Escúchenos en línea

Ortega firma otro decreto para confirmar la creación de los CPC y reorganiza el Conpes

| 29 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega dictó este jueves dos decretos mediante los cuales crea los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) y reorganiza el Consejo Nacional de Planificación Económico Social (Conpes) integrados por distintas organizaciones sociales. A partir de hoy, la secretaria ejecutiva del Conpes es Rosario Murillo, a su vez coordinadora nacional de los CPC. Murillo sustituye en el cargo al diputado sandinista y dirigente sindical Gustavo Porras. El decreto leído por Ortega en conferencia de prensa, explica que los CPC son creados a fin de que "el pueblo se organice y participe en el desarrollo integral" del país de forma activa, directa y apoye los planes del gobierno. Establece que esas instancias serán de servicio voluntario, sin goce de salarios y se organizarán por barrios, comarcas, municipios, departamentos, regiones y a nivel nacional. El texto presidencial, emitido previa la instalación el viernes de los CPC en un acto público en la Plaza de la Revolución, establece que esas estructuras estarán dirigidos por un coordinador de comunicación y propaganda, de derechos de la mujer, de educación, salud, transporte e infraestructura, de promoción de empleos y todas aquellas áreas que decidan ser incorporadas con posterioridad, según el decreto. Asimismo, Ortega anunció la creación de los gabinetes del poder ciudadano con representación en todos los departamentos, electos por los CPC territoriales. El mandatario explicó que los CPC tendrán poder para pedir cuentas a las alcaldías y ministerios sobre la ejecución del presupuesto y planes municipales, entre otras atribuciones. Agregó que los consejos y gabinetes están basados en la Constitución y la Declaración Universal de los Derechos Humanos sobre participación ciudadana, que les otorga derechos "a organizarse y participar en el desarrollo integral de la Nación de manera activa y directa y apoyen los planes del presidente de la República". Los decretos entraron en vigor al concluir una transmisión del Canal 4 de la televisión sandinista desde la antigua Casa Presidencial, que denominó como la Casa del Pueblo. Ortega despacha en la secretaría del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, contiguo a la cual está su propia residencia. Adelantó que se formarán nuevos gabinetes "en todas las áreas donde se crean necesarios". Aseguró que el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y sus cámaras, que funcionan desde la década de 1970, estarán integrados al gabinete. El mandatario defendió su facultad constitucional de emitir decretos y alegó que sus antecesores, Violeta Barrios de Chamorro (1990-1996), Arnoldo Alemán (1997-2001) y Enrique Bolaños (2002-2006) emitieron centenares de comisiones y consejos, y nadie se los objetó. La organización actuará en todas las esferas del Estado, indicó, y es el "resultado de un proceso organizativo desde las bases" en los barrios, distritos, municipios y departamentales de todo el país. El mandatario dijo que los CPC, por ejemplo, actuarán en campañas de salud, donde sus miembros "se convertirán en enfermeros, si es necesario" y las alcaldías (que son autónomas por ley), "harán lo que ellos (los consejos) decidan", dijo. Ortega negó que exista una crisis de gobernabilidad con otros poderes de Estado a causa de los CPC. El mandatario instalará el viernes los CPC y se prepara de esta forma a legitimar los Comités como "verdaderos representantes de la sociedad civil" ante el gobierno del Frente Sandinista (FSLN). "Hay quienes se llenan la boca hablando de la sociedad civil organizada, pero la verdadera sociedad civil es el pueblo organizado en los CPC", afirmó Ortega, antes cientos de seguidores del Reparto Shick, uno de los barrios más grandes y pobres de la capital. El gobernante desconoció a "los demás organismos" civiles del