Escúchenos en línea

Nicaragua es el país de Centro América donde más crecen los negocios de Carlos Slim

elPeriódico, de Guatemala. | 26 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El hombre más rico del mundo, Carlos Slim Helú, está más que deseoso por incrementar sus negocios en Centroamérica. Con la incursión de la Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (Ideal) en Panamá y Honduras, el magnate mexicano cierra la pinza de sus negocios en la región. Al margen del sector infraestructura, lo que sin dudas ha potenciado los negocios de Slim en la región es el mercado de telecomunicaciones. América Móvil, la responsable de las operaciones extranjeras de telefonía móvil, llegó en junio pasado a 6.8 millones de suscriptores en Centroamérica con su subsidiaria Claro. Reportó un nada despreciable ingreso de US$1 mil 400 millones, y un crecimiento del 40 por ciento en comparación con el año anterior. Guatemala es el mayor mercado de América Móvil, con casi tres millones de suscriptores, pero Nicaragua es la plaza de mayor crecimiento. En ese país, Slim planea invertir US$250 millones durante el período 2007-2009, mientras que en Guatemala ese monto ascenderá a la misma cifra en telefonía celular rural. Entre este año y el próximo, Claro instalará unas mil antenas de radio, con las que totalizará 1,600 y abarcará todo el territorio guatemalteco. Los analistas se frotan las manos con los jugosos números de América Móvil. Un informe de Ixe Grupo Financiero, de México, anticipó que antes del 2011 esta transnacional llegará a 214 millones de clientes en América Latina, con un crecimiento anual sostenido del 11 por ciento. Con esas estadísticas, América Móvil mantendría su posición de liderazgo en toda la región. En los últimos años, el magnate mexicano se dedicó a llenarse la bolsa de empresas de televisión por cable, adquisiciones que, sumadas a las telefónicas, le permiten montar lo que ya está ofreciendo en México y Guatemala: el llamado triple play o la convergencia tecnológica para ofrecer telefonía, TV por cable y transmisión de datos por banda ancha.

El grupo Ideal

Con Ideal, la apuesta empresarial más ambiciosa en el istmo, el multimillonario de 67 años pretende invertir en obras de infraestructura como vivienda, instalaciones portuarias, hidroeléctricas y carreteras. Ideal ha ganado dos concesiones en Panamá para la generación, transmisión y venta de energía a través de una prima hermana del imperio Slim: Carso Infraestructura y Construcción (Cicsa), subsidiaria del Grupo Carso. Se trata de los proyectos hidroeléctricos Bajo de Mina y Baitún. El primero, una central eléctrica con una capacidad instalada de 54 megavatios y el segundo, una central similar de 70 megavatios. A estas dos batallas empresariales en territorio panameño, que totalizan US$250 millones, se suma la que perdió por la ampliación del Canal de Panamá, valuada en US$5 mil millones. Aunque eso no es todo. En su agenda está también la instalación de 450 kilómetros de fibra óptica a lo largo de Honduras y Nicaragua, que llevará a cabo por un monto de US$7 millones. También se rumora que estaría interesado en ser la Sociedad Ejecutora del proyecto hidroeléctrico Xalalá, con potencial de 181 megavatios en Guatemala, donde en alguna oportunidad mostró interés en los megaproyectos del Anillo Metropolitano y la Franja Transversal del Norte (FTN). Para Eduardo García, especialista del sitio financiero electrónico Sentido Común, la operación de Ideal –fundada en junio del 2005–, en Centroamérica equivale a "cerrar la pinza" en sus actividades empresariales. "América Latina es una región con muchas necesidades de infraestructura, y si esta prospera esas demandas serán satisfechas", dijo. Desde marzo del 2006, García monitorea el movimiento de la fortuna de Slim, valuada en US$62 mil 827 millones. En el segundo trimestre del 2006, la Impulsora registró ingresos por unos US$60 millones. "Como su nombre lo ha dicho, impulsaremos el desarrollo en América Latina a través de inversiones en infraestructura, vivienda y empleo, con énfasis en el desarrollo de técnicos, ingeniería mexicana e investigación", escribió el propio Slim en su página electrónica, lanzada a inicios de septiembre, respecto de los objetivos de Ideal. El empresario mexicano dijo al periódico español El País, en una entrevista publicada el 15 de julio pasado: "En Ideal ya logramos una cosa: que mucha gente mire hacia Latinoamérica para invertir en infraestructura. Los fondos mundiales, los bancos, los inversores, poseen condiciones para que cualquier proyecto interesante y viable tenga recursos". Al pujar por obras de infraestructura, el conglomerado quiere acortar la ventaja que en la región le ha sacado la constructora Ingenieros Civiles Asociados (ICA), propiedad de la también mexicana familia Quintana, y presente en Centroamérica desde los noventa. Según García, empresas como Ideal e ICA ven a América Central como una extensión casi natural de sus operaciones en México, por similitudes económicas, políticas e incluso de mercado. No obstante, el optimismo de Slim con Ideal podría estar sobrevaluado, al tenor de lo que consignó un reciente informe de la casa de bolsa mexicana Acciones y Valores (Accival), que pertenece al grupo financiero Banamex: "La empresa no ganó nuevos proyectos y sus resultados han sido decepcionantes".

Descarga la aplicación

en google play en google play