Escúchenos en línea

Francia: Gana Macron

París. Agencias. | 7 de Mayo de 2017 a las 12:50
Francia: Gana Macron

El neoliberal proeuropeo Emmanuel Macron, de 39 años, fue elegido este domingo presidente de Francia tras derrotar a la ultraderechista Marine Le Pen con la participación más baja registrada en la segunda vuelta de unas elecciones presidenciales desde 1969.

Emmanuel Macron ganó las elecciones francesas, de acuerdo con estimaciones de salida compiladas por la compañía Elabe para la afiliada de CNN en Francia, BFM.

Las estimaciones muestran que Macron lidera la contienda con 65.9% de los votos frente al 34.1% de Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, de extrema derecha.

La participación, que estaría entre el 74 y 75 por vciento, es la más baja registrada en la segunda vuelta de unas elecciones presidenciales en Francia desde 1969, cuando obtuvo la victoria Georges Pompidou.

Casi un 12 % de los votos en las elecciones presidenciales francesas celebradas hoy fueron blancos y nulos, según las primeras proyecciones de los institutos de sondeos publicadas al cierre de las urnas, lo que significa un récord en los comicios en Francia durante la V República.

Según el instituto Ipsos, los votos blancos y nulos -que sólo se contabilizan en la participación pero no en el resultado- totalizaron 4,2 millones, lo que representa un 8,8 % del censo total.

Respecto a los votos emitidos, el 12 % queda muy por encima del 5,82 % de la segunda vuelta de las presidenciales de 2012 (cuando el socialista François Hollande ganó al conservador Nicolas Sarkozy); del 4,20 % de 2007 (Sarkozy venció entonces a la socialista Ségolène Royal); o del 4,30 % de 2002, cuando el conservador Jacques Chirac superó al ultraderechista Jean-Marie Le Pen.

Uno de los elementos detrás de este resultado histórico de los sufragios blancos y nulos está la posición del candidato de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, que después de quedar eliminado en la primera vuelta se negó a dar una consigna de voto, más allá de pedir que se impidiera el triunfo de la ultraderechista Marine Le Pen.

Ante sus seguidores, Le Pen dijo que había llamado a Macron para felicitarlo, y que los franceses habían elegido la continuidad.

"He llamado al señor Macron para felicitarlo por las elecciones", dijo.

Añadió que su partido entrará en una nueva fase y que comenzará una nueva campaña desde este domingo.

"Tenemos que renovar nuestras fuerzas en este histórico evento. Propongo que nos embarquemos en una fase completamente nueva para nuestro partido que los franceses desean y es absolutamente necesaria".

"Urjo a todos mis simpatizantes a unirse a esta campaña".

Las mesas de votación en Francia abrieron a las 8 a.m. (2 a.m. ET) y cerraron a las 8 p.m. (2 p.m. ET). Las encuestadoras publican usualmente proyecciones confiables del resultado final casi inmediatamente después del cierre.

Hasta las 5 p.m. (11 a.m. ET), 65.30% de los electores habían votado, 6.5% por debajo de lo registrado a la misma hora en las elecciones de 2012, de acuerdo con cifras del Ministerio del Interior.

En la primera ronda de esta elección, a esa misma hora se había registrado una participación de 69.42%.

También el vocero de la canciller alemana, Angela Merkel, calificó la elección de Macron como una "victoria para una Europa fuerte y unida".

Desde Londres, la primera ministra británica, Theresa May, felicitó "sinceramente" a Macron por su victoria.

El nuevo presidente heredará un país dividido.

Francia sufre un alto desempleo, una economía estancada y problemas de seguridad. El gobierno ha tenido problemas para lidiar con la inmigración y la integración.

En la primera ronda electoral hace dos semanas, los votantes rechazaron a los representantes de los partidos políticos tradicionales en Francia. Macron y Le Pen se pusieron arriba en una lista de 11 candidatos, con 24% y 21% de los votos, respectivamente.

Desde entonces, Le Pen había estado batallando para extender su atractivo más allá de su tradicional base de simpatizantes, mientras que Macron había intentado convencer a los votantes de que él no forma parte de la élite política rechazada en la primera ronda.

Macron, de 39 años, ha hecho campaña sobre una plataforma pro europea y a favor de la integración. Le Pen, de 48, ha sugerido que buscaría sacar a Francia de la Unión Europea y de la OTAN, y forjar lazos más estrechos con Rusia.

Ambos intercambiaron insultos en un duro debate cara a cara en la televisión francesa el miércoles. Él dijo que ella era una mentirosa que sembró división y odio, mientras que ella lo acusó de ser blando con el terrorismo y dijo que gobernaría una nación debilitada ante su poderoso vecino, Alemania.

Menos de 24 horas después del debate, el fiscal de París abrió una investigación preliminar luego de que Macron interpusiera una demanda contra Le Pen después de que durante el debate ella dijera que su rival tendría una cuenta de banco en las Bahamas.

Macron, un exbanquero de inversión que además sirvió como ministro de Economía durante la presidencia de Francois Hollande, ha luchado para conectar con los votantes en áreas rurales y desindustrializadas del país.

Fue duramente criticado por sus festejos después de la primera ronda y ha sido tachado de arrogante por Le Pen.

Horas antes del cierre oficial de las campañas el viernes, el equipo de Macron denunció que el candidato había sido blanco de una "masiva y coordinada" operación de hackeo.

Unos 14.5 gigabytes de emails y documentos personales y de negocios fueron publicados en el sitio web Pastebin.

El partido de Macron dijo que los hackers habían mezclado documentos falsos con auténticos "para crear confusión y desinformación".

 


Descarga la aplicación

en google play en google play