país como grupos financiados por los "gringos", que "ya sabemos que sirven a los partidos que están al servicio de los grandes poderes y que son enemigos de los pobres". Con esta advertencia, Ortega llamó a sus seguidores a convertir a los CPC "en una fuerza de la sociedad civil" en defensa de sus reivindicaciones, "para que les arreglen las calles, se desarrollen programas de viviendas" y resuelvan sus necesidades, porque ahora "el que manda es el pueblo". Los CPC serán instalados en un acto público en Managua que presidirá Ortega, como órganos de consulta popular con presencia en todos los barrios y comarcas de los 153 municipios del país. El gobierno sandinista se propone con los CPC dar vida a un sistema de "democracia directa". Los comités serán dirigidos por sandinistas que estarán supeditados a un Gabinete de Poder Ciudadano. El Gabinete será presidido por él y su esposa, y lo integrarán 252 representantes de los gabinetes 16 departamentos y dos regiones autónomas caribeñas del país. Los CPC pretenden atraer y ayudar a los sectores más pobres que representan más del 70% de los 5,4 millones de nicaragüenses, ofreciéndoles becas, comida barata y satisfacción de otras necesidades sin condicionamientos políticos. El gobierno comenzó esta semana a vender, a través de los CPC, productos básicos a precios por debajo del mercado, como arroz y frijoles que encarecieron debido a la mala cosecha de este año, imitando los mecanismos de oferta existentes en Venezuela. Para ello, el gobierno puso en operación más de 110 puestos móviles de distribución de granos en cinco de los 17 departamentos del país, en los cuales los CPC venderán 66 mil 136 libras de arroz donadas por Taiwán y cerca de tres toneladas de frijoles importados. Sólo en los cinco distritos de la ciudad de Managua (más de un millón de habitantes), donde hay 84 puestos de ventas, se ha beneficiado a 165 mil 620 personas. Otros 22 puestos se han instalado en Matagalpa, 4 en León, y el sábado serán abiertos dos puestos en Carazo; en Masaya, dos; en Tipitapa, ocho; y en Ciudad Sandino, uno. En el caso del arroz, dijo Murillo, "en total se recibirán 11 millones 660 mil libras de arroz, que serán distribuidas a precio justo a nuestro pueblo, a través de los Consejos y Gabinetes del Poder Ciudadano con la coordinación gubernamental de ENABAS".

Declaraciones íntegras de Rosario Murillo sobre los CPC

El día viernes 30 en la Plaza, a partir de las 4 de la tarde, vamos a realizar los actos de instalación del Gabinete Nacional de Poder Ciudadano. La Agenda, los planes de trabajo del Poder Ciudadano, se van a dar conocer el día de mañana. Para adelantar la información, para que puedan conocer las familias nicaragüenses, los contenidos de esos planes que serán verificados día a día por la ciudadanía organizada en los Consejos y Gabinetes de Poder Ciudadano, que tendrán el derecho de reclamar en caso de incumplimiento; o de proponer cambios sobre esos planes, cuando se estime que las acciones que están allí ya no son necesarias, o se considere conveniente otras acciones. Queremos reafirmar que el viernes, al instalar los Consejos de Poder Ciudadano, junto al CONPES, estaremos sellando la Gran Alianza Popular en Nicaragua. Estaremos creando los instrumentos para el desarrollo de la Democracia Directa en nuestro país, del Poder del Pueblo. Por un lado los Consejos de Poder Ciudadano, que son la organización popular que se extiende por el territorio, y que incorpora a la ciudadanía desde la comunidad, para servir a la comunidad, para promover, proponer y desarrollar los planes sociales de la comunidad. Y al otro lado, el CONPES, o más bien juntos, en esa Gran Alianza de los movimientos sociales, o Gran Alianza de la Democracia Directa en Nicaragua, del Poder del Pueblo Presidente; el CONPES, donde están participando las organizaciones laborales, sociales, de mujeres, de jóvenes; las organizaciones de desempleados también, en un país donde todavía