó que gracias al movimiento campesino de Chuquisaca logró encontrar una salida al tema de la capitalidad. El gobernante indígena mostró además extrañeza porque "reivindicaciones sociales (como el pedido de Sucre de ser sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo) se manejen desde un punto de vista partidario".

La nueva constitución

El texto constitucional fue elaborado en base a los informes finales de mayoría y minoría de las 21 Comisiones de la Asamblea, recogiendo las propuestas de los 255 constituyentes, dijo la presidente del Foro Silvia Lazarte. El próximo paso es el debate en detalle de cada uno de los artículos, trabajo que luego será sistematizado por el Comité de Integración y Compilación. La Constitución en detalle debe ser aprobada por dos tercios de voto de los 255 constituyentes. El texto constitucional aprobado consta cuatro partes. La primera de ellas se refiere a las bases Fundamentales del Estado (Modelo de Estado, principios valores y fines del Estado y Sistema de gobierno) y los Derechos, Deberes y Garantías de las personas, que incluye un capítulo específico sobre los derechos de las Naciones y Pueblos Indígena-Originario Campesino. La segunda parte del texto de la CPE tiene que ver con los órganos Legislativo, Ejecutivo y Judicial, la Composición y Atribuciones de la Asamblea Legislativa Plurinacional y el Procedimiento Legislativo. Se refiere también a la función Electoral de Contraloría y de Defensa de la Sociedad, a la Participación y Control Social; Fuerzas Armadas y Policía Boliviana y Relaciones Internacionales y Fronteras. La tercera parte versa sobre la Estructura y Organización Territorial del Estado, Autonomías Departamental, Regional, Municipal e Indígena Originaria Campesina La cuarta parte se refiere a la Estructura y Organización Económica del Estado. Existen capítulos específicos sobre las funciones del Estado en la Economía, las Políticas Económicas, fiscal, monetaria y financiera.

Sucre en tensa calma

Tras dos intensas jornadas de violencia la ciudad de Sucre retornaba la tarde de este domingo a una precaria calma. El ministro de gobierno (Interior), Alfredo Rada, dijo que tiene reportes de que la calma está llegando paulatinamente de Sucre y responsabilizó a Jaime Barrón y John Cava, líderes civiles de esa región, de haber promovido la violencia. El domingo falleció un carpintero por el impacto de una granada de gas cuando manifestantes asaltaron y quemaron varias instalaciones de la policía. En La Paz el comandante de la Policía, general Miguel Vásquez, aseguró que un policía murió "linchado" por una turba, pero no dio más detalles. Medios locales dijeron que los principales hospitales no registraron al agente fallecido. El comandante policial de Sucre, coronel José Galván, aseguró que más de cien presos del principal penal escaparon en medio de los disturbios y de ataques de los manifestantes a las fuerzas del orden. Treinta reos próximos a cumplir su condena optaron por quedarse en la cárcel. "Hemos sido rebasados por las protestas", dijo Galván. Vásquez, desde La Paz, ordenó el repliegue de todos los efectivos en la ciudad de Sucre "por falta de garantías". "Nosotros también hemos sido atacados y queremos evitar más enfrentamientos", dijo en declaraciones a la televisora ATB. Uno de los jefes de las protesta en Sucre, Jaime Barrón llamó el domingo a suspender las movilizaciones y a resguardar cada quien su domicilio después que la policía saliera de la ciudad, y en Cochabamba, el prefecto (gobernador) Manfred Reyes Villa pidió a Morales llamar a referéndum para ratificarle o revocarle su mandato. En tanto, los obispos católicos en un comunicad convocaron a "los grupos enfrentados, a dejar la violencia y buscar en paz y diálogo un camino de cambios". El sábado, los grupos dirigidos desde Santa Cruz se enfrentaron en Sucre con piedras, palos, cócteles molotov y dinamita con la policía. Los vuelos a esta ciudad fueron cancelados desde el sábado y el aeropuerto local permanecía tomado por manifestantes. El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana atribuyó a dirigentes y autoridades de Sucre que en consonancia "con oscuros intereses de la derecha y la oligarquía" haber incitado a la violencia para frenar los cambios que busca el gobierno. En la madrugada, grupos de campesinos y sindicalistas afines al gobierno que habían llegado desde La Paz para proteger las deliberaciones, se retiraron en autobuses hacia la ciudad de Potosí para evitar mayores consecuencias, dijo el concejal de la ciudad de El Alto, Roberto de la Cruz. Pequeños grupos de jóvenes, incluyendo universitarios opositores y algunos vecinos amanecieron en las calles, mientras aún ardían fogatas y la ciudad olía a humo y gas lacrimógeno. No obstante la situación, Quintana dijo que la constitución aprobada en la víspera abre "un giro histórico de cambios para el país".

Descarga la aplicación

en google play en google play