Escúchenos en línea

Uribe frustró acuerdo humanitario antes de Navidad (con audio)

Telesur. Desde Caracas, Venezuela. | 1 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró este sábado que no "cerró la puerta" a mediar un canje humanitario en Colombia y se declaró convencido de que puede ayudar a liberar a los rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). "No cerré la puerta ni la cierro todavía, porque yo creo que puedo ayudar a liberar esa gente", declaró Chávez en conferencia de prensa la víspera del referendo sobre su propuesta constitucional para aumentar sus poderes e instaurar el socialismo. Audio de Chávez "Si Marulanda quisiera entregar, por razones humanitarias, a un grupo de personas de mayor edad en debilidad extrema que pudiera poner en riesgo su vida, a un niño, mujer, estoy dispuesto a recibirlos (...). Seguimos dispuestos a ayudar desde donde se pueda", sostuvo Chávez. El jefe de Estado venezolano dijo que las FARC estaban cumpliendo al pie de la letra las condiciones para la realización del canje humanitario, antes de que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, cancelara el proceso por presiones de Estados Unidos. "A estas alturas creo que no hay voluntad para nada, viene del lado de Uribe. Uribe cree que puede derrotar militarmente a las FARC", subrayó Chávez al calificar esta acción como "imposible". El mandatario venezolano informó que recibió una nueva carta del líder de la guerrilla colombiana de las FARC, Manuel Marulanda, y reveló pasajes de otra de septiembre pasado. Al respecto, el Jefe de Estado venezolano precisó que Marulanda expresó en la misiva que ellos (FARC) estaban optimistas en torno a la realización del canje, incluso el líder del grupo guerrillero habla de que, posiblemente, la entrega de los retenidos pudo haberse dado a finales del mes de diciembre o principios de enero del próximo año. "(…), Cuando de nuestra parte (FARC) existía un gran optimismo en que terminaría exitosamente con la liberación de prisioneros de ambas partes, hecho esperanzador para los familiares y toda Colombia. En nuestras filas se comentaba que el intercambio podría producirse a finales de diciembre o comienzos de enero, después de recibir las pruebas de supervivencia de las prisiones", parte de la misiva de Marulanda, leída por Chávez. Al mismo tiempo, Chávez consideró como una falta de respeto que el gobierno de Colombia leyera cartas personales, que daban fe de vida de un teniente colombiano, "dirigidas a mi persona". Asimismo, indicó que recientemente recibió una información donde se alegaba que el gobierno francés pactaría directamente con Colombia lo referente a las pruebas de vida, según "por otras vías (…) No he vuelto a tener comunicación con el gobierno de Francia, ahora, si esto es así, yo los invito a que reflexionen, no sean ingenuos en París, esas pruebas de vida, venían a Caracas, que fueron las que interceptaron en Colombia, que ahora hacen públicas y hasta las tiene un Fiscal". Pidió al gobierno de Francia de Nicolas Sarkozy que reflexione y que "no sea ingenuo" porque por la vía del gobierno de Colombia "no obtendrá nada" para el intercambio humanitario. Lamentó que el gobierno colombiano haya cerrado toda posibilidad de acuerdo, pues ya se había avanzado mucho para lograr un primer canje antes de finalizar el año. El mandatario venezolano reiteró que le exigió al jefe guerrillero la liberación de un primer grupo de retenidos como condición para reunirse con él y "Marulanda aceptó''. "Le mandé a decir a Marulanda: Marulanda si yo voy para allá, yo no debo salir con las manos vacías...así que mi viaje para allá tiene que estar condicionado a la liberación de aunque sea un primer grupo de personas, de entrada, y Marulanda aceptó'', dijo el mandatario. "(La liberación) ha podido darse antes de la Navidad pero Estados Unidos no quiso y le dio la orden (al presidente Alvaro) Uribe de acabar con eso; y Uribe acabó con eso de la manera más indigna que un ser humano puede hacer'', añadió Chávez. Chávez señaló que las pruebas de supervivencia de los retenidos que le incautaron esta semana las autoridades colombianas a tres emisarios de las FARC "venían para acá (Venezuela). Porque la orden la dio Marulanda por escrito, yo la tengo''. El gobernante reiteró sus duras críticas contra Uribe al que llamó "señor farsante" y "presidente indigno" y lo acusó de no querer la paz, y que "no le importa que mueran ellos (los retenidos)". Afirmó que las FARC cumplieron con su parte, pero no así el gobierno de Colombia. "Yo puedo decir que las FARC estaba cumpliendo. El mismo gobierno de Colombia ha hecho pública las pruebas, en cuanto a lo convenido conmigo ellos estaban tratando de cumplir", dijo Chávez en alusión a las pruebas de fe de vida, que sostuvo le estaban dirigidas. "A estas alturas creo que no hay voluntad para nada, viene del lado de Uribe, Uribe cree que puede derrotar militarmente a las FARC", subrayó. "Estoy seguro que el gobierno de Colombia sabía que esas pruebas venían para acá. Es una perversión terrible", añadió. Chávez dijo que recibió este sábado una nueva carta de Marulanda, fechada el 25 de noviembre, la primera firmada de puño y letra porque las otras llegaron por Internet, en la que le aseguró que el canje habría podido ocurrir a fines de diciembre o principios de enero. "En nuestras filas se comentaba que el intercambio podría producirse a finales de diciembre o comienzos de enero, después de recibir las pruebas de supervivencia de los prisioneros", escribió Marulanda, según Chávez. Explicó que su conversación telefónica con el jefe del ejército colombiano general Mario Montoya -que provocó que acabara su mediación- duró un minuto y le hizo una sola pregunta: "¿cuántos oficiales y soldados tiene usted secuestrados por la guerrilla?". "Y le dije, ojalá podemos ayudarlos Montoya, y me envíen en helicóptero" junto a la senadora colombiana Piedad Córdoba, que fue quien le pasó el teléfono.

Descarga la aplicación

en google play en google play