tenemos un enorme porcentaje de desempleados. ¿Cuál es el rol que va a jugar el CONPES en esta Gran Alianza de la organización territorial del Pueblo Presidente, y como organismo de consulta del Presidente de la República y en este caso, del Pueblo Presidente? Obviamente el rol tiene que ver con su función; es un rol de consulta, de asesoría, de capacitación, de debate, de reflexión, de proposición. Vamos a trabajar juntos para diseñar y proponer al Presidente de la República, políticas públicas alrededor de la economía, políticas públicas en lo social; políticas públicas que beneficien y representen el avance de la población hacia la restitución de derechos, hacia la justicia. Nosotros tenemos la obligación y el compromiso de trabajar para que el pueblo de Nicaragua, ejerza sus derechos constitucionales, políticos, económicos, culturales y sociales. Ese es el sentido de la existencia, tanto de los Consejos de Poder Ciudadano como del Consejo Nacional de Planificación Económica Social, y nada mejor entonces, que unir nuestros esfuerzos. Nosotros hemos dicho, a través de los meses de campaña, y en la Presidencia, que es Unida que Nicaragua Triunfa. Tenemos que unir nuestras fuerzas, nuestras posibilidades y capacidades para hacer realidad la democracia directa, es decir, el cumplimiento de los derechos de la población nicaragüense. (...) Aquí estamos avanzando con procesos revolucionarios, cada uno con sus particularidades, y en Nicaragua la gente se organiza. Nosotros vamos a presentar el día de mañana, nuestra última encuesta realizada el fin de semana pasado, para que la población conozca cuáles son las cifras verdaderas, de aprobación, que tienen los Consejos de Poder Ciudadano y los programas comunitarios de los Consejos. Esto demuestra, que no importa cuán encarnizada sea la campaña de la derecha contra estos Consejos, el pueblo sabe que son su instrumento de avance, de progreso, de poder; son el instrumento que el proceso revolucionario en Nicaragua, la Revolución nuevamente en el gobierno de Nicaragua, está desarrollando para salir adelante, para dejar atrás la pobreza, para luchar ¡efectivamente! porque aquí se ha hablado de lucha contra la pobreza en los últimos años, y ¿qué hemos visto de avance? Hemos visto un empobrecimiento y un retroceso, completamente contrario a lo que nos hablan en grandes documentos y grandes planes que, además, costaron millones al pueblo nicaragüense. Aquí estamos diseñando un sistema muy simple que se propone devolverle al pueblo el Poder y luchar contra este modelo neoliberal, que ha cortado los derechos de los pueblos, en todo el mundo. Eso es lo que estamos haciendo con los Consejos, desarrollando el modelo del Poder del Pueblo. (...) para nosotros lo importante es atender las necesidades, las demandas, las urgencias del pueblo nicaragüense. Los Consejos tienen 16 miembros en la dirección, con responsabilidades. Los Consejos de Poder Ciudadano son el instrumento del pueblo nicaragüense para hacer andar planes, que avancen en la solución de sus problemas cotidianos, que ya no pueden postergarse. Tenemos que avanzar en la solución de los problemas de las familias nicaragüenses y ese es nuestro compromiso y nuestro trabajo. Que a algunos no les guste que existan los Consejos de Poder Ciudadano, creo que tendrán que entender que el pueblo está en su derecho, como otros están en el derecho de formar organizaciones, de lo que ellos llaman Sociedad Civil y recibir financiamiento del gobierno norteamericano. En la libertad que hay en este país, nadie se ha atrevido, y nadie va a hacerlo jamás, de cuestionar la existencia de esas organizaciones, porque estamos viviendo en una democracia ¡y es una Democracia del Pueblo! Por lo tanto, ¿por qué se va a objetar que existan organizaciones que trabajen para la comunidad, por la comunidad y defendiendo los derechos de la comunidad? Es parte, como decíamos, de las ópticas distintas que existen en la sociedad, donde, está, a