Escúchenos en línea

López Obrador rechaza decisión del Tribunal y define su estrategia este domingo

Agencias noticiosas diversas, diarios de México. | 5 de Agosto de 2006 a las 00:00
López Obrador rechaza decisión del Tribunal y define su estrategia este domingo El candidato presidencial de la coalición Por el bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, se manifestó en contra de la resolución de este sábado del Tribunal Electoral, que resolvió improcedente el realizar un conteo de todos los votos de la elección del 2 de julio, y anuncio que mañana domingo definirá la postura a seguir. "No estamos de acuerdo con la decisión que tomó el Tribunal Electoral, no estamos de acuerdo porque nosotros demandamos con mucha claridad el recuento de todos los votos, voto por voto casilla", dijo el político tabasqueño en el Zócalo capitalino, que de nuevo se vio repleto de sus simpatizantes. "Su decisión es legalmente endeble, no tiene argumentación suficiente y de fondo", expuso y añadió que no se trata de una agencia del ministerio público, sino que "estamos hablando de un tribunal que de acuerdo a la Constitución tiene la responsabilidad de dar certeza". "Para nosotros está muy claro: si se niegan a abrir todas las casillas es una prueba contundente de que ganamos la elección presidencial", sostuvo el aspirante presidencial. Si bien López Obrador indicó varias veces que el domingo la coalición dará a conocer su postura, en su discurso del sábado advirtió que no permitirán que "se imponga el proyecto de la derecha". Luego de agradecer a sus simpatizantes mantenerse en la resistencia civil, a pesar de las incomodidades y las inclemencias del tiempo, indicó que "estamos aquí para cumplir nuestra exigencia de que se respete la voluntad ciudadana" Al referirse a la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, señaló que los siete magistrados determinaron rechazar la propuesta de la coalición de abrir todos los paquetes y contar los votos emitidos el 2 de julio. A cambio, agregó, decidieron proceder al recuento de "solo una pequeña parte" de las 130 mil casillas que se instalaron en todo el país. El Tribunal decide abrir solo 11 mil 839 casillas con errores aritméticos, cuando hay un total de 72 mil casillas con las mismas características", aseguró. Y enseguida se preguntó: "¿Por qué sí abrir el nueve por ciento y no el 62 por ciento de las casillas que tienen los mismos errores y las mismas características, Con qué criterios?" Quieren argumentar que sólo procede en esos casos en los que entregamos recursos de protesta o que no se les entregó a tiempo, aseguró. En medio de gritos de sus seguidores de "fraude, fraude, fraude" y de "ni un paso atrás, ni un paso atrás" López Obrador expuso que "vamos a seguir defendiendo nuestra demanda: voto por voto, casilla por casilla". También esbozó las razones del "porqué no nos vamos a dejar. Entre otras razones, porque tenemos que hacer valer la democracia y los votos que la sustentan; porque no queremos sustentar la imposición, porque no queremos que un grupo de privilegiados sea el que decida". Al señalar que su movimiento es democrático, apuntó que la democracia es una vía, la mas importante para hacer valer la justicia social. De otra parte, sostuvo que "si dejamos que se imponga el proyecto de la derecha, nos significará mas pobreza, un retroceso a los derechos humanos de la población. Si triunfa la derecha van a querer disminuir los salarios de los trabajadores, aumentar el desempleo y seguirá creciendo la migración" También manifestó que "no podemos permitir la imposición, porque no queremos que se sigan embargando bienes nacionales a unos cuantos. No queremos la privatización de la in d eléctrica y el petróleo". "No queremos ya la misma política antipopular y entreguista", dijo finalmente y convocó a sus simpatizantes al Zócalo para las once horas de este domingo.

Tribunal ordena recuento sólo en el 9% de las urnas

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de México desestimó esta mañana la pretensión de la coalición Por el Bien de Todos de Andrés Manuel López Obrador, para que se efectúe un recuento de los votos de toda las casillas instaladas para la elección presidencial del pasado 2 de julio, pero en cambio, habrá recuento de votos presidenciales en 149 de los 300 distritos electorales en que se dividió el país para esos comicios. Cuatro de los siete magistrados del Tribunal se mostraron partidarios de hacer un recuento parcial de los votos. Por unanimidad decidieron que se cuenten de nuevo 11,839 de las 130,477 mesas electorales que funcionaron el pasado 2 de julio. Al final va a haber recuentos en 149 distritos electorales del país repartidos por 26 de los 32 estados de la república. "Se desestima la pretensión de la coalición Por el Bien de Todos consistente en el recuento de la votación recibida en la totalidad de las casillas instaladas en los 300 disttritos electorales para la elección de presidente de la república", concluyó el presidente del tribunal, Leonel Castillo, tras la votación. Según el escrutinio oficial realizado por el Instituto Federal Electoral el pasado 6 de julio, el conservador Felipe Calderón aventajó al izquierdista López Obrador por 234,934 votos, equivalentes a 0.58 puntos porcentuales. Los representantes de la coalición que encabeza López Obrador abandonaron la sesión del TEPJF antes de la decisión final tras ver que era difícil que se aceptara su demanda de un nuevo recuento total de los votos de las elecciones presidenciales. Tras conocerse la decisión del TEPJF en el campamento donde se encuentra López Obrador, en el Zócalo capitalino, sus simpatizantes protestaron con violencia por esta decisión. Irritados gritaron consignas en contra de los magistrados y alegaron que hubo fraude electoral. "Si no hay solución habrá revolución" fueron las consignas que se escucharon en la Plaza de la Constitución. Miles de simpatizantes suyos ocupan el centro de la capital, en demanda del recuento que consideran erigirá a López Obrador como el ganador de los comicios. La coalición Por el Bien de Todos había exigido el recuento total de los sufragios electorales, haciendo uso de la frase "voto por voto, casilla por casilla". Gerardo Fernández, vocero del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de López Obrador, advirtió contra un recuento parcial, al señalar que solamente uno total podría acallar los señalamientos de fraude y cuestionamientos contra el sistema electoral.

