Escúchenos en línea

Ortega cree que el portazo de Uribe a la paz en Colombia, es parte de la conspiración contra Venezuela

| 26 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega, se mostró este lunes aquí esperanzado de que su homólogo colombiano, Alvaro Uribe, cambie de actitud, y retome el diálogo con el venezolano, Hugo Chávez, para alcanzar un acuerdo humanitario en Colombia. Ortega dijo que las conspiraciones contra el gobierno de Chávez se han recrudecido poco antes del referendo que se efectuará en Venezuela el próximo domingo. Señaló que el pueblo venezolano elegirá el domingo próximo entre el si y el no en cuanto a unas reformas constitucionales que van en la dirección de establecer "un poder en beneficio del pueblo" venezolano. "Pero están las fuerzas retrógradas pro imperialistas, como están en Nicaragua, oponiéndose a que el pueblo tenga voz y participación directa en el poder", según Ortega. Añadió que parte de esta conspiración "es la actitud que de manera sorpresiva asumió el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, (de suspender la mediación de Chávez)". "No se puede entender, dijo Ortega, que teniendo un conflicto tan grave, con una lucha armada única en América Latina, y donde todos estamos deseando que se desarrolle un proceso de paz", se produzca el rechazo a la mediación, dijo el líder sandinista. Tengo la esperanza de que presidente Uribe, a pesar de las presiones que tiene, cambie de actitud después del referendo (del 2 de diciembre) en Venezuela, expresó Ortega este lunes, en rueda de prensa ofrecida en Managua. Tras advertir que el añejo conflicto entre las guerrillas y el gobierno colombianos no tendrá nunca una solución militar, el mandatario nicaragüense se mostró dispuesto a conversar con Uribe, para exhortarlo a retomar el diálogo con Chávez. De acuerdo con el líder sandinista, el único camino para lograr la paz en Colombia es abrir un espacio de negociación, cuyo punto de partida, recalcó, es la liberación de los prisioneros que mantienen ambas partes. "Tengo toda la disposición de tomar contacto con el presidente de Colombia, pero para alentarlo a retomar el dialogo con Venezuela, para lograr que el acuerdo humanitario camine como el punto de partida para que se abran las conversaciones para la paz", aclaró. Ortega admitió sentirse sorprendido por la reciente decisión tomada por Bogota de suspender la mediación de Caracas para lograr un acuerdo que permitiría el canje de prisioneros entre las partes en conflicto. En opinión del mandatario, el cambio de actitud de Uribe forma parte de las presiones que ejercen las fuerzas retrogradas de la derecha, las cuales, dijo, se resisten a los cambios que se están dando en América Latina, en particular en Bolivia, Venezuela y Nicaragua.