un lado, un modelo fracasado, como decía mi hermano Salvador Vanegas, el otro día, un modelo que ha fracasado en todas partes ... el modelo neoliberal del capitalismo global, que pretenden todavía restablecer en Nicaragua; y al otro lado, está la lucha del pueblo por la justicia, que en todo el mundo va avanzando. El futuro es de los pueblos y ¡el pueblo lo sabe! (...) Las organizaciones comunitarias, por lo general no tienen Sedes ... más en un país empobrecido como el nuestro, si vamos a Suecia ¡hay casas comunales en todos los barrios! cuando aquí tengamos ese nivel económico, vamos a tener casas comunales en todos los barrios; pero por lo pronto, los Consejos funcionan en la casa de un hermano, una hermana que la presta para las reuniones, y en el patio de la casa se discuten planes, propuestas, se debate, se reflexiona. Eso es lo que vamos a seguir promoviendo, porque no tenemos, en este momento, la posibilidad de crear lo que debería de existir, que son esas casas comunitarias en todos los barrios. Un centro comunal donde la gente pueda reunirse, no sólo los Consejos, sino cualquier otra organización, reunirse, disponer de ese espacio para el trabajo de la comunidad. Eso es lo deseable, pero en este momento, lo que hay son casas de compañeras y compañeros, que muchas veces se rotan y ahí se reúnen los pobladores, a discutir los problemas. (Pregunta sobre la venta de arroz y frijoles a través de Enabas y los CPC) (...) los CPC no están recibiendo dinero. En cada uno de estos puestos están los compañeros de ENABAS; el Consejo de Poder Ciudadano lo que hace es el trabajo de comunicación y coordinación en el barrio, para que los pobladores pueden acceder; salís a decirle a la población: "mirá, en la casa de fulanito van a estar vendiendo hoy los frijoles," porque los puestos son móviles, no están en un solo lugar. No hay ¡absolutamente ni un centavo en manos de un Coordinador de Consejo! porque ese es trabajo de la institución. Este es un gobierno que tiene como esencia, el poder de los ciudadanos, pero también tiene que existir un orden administrativo, y eso lo da la institución de gobierno. En todos estos puestos de venta, los compañeros de ENABAS son los que realizan la transacción de compra y venta propiamente. ¿Y la condición jurídica compañera...? Eso está en el campo del Poder Judicial. De hecho, las declaraciones de los distintos políticos en los últimos días, han dejado claro que el tema de los Consejos del Poder Ciudadano ya es competencia del Poder Judicial. Yo creo que mientras el Poder Judicial no se pronuncie, nosotros tenemos que esperar, pero ya el Comandante Daniel ha dejado claro que, como Presidente de la República, está facultado para crear los Consejos de Poder Ciudadano; está facultado para darle Poder al Pueblo, para compartir la Presidencia y el gobierno con el Pueblo. ¿Cómo vamos a creer que alguien, que dice ser democrático, que dice ser demócrata...? Porque yo oigo a los que dicen ser demócratas, y dicen ser democráticos, que se autodenominan fuerzas democráticas, hablar en contra de los derechos democráticos del pueblo. Ellos dicen: "yo soy de las fuerzas democráticas, pero no quiero que el pueblo tenga derecho a estar organizado en Consejos del Poder Ciudadano, porque son Consejos partidistas," y ¿quién ha dicho que son Consejos partidistas? Son organizaciones comunitarias donde puede participar el que quiera, y sobre todo, el que quiera trabajar para que las familias vayamos accediendo a mejores niveles de vida; que no es una regalía, no es una limosna, no es una dádiva ¡es un derecho! Aquí el problema es que, vuelvo a decirlo, tenemos dos formas de ver el mundo: a un lado estamos los que queremos construir un mundo de justicia, un mundo mejor para todos, sin excluir a nadie, porque nosotros no queremos excluir a los que tienen más posibilidades. No queremos excluir, ni les negamos el derecho de invertir, de hacer negocios, de tener propiedades, a la gente que