Escúchenos en línea

Chávez considera imposible reconciliación con Uribe y la crisis con Colombia se profundiza

Varias agencias. Desde Caracas, Venezuela. | 26 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El presidente Hugo Chávez dijo la madrugada del lunes que será imposible la reconciliación con el mandatario de Colombia, Alvaro Uribe, luego que ambos gobernantes intercambiaron duras acusaciones al agudizarse una crisis diplomática que amenaza las relaciones económicas entre los dos países vecinos. Chávez señaló que Uribe servía a sus "amos" en Washington. "A Uribe se le cayó la máscara", afirmó. "Es el discurso del imperio. Es la voz de oligarquía y es la voz del imperio norteamericano. ... Yo creo que ahora le pudieran hacer una estatua en Washington", añadió durante una entrevista en la cual respondió al discurso del domingo de Uribe. AUDIO DE LA RÉPLICA A URIBE La versión de Uribe "Yo estoy contento con la respuesta de Uribe, porque se le cayó y se le hizo añicos la máscara delante de Colombia. Él no quiere la paz, Uribe lo que quiere es, él pretende, es una obsesión personal, acabar con la guerrilla por la vía militar, él cree que es posible, y como tiene el apoyo de (el presidente George W.) Bush, de muchos recursos, mucho dinero, muchos equipos militares (...)", comentó. El enfrentamiento es el más grave hasta ahora entre Chávez y Uribe, el aliado más firme de Estados Unidos en Sudamérica. Los dos mandatarios habían tratado de cultivar una relación cordial aunque tienen profundas diferencias ideológicas. Las consecuencias podrían ser serias en el ámbito económico. Los dos países son importantes socios comerciales y tuvieron un intercambio de 4,100 millones de dólares el año pasado, de los cuales casi dos tercios son exportaciones colombianas a Venezuela. Ninguno de los dos presidentes anunció planes concretos, pero Chávez anticipó que las relaciones económicas resultarán perjudicadas por la actitud de Uribe, de quien dijo que había recibido "un escupitajo en la cara" al cesar la mediación. Chávez aseguró que efectivamente esta es la peor crisis que se ha producido en las relaciones con Colombia "porque hasta ahora, por más duro que hayan sido los acontecimientos, los jefes de Estado (...) como que no habíamos entrado de lleno al conflicto, sino que nos reservamos para buscar un acuerdo, para llegar a la conversación", comentó. "Yo sí creo que es la más grave crisis, nosotros no queremos romper relaciones ya lo hemos dicho, pero eso dependerá de como evolucione esta situación", enfatizó al tiempo que descartó una reconciliación con Álvaro Uribe. "Las vías de solución pudieran aparecer, no estamos interesados y ojalá el gobierno de Colombia tampoco, en que esto vaya en crecimiento, (...) nosotros pudiéramos sencillamente mantener una relación meramente diplomática, económica (...) es posible que surja una vía, no de reconciliación porque ya es imposible, cuando se llegan a estos niveles entre dos jefes de Estado ya es imposible, pero digamos de un fluir normal diplomático y económico", resaltó. "Y de mi parte", añadió, "habría que esperar un nuevo gobierno en Colombia con el que se pueda hablar con transparencia, ojalá llegue, más pronto que tarde", fustigó.

