Escúchenos en línea

FSLN desarma a sus adversarios y propone derogar reformas constitucionales que pactó en 2004 con el PLC

None | 6 de Agosto de 2006 a las 00:00
El jefe interino de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), José Figueroa, informó el viernes que los 38 legisladores de su partido introdujeron a la secretaría del legislativo una iniciativa para derogar las reformas constitucionales aprobadas durante los años 2004 y 2005. Las reformas constitucionales están congeladas hasta el 20 de enero del 2007. El Parlamento, que controlan liberales y sandinistas, aprobó en octubre de 2005, con el visto bueno de la OEA y el Ejecutivo, una "ley marco" que congeló las reformas constitucionales hasta el 20 de enero del 2007, diez días después de que asuma el nuevo Gobierno electo en los comicios de noviembre. Las enmiendas constitucionales reducen las facultades del poder Ejecutivo en el nombramiento de ministros, viceministros y embajadores, y traslada bajo la égida legislativa las instituciones que regulan la energía eléctrica, agua potable y telecomunicaciones. Wilfredo Navarro, diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), rechazó la iniciativa de los sandinistas y se pronunció a favor de que el Parlamento apruebe una ley destinada a autorizar al Consejo Supremo Electoral emitir una nueva boleta para que, en las elecciones del 5 de noviembre, los votantes decidan si desean o no las enmiendas. Navarro anunció que insistirán en el referendo. El grupo parlamentario liberal, de 41 diputados, propone celebrar un referendo durante las elecciones generales de noviembre próximo para que los votantes decidan si están de acuerdo o no con los cambios a la Constitución. Tanto el referendo como la propuesta para derogar las reformas constitucionales tienen que ser aprobada por mayoría calificada, es decir con el voto de 56 de los 91 diputados del Parlamento. El diputado arnoldista dijo que la propuesta para derogarlas no tendrá apoyo de los 40 diputados de su bancada del PLC (de los 91 que forman parte del parlamento), y por lo tanto, la iniciativa sandinista no será aprobada "porque para aprobar reformas a la Constitución Política se requiere de una votación calificada de 56 votos, (60% de los diputados) cantidad que no tienen los sandinistas". Figueroa, también tercer secretario de la Junta Directiva del Parlamento, dijo que propusieron derogar esas reformas ante las críticas que reciben esas enmiendas que su grupo aprobó junto a los diputados liberales. Como "los sectores que han polemizado con estas reformas han dicho que esto es un impedimento para la buena marcha y la estabilidad política del país, ahí está la propuesta" para derogar la reforma constitucional", señaló el diputado sandinista. Agregó que la iniciativa es más viable que celebrar un referendo sobre las reformas, como proponen los liberales. Esas reformas, aprobadas en noviembre del 2004 y ratificadas en enero del 2005 por liberales y sandinistas causaron una crisis y provocaron la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA) a solicitud del presidente Enrique Bolaños, que denunció un "golpe de Estado" en su contra. Las reformas, que crearon una crisis política e institucional por casi once meses en este país, restringen facultades al Ejecutivo en los servicios de agua, energía y telecomunicaciones. También faculta al Legislativo a ratificar el nombramiento de los ministros, embajadores y directores de organismos autónomos que hace el Ejecutivo.

Descarga la aplicación

en google play en google play