quiera trabajar en Nicaragua, con capital, con financiamiento, ¡como quieran trabajar! Pero nosotros, estamos obligados a defender los derechos de los que han sido excluidos por este modelo neoliberal, que es el que en Nicaragua está desapareciendo, pero además, decimos y repetimos, es un modelo fracasado en el mundo entero. Nadie puede arrebatarnos el derecho de trabajar con el pueblo, por el pueblo y para el pueblo, para avanzar hacia un presente mejor y un futuro totalmente distinto. El Presidente Ortega señalaba que si la Asamblea Nacional no sesiona, lo obligarían a gobernar vía decreto. Esto ha sido calificado como un Golpe de Estado y como una ruptura de la institucionalidad. Yo le pregunto a usted, ¿considera o coincide con este tipo de señalamiento que han hecho algunos analistas? Lo que yo veo en los medios de comunicación de la derecha, es una permanente exhibición de talentos condicionados; condicionados para decir siempre no, a todo lo que propone el gobierno y el Frente Sandinista. Ya no puedo decir que sean analistas, tengo que decir, que son personas con un pensamiento crítico, adverso al sandinismo y a las luchas populares. Prácticamente es imposible ver un programa donde aparecen estos cerebros, calificados y no dudo que lo sean, pero con una falta absoluta de imparcialidad. Son talentos, son catedráticos, son cerebros que están todo el tiempo, sirviendo de voceros de las políticas que se diseñan en otro país y que van siempre buscando cómo descalificar, denigrar, disminuir y desgastar al gobierno y al Frente Sandinista. De hecho, lo que vemos siempre es una exhibición de destreza cerebral, para encontrar la forma de ridiculizar o atacar las políticas del gobierno... ¡y buscan el pelo en la sopa! Allí sí se devanan los sesos para encontrar la forma de descalificar, denigrar y desgastar. Pero, en las cifras que les vamos a dar a conocer el día de mañana, ustedes podrán ver cómo, casi el 70% de la población, está clara de que los medios de la derecha diseñan continuamente campañas precisamente con esa intención: descalificar y desgastar al gobierno. Y ya deberían de haberse dado cuenta de que no les está funcionando. En la vida uno tiene tomar en cuenta las leyes universales, las leyes de la naturaleza. Vos no podés estar aplicando siempre lo mismo; aplicar la misma fórmula todo el tiempo, ¡es falta de sabiduría! porque la sabiduría indica que todo es cambio, todo es transformación. La inteligencia radica en ir encontrando fórmulas adecuadas para cada momento. Ellos podrían ser mucho más hábiles. Ya la gente está de vuelta, en este país; la gente está, como decía una vendedora de pólvora que estaban entrevistando, "la gente ya está concientizada". Yo creo que la gente ya está concientizada en todo sentido. Le preguntaban los periodistas que si habían llegado niños a comprar pólvora, y ella dijo: no, es que aquí ya la gente está concientizada. Yo creo que la gente está concientizada ¡de verdad! La gente sabe cuando se miente por mentir y para agredir, ¡porque lo que están es agrediendo siempre los derechos del pueblo! Y, cuando se habla con una preocupación sana, que además contribuya a que las cosas se hagan mejor. Yo no puedo decir que todo lo que se hace es perfecto, ¡nadie es perfecto! Pero sí puedo decir que uno puede identificar, cuando hay una intención sana y constructiva en un señalamiento, y cuando lo que hay, es nada más afán de destruir. Yo creo que en Nicaragua, a estas alturas de la historia, todos tenemos la obligación de contribuir a que construyamos, a que no nos sigamos destruyendo. Y ya que en los próximos días iniciamos la temporada navideña, yo creo que una reflexión para todos, es que trabajemos juntos por este país. Nosotros no queremos excluir a nadie, nosotros quisiéramos que en estos Consejos del Poder Ciudadano, estén absolutamente todos los sectores que pueden hacer una diferencia en nuestro país.

Descarga la aplicación

en google play en google play