Sala de crisis

El presidente venezolano comentó que en Venezuela se ha creado "una sala situacional de crisis", que hace seguimiento al conflicto con Colombia, a la que ha convocado al general venezolano Alberto Müller Rojas y al ex vicepresidente José Vicente Rangel, uno de los periodistas que participaba en la entrevista de este domingo en el Palacio de Miraflores, y que se extendió hasta la madrugada de este lunes. El presidente venezolano dijo que Uribe le aseguró en varias ocasiones que la ayuda militar de Estados Unidos a Colombia, está dirigida solamente para el conflicto interno colombiano. "En los cielos de Colombia hay aviones espías, aviones electrónicos, globos, dinero, armamento, bases militares, batallones de la CIA, etc. (...) siempre lo hemos hablado y él (Uribe) me ha dicho: ´no te preocupes que eso es para nuestro conflicto interno` (...) y espero que eso sea así", sostuvo. "Yo espero que Uribe o se vuelva loco y se deje llevar por esas ínfulas guerreristas y pretenda utilizar o dejar utilizar a la hermana Colombia como un factor desestabilizador contra Venezuela, cumpliendo mandatos del imperio norteamericano, eso sería terrible", dijo al tiempo que advirtió que de suceder así, el presidente colombiano "no duraría mucho tiempo en el gobierno, creo que se vendría abajo". "Y espero que eso sea así. Aunque, bueno, hay que estar alerta", manifestó Chávez. "Espero que Uribe no se vuelva loco y se deje llevar por esas ínfulas guerreristas y entonces pretenda utilizar o dejar utilizar a la hermana Colombia como un factor desestabilizador contra Venezuela, cumpliendo mandatos del imperio norteamericano", agregó. "Ahora, si lo tratara de hacer, peor para él", advirtió. "Creo que no duraría mucho tiempo en el gobierno. Creo que se vendría abajo pues". Chávez dijo haber sospechado siempre del "doble discurso" que asegura tuvo el presidente Uribe durante el proceso de mediación y recordó, por ejemplo, cuando en Santiago de Chile, durante la reciente Cumbre Iberoamericana de naciones, el mandatario colombiano dijo querer ser su amigo. "Por eso lo digo, Uribe se ha revelado, y eso es muy bueno que lo sepa Colombia y el continente, por que hasta hace poco en Santiago de Chile Uribe tenía un discurso (de amistad) y yo pues siguiendo la corriente y queriendo ser amigos de verdad (...) pero siempre sospeché que él tenía un doble discurso", enfatizó el mandatario venezolano. Con respecto al comunicado emitido el sábado por el presidente Álvaro Uribe, el mandatario venezolano insistió en que su par colombiano "miente cuando dice que nunca Colombia violó la soberanía de Venezuela, que siempre respetó la soberanía de Venezuela, acusándome de que con una casual y muy cortita llamada telefónica yo violé la soberanía de Colombia", dijo en alusión a la conversación telefónica que sostuvo con el comandante del Ejército colombiano, General Mario Montoya, argumento utilizado por Uribe para romper con las negociaciones para un acuerdo humanitario. En este sentido, recordó el episodio en el que el llamado canciller de las FARC, Rodrigo Granda, fue capturado por efectivos del gobierno colombiano en suelo venezolano en diciembre de 2005 y que desató un fuerte crisis entre los gobiernos de Caracas y Bogotá. "Ahí si fue verdad que violaron la soberanía venezolana, (...) secuestraron aquí a Granda, compraron militares venezolanos que se prestaron para el secuestro, les pagaron violando la soberanía, rompiendo con la confianza", fustigó. Uribe "es un presidente mentiroso, vaya que mentiroso", exclamó. El jefe de Estado venezolano lamentó además la investigación que por supuesta traición a la patria ha abierto la Corte Suprema de Justicia de Colombia, contra la senadora Piedad Córdoba. "Fijate eso, a una mujer digna como esta que hasta arriesgó la vida yendo allá a hablar con (Raúl) Reyes", lamentó. También se refirió al caso del colaborador de TeleSUR, William Parra, quien fue acusado de manipulación por la Policía Nacional de Colombia, luego de lograr una entrevista con Guillermo Solórzano, comandante de ese cuerpo policial en la localidad de Florida, Valle del Cauca, y quien cayó prisionero de las FARC el pasado 04 de junio. "Un periodista de TeleSUR parece que lo acusan, de algo así como conspiración para delinquir porque entrevistó a un capitán de la policía, de los que está retenido por las FARC hace no se cuánto tiempo, y salió el video (...)ahora está acusado, creo que le abren un juicio, me dijo (Andrés Izarra, presidente de TeleSUR) esta tarde", comentó. "Ese es el poder en Colombia, esa es la ologarquía, y yo vuelvo a insistir, esos son los descendientes de (Francisco José de Paula ) Santander" dijo Chávez en alusión a figura emblemática de la historia independentista y republicana que comparten Venezuela y Colombia, quien encabezó el movimiento que se opuso a El Libertador Simón Bolívar.

Relaciones congeladas

Chávez anunció el domingo que congelará las relaciones bilaterales a raíz de que Uribe suspendió la mediación del presidente venezolano en busca de un canje de rebeldes presos por rehenes en poder del mayor grupo guerrillero en Colombia. Además: Chávez congela relaciones con Colombia AUDIO DE LAS DECLARACIONES DE CHÁVEZ EL DOMINGO (mp3) Las declaraciones de Chávez fueron en respuesta a la decisión que tomó Uribe el miércoles para cancelar su mediación con el grupo guerrillero Fuerza Armadas Revolucionarias de Colombia o FARC. La intervención estaba encaminada a promover la excarcelación de rebeldes presos a cambio de la liberación de los rehenes de las FARC, incluidos tres estadounidenses e Ingrid Betancourt, una ciudadana colombiano-francesa que fue secuestrada en el 2002 mientras hacía campaña por la presidencia de Colombia. El gobierno de Uribe argumentó que Chávez rompió las condiciones de la mediación al entablar contacto directo con el mando del ejército colombiano. Según Chávez, el comunicado de Colombia que explicaba las razones de la medida "está cargado de mentiras". En una enérgica respuesta, Uribe dijo que las acciones de Chávez insinuaban que estaba interesado en la instalación de un "gobierno terrorista" de guerrilleros izquierdistas en Colombia. El domingo, Uribe cuestionó los motivos de Chávez. "Sus palabras y sus actitudes dan la impresión de que usted no está interesado en la paz de Colombia, sino en que Colombia sea víctima de un gobierno terrorista de las FARC", precisó el mandatario colombiano en Calamar, población a unos 450 kilómetros al norte de Bogotá. "La verdad, presidente Chávez, es que nosotros necesitamos una mediación contra el terrorismo y no legitimadores del terrorismo", expuso. Chávez ha insinuado que las FARC podrían llegar a deponer las armas y participar en la política. Pero Uribe dijo en referencia a Chávez que "si usted está fomentando un proyecto expansionista, en Colombia ese proyecto no tiene entrada".

Descarga la aplicación

en google play en google play