Reconteo empieza el 9 de agosto

Los siete magistrados del Tribunal resolvieron que a partir del 9 de agosto próximo, jueces y magistrados de distrito emprenderán el recuento de voto presidenciales en sólo 149 distritos electorales del país. Este proceso durará cinco días, a fin de que el día 14 de agosto se tenga el resultado del recuento de esta votación. En materia electoral no se contemplan descansos ni días festivos, por lo que el recuento será continuo, sin importar que se atraviesen fines de semana o alguna festividad. El Consejo de la Judicatura Federal será el órgano del Poder Judicial el responsable de la designación de los jueces y magistrados que habrán de estar al frente de este recuento de votos. Los magistrados electorales mantienen en reserva la cantidad de casillas que estarán sujetas a este nuevo escrutinio en ese número de distritos. Sin embargo, los magistrados precisaron que este recuento procede al existir elementos suficientes respecto a irregularidades específicas que hacen necesario una nueva revisión y conteo de estos sufragios. Minutos antes de la decisión, el presidente del Trife recomendó que fuese rechazada la demanda de la principal fuerza de oposición para que se vuelva a contar voto por voto los sufragios vertidos en las elecciones de julio. En una declaración leída durante la primera sesión del Trife sobre las disputadas elecciones del 2 de julio, el magistrado presidente, Leonel Castillo, dejó abierta la posibilidad de un recuento parcial. En la sesión Castillo presentó un proyecto de sentencia que señala que sólo fueron impugnados 230 de los 300 consejos de distrito en que se subdividió el país. Castillo señaló que de los 174 juicios de improcedencia (impugnaciones) presentadas, seis se declararon fundados en su totalidad, 25 infundados y 143 fundados sólo en parte.

Reaccionan partidarios de izquierda y derecha

Este sábado, un grupo de simpatizantes de López Obrador esperaron en un campamento la decisión del tribunal. Entre ellos se encontraba el llamado "Pequeño Rayo de Esperanza", disfrazado de pies a cabeza con un traje amarillo de luchador enmascarado. Los simpatizantes de López Obrador tomaron el control del centro financiero y cultural de la capital, llenado con sus campamentos la avenida Reforma y la plaza principal de la capital, afectando el tráfico vehicular durante casi una semana. El grupo ha enfrentado lluvias e incluso inundaciones, diciendo que no levantarán sus campamentos sino hasta que el Trife falle a favor de sus demandas. Hoy, antes del comienzo de la sesión, el coordinador de Redes Ciudadanas de la coalición de López Obrador, Ricardo Monreal, reiteró que lo mejor es un recuento de las 130.477 casillas (mesas electorales) en las que se sufragó el pasado 2 de julio. "No nos conformaríamos con una muestra, porque no resultaría la verdad", declaró Monreal. Monreal considera que "para la salud de la República, la tranquilidad social, es importante dar paso a este recuento de votos porque es una demanda elemental, que hasta un niño de primaria lo entiende". Anticipó que la coalición estará atenta a la sesión y esta noche fijará su posición sobre la decisión que tomen los siete magistrados del tribunal, que es definitiva e inobjetable. Monreal adelantó además que las nuevas acciones de resistencia civil dependerán del resultado del veredicto que se haga público hoy. "Lo que está en juego en el fondo es la democracia del país, la regresión a la democracia que se había construido", agregó. El representante del Partido de Acción Nacional (PAN), de Calderón, ante el IFE, Germán Martínez, dijo que su partido aceptará "categóricamente" cualquier decisión que tome el TEPJF, sea ésta por un recuento total o parcial de las pasadas presidenciales. "Felipe Calderón quiere llegar al poder sólo apoyado en dos pies, uno, sin duda, el voto mayoritario de los ciudadanos, y el otro, el aprecio a la ley para depositar y contar ese voto", sostuvo el portavoz del PAN. Lamentó que en la presente coyuntura la coalición de López Obrador esté persiguiendo el poder "sin la mayoría de los ciudadanos y sin el aprecio a la ley", en las calles, con marchas y manifestaciones. Finalmente indicó que resultaba paradójico que López Obrador estuviera impugnando la elección presidencial pero no así las de senadores y diputados, que convirtieron al izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la segunda fuerza política de México para los próximos años. "Es imposible que se hayan contado mal los votos de presidente cuando fueron las mismas manos, los mismos funcionarios, los mismos vecinos, los que contaron los votos para diputados y senadores", añadió Martínez. En los pasados comicios mexicanos se presentaron ante el TEPJF un total de 364 impugnaciones, de las cuales la coalición de López Obrador presentó 231 y la formación de Calderón, 133. El TEPJF tiene hasta el 31 de agosto para resolver todas las impugnaciones que se han presentado y hasta el 6 de septiembre para declarar la validez de la elección y designar a un nuevo presidente electo.

Descarga la aplicación

en google play en google play