Declaraciones íntegras

Queremos expresarnos y manifestarnos sobre la situación latinoamericana en términos generales. Es decir, por un lado sentimos que en América Latina se sigue luchando para buscar el bienestar, y la integración de los pueblos. Pero por otro lado, está siempre la política de las fuerzas de derecha que se resisten a los cambios, financiadas y apoyadas por la política del imperio, tratando de minar y botar gobiernos, como en Bolivia. En Bolivia se viene desarrollando todo un plan, para terminar dándole un golpe al gobierno popular que encabeza el compañero Evo Morales. Nosotros creemos que se están equivocando, porque se van a enfrentar al pueblo boliviano, van a provocar una crisis mucho más grave y estarían afectando este proceso que, de forma pacífica, viene desarrollándose en América Latina a través de los votos. De igual manera, vemos una conspiración en Venezuela, ¡que no es nueva la conspiración del imperio con las fuerzas de derecha en Venezuela! tratando de acabar con el proceso de la Revolución Bolivariana; tratando de derrocar a su Presidente legítimo, el compañero, nuestro hermano Hugo Chávez. Sigue la conspiración y se ha recrudecido en vísperas de las elecciones, en cuanto al referéndum, que son el próximo domingo, 2 de diciembre. Ese día, el pueblo venezolano va a elegir entre el sí y el no, en cuanto a esas reformas, que van en la dirección de establecer un poder en beneficio del pueblo, de los trabajadores, de los campesinos, de todos los sectores de la sociedad venezolana. Pero están las fuerzas retrógradas proimperialistas como están aquí en Nicaragua, oponiéndose a que el pueblo tenga derecho, tenga voz, tenga participación directa, tenga poder. Yo diría que parte de esa conspiración, es la actitud que, de manera sorpresiva, asumió el Presidente Uribe de Colombia; porque no se puede entender que teniendo un conflicto tan grave... Colombia es el único país que ha quedado en América Latina con una lucha revolucionaria armada, donde están dos grandes fuerzas, las FARC y el ELN. Y todos estamos deseando que se desarrolle un proceso de paz, donde el Presidente de Venezuela se empeñó de lleno en este esfuerzo. Yo he tenido la oportunidad de conversar con el Presidente Uribe de Colombia, manifestándole nuestra adhesión, nuestro respaldo a ese esfuerzo. Pero, seguramente el Presidente Uribe tiene muchas presiones, que lo llevan a tomar una actitud que no contribuye a que se alcance la paz en Colombia. Yo espero que se dé, de parte del Presidente Uribe un cambio de actitud, porque realmente ¡no hay solución militar posible en Colombia, no la hay! Yo se lo dije al Presidente Uribe con toda franqueza, allá en Panamá, cuando el Aniversario de la Recuperación del Canal de Panamá para los panameños, aquella lucha encabezada por el General Omar Torrijos. El Presidente Uribe estaba informando muy contento, sobre los resultados de unos combates, yo le dije que tomara en cuenta que esos hechos, no iban a decidir el fin de la guerra en Colombia, que el único camino era la negociación; abrir espacios para negociar. Y el punto de partida para eso, tiene que ver con las personas que están detenidas de uno y otro lado, tanto personal civil como personal militar que están en manos de la FARC, como personal combatiente de la FARC que está en manos del Ejército colombiano. ¡Ese es el punto de partida! Y esto no es nada nuevo. Desde hace años cuando se empezó este proceso en Colombia, que yo tuve la oportunidad de estar presente en ese proceso entre las FARC y el gobierno colombiano, en San Vicente del Caguán, el punto de partida ¡era el mismo! Han pasado los años y siguen en una posición inflexible... las fuerzas más extremistas en Colombia, avaladas lógicamente por el imperio norteamericano, apostando a una victoria militar ¡que no es posible! La única victoria que puede alcanzar el pueblo colombiano, es con la negociación y, partiendo de lograr esta acción humanitaria, que permita la liberación de todas las personas que están detenidas de uno y otro lado. Ese sería el gran respiro y sentaría las bases...! yo tengo la esperanza que el Presidente Uribe, a pesar de las presiones que tiene, cambie de actitud; que pasadas las elecciones en Venezuela el próximo 2 de diciembre, donde el pueblo va a elegir entre el sí y el no, entre un cambio que le dé más poder al pueblo venezolano y ese ¡no! que quiere quitarle el poder al pueblo venezolano y que ha apostado por el golpe. Que pasado ese referéndum el día domingo, se pueda retomar el diálogo entre el Presidente Chávez y el Presidente Uribe. Porque yo estoy seguro que el Presidente Chávez, como lo ha manifestado, está dispuesto a volcarse de lleno para contribuir a la paz en Colombia; y no solamente por razones de ética, de moral, de solidaridad, sino por razones prácticas, pues son dos naciones vecinas, fronterizas. Hay razones prácticas que deben tomarse en cuenta, para que se valore la disposición que ha manifestado el Presidente Chávez de incorporarse de lleno a ese proceso de pacificación en Colombia. Al alcanzarse la paz, estarían ganando Colombia, Venezuela; estarían ganando América Latina y El Caribe. Creo que lo ideal es que se llegue de nuevo a retomar esa iniciativa de Venezuela y Colombia, que venía caminando y donde, tanto el Presidente Chávez como el Presidente Uribe estaban trabajando, con las dificultades que plantea todo proceso negociador, que lo entiende perfectamente bien el Presidente Chávez y lo entiende el Presidente Uribe. Yo tengo toda la disposición, lógicamente, de tomar contacto con el Presidente de Colombia, sin quererme inmiscuir en lo que son decisiones soberanas del gobierno de Colombia, pero para alentar al Presidente Uribe a retomar el diálogo con Venezuela, para lograr que el acuerdo humanitario camine, como el punto de partida para que se abran las negociaciones por la Paz. ¡Fíjense que importante es esto! El punto de partida para la Paz, es el Acuerdo Humanitario y esto no es nuevo, tiene años; mientras tanto la guerra continúa en Colombia, la muerte ha continuado en Colombia. Si este acuerdo se hubiera tomado cuando la reunión de San Vicente del Caguán, que fue, como en el año 98, talvez o en el 2000, hace ya 6 años... desde entonces, estaba ese punto de inflexión, el Acuerdo Humanitario sobre las personas detenidas de uno y otro lado ¡si eso se desamarraba, inmediatamente se abría el proceso negociador! Yo les daba mi opinión con todo respeto, en ese momento, a las autoridades colombianas y les decía: hay que avanzar en ese punto; si se avanza en este punto, inmediatamente lo demás, como dice la Biblia, vendrá por añadidura. Y fíjense qué tan cierto es esto, que sigue trabado el proceso de Paz en Colombia, por ese punto. Ya se había venido avanzando con la participación del Presidente Chávez y del Presidente Uribe, en esa dirección. ¡De pronto! Allí es donde juegan esos factores de las fuerzas más extremistas de derecha internas y externas... nos sorprende el Presidente Uribe con esa declaración, donde se da una ruptura con la gestión del Presidente Chávez; y da la casualidad que el Presidente Uribe da esta declaración, cuando estamos a pocos días del Referéndum. Por eso yo digo que pasado el Referéndum, espero que el Presidente Uribe retome la comunicación con el Presidente Chávez, porque Venezuela ahí está, nadie la va a mover de su lugar, es vecina de Colombia. El Presidente Chávez allí está, la Revolución Bolivariana allí está, el gobierno colombiano allí está... no queda más que retomar este esfuerzo por la Paz, en beneficio del pueblo colombiano y de los pueblos latinoamericanos.

Descarga la aplicación

en google play en google play