Escúchenos en línea

«Ni me rindo, ni me rendiré», advierte López Obrador

Agencia AFP y diarios El Universal y La Jornada. Desde Ciudad de México. | 6 de Agosto de 2006 a las 00:00
El candidato de la izquierda a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró el domingo que continuarán las movilizaciones tras el rechazo a su pedido de recuento de todos los votos, aunque optó por "administrar fuerzas" y no endurecer las medidas de resistencia civil. En un discurso de 43 minutos en un Zócalo de nuevo abarrotado, al igual que las calles que desembocan al mismo, el político tabasqueño reiteró sus disculpas a los ciudadanos del Distrito Federal que han resultado afectados por la instalación de campamentos en el Centro Histórico y en avenida Juárez y Paseo de la Reforma y envío un mensaje a quienes "de buena fe" se preocupan por la "campaña de linchamiento" que prevalece en determinados medios de comunicación. Bajo ese esquema, López Obrador expuso que "si nos hubiésemos quedado nada mas con las grandes movilizaciones, yo les aseguro que no hubiéramos podido obtener absolutamente nada". En ese sentido, precisó que seguirán la vía de la movilización y recordó que en la asamblea informativa del sábado "resolvimos quedarnos el tiempo que sea necesario en los campamentos y también llevar acciones de resistencia civil pacifica". "Esta semana vamos a llevar a cabo acciones de resistencia. También vamos a ir administrando toda nuestra fuerza porque nos vamos a preparar para una lucha que posiblemente nos llevará más tiempo", afirmó López Obrador ante decenas de miles de seguidores en la plaza principal (Zócalo) de la Ciudad de México. El dirigente convocó para el lunes una concentración ante la sede del Tribunal Electoral, que el sábado desechó la solicitud de la coalición de López Obrador, Por el Bien de Todos, de recontar los 41,7 millones de votos emitidos en los comicios del 2 de julio y aceptó verificar tan sólo un 9% de las urnas. "No aceptamos ese recuento parcial (del 9.07 por ciento de lasillas). Queremos un recuento de todas las casillas. Queremos democracia al 100 por ciento", precisó y convocó a sus simpatizantes a realizar este lunes en la tarde su asamblea informativa cotidiana ante la sede del Tribunal electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). "Ahí pediremos a los magistrados del Tribunal que rectifiquen su decisión y acepten abrir todos los paquetes electorales para contar todos los votos. Así como decidieron una cosa, pueden decidir también la otra, tienen facultad para eso", afirmó López Obrador. Indicó que la asamblea informativa que trasladarán este lunes a a la sede del TEPJF será en orden y "no hace falta la fantochería ni la arrogancia de poner militares" afuera del Tribunal. "Vamos a manifestarnos de manera pacífica". Único acuerdo: contar voto por voto, casilla por casilla En otra parte de su discurso, estableció que al "único acuerdo al que podamos llegar es a que se cuenten todos los votos, casilla por casilla. Si quieren acuerdo, primero que respeten la voluntad popular. Tienen que aprender a respetarla". El candidato presidencial hizo también un reconocimiento a quienes han participado en los campamentos, pues no es nada cómodo --dijo-- vivir todos los días en ellos, soportando la lluvia, fríos y otros inconvenientes. De nueva cuenta ofreció disculpas a la gente de la ciudad que ha resultado afectada por las decisiones que se han tomado y obligados por las circunstancias. "Sinceramente no era nuestra intención afectar a nadie ante el atropello de la voluntad de los ciudadanos. Los que no están de acuerdo con algunas de nuestras acciones de resistencia civil, quisiéramos que entendieran nuestras razones", comentó. De igual modo, se refirió a quienes de de buena fe se preocupan por el "clima de linchamiento" que se tiene en los medios por estas medidas, y "fraternamente les decimos que actuamos de esta manera porque sabemos muy bien, no estamos alucinando, que nuestros adversarios tienen la abierta intención de imponer al candidato de la derecha, lo cual seria muy grave y perjudicial para todos". En otras palabras, agregó, "si no actuamos con firmeza, nuestros adversarios no van a ceder en su afán antidemocrático, sin importarles el daño al país, a las instituciones y a la democracia". En ese sentido, expuso que la coalición analizó serenamente todas las posibilidades legales y políticas "y consideramos que por el bien de la democracia y la república es lo correcto", lo único que puede impedir que se cancele la vía democrática, de la cual dependen otras muchas cosas. "No es nada fácil enfrentar esa voluntad autoritaria, pero seria mas peligroso y costoso a la patria el que se pierda la vía democrática", expuso e insistió: "reiteramos nuestras disculpas a los ciudadanos afectados, pero les decimos que nuestros adversarios no nos han dejado otra opción". López Obrador pidió dejar claro que su lucha no obedece a razones personalistas, sino por una causa colectiva. "No soy un ambicioso vulgar, no estoy obsesionado con el poder. Siempre he sostenido que este se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás. El poder por el poder no sirve para nada. Nunca me ha alterado la ambición o la parafernalia del poder", definió. Además convocó para el domingo próximo a una movilización en el Zócalo, a pesar de que esta vez no logró llenar la plaza como en otras tres ocasiones en que concentró a sus simpatizantes durante julio pasado. López Obrador pidió a los cientos de seguidores que desde hace una semana permanecen en campamentos que bloquean 8 kilómetros de algunas de las principales calles del centro de México, que sigan en ellos "el tiempo que sea necesario". Como medida de presión, los líderes de los tres partidos que integran la coalición de izquierda "Por el Bien de Todos" (partidos Revolución Democrática, del Trabajo y Convergencia), instaron a sus seguidores a acudir a los actos públicos del presidente Vicente Fox a manifestarse con carteles a favor del recuento total de sufragios. En este sentido, los aliados de izquierda acordaron dar seguimiento a todos los actos públicos del presidente Vicente Fox para exigirle con carteles el conteo voto por voto y mañana lunes realizar una asamblea informativa afuera de la sede del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). El marcaje personal al presidente Fox no fue anunciado por López Obrador, sino que dejó esa comunicación a Guadalupe Acosta Naranjo, secretario general del PRD, y Alberto Anaya, dirigente del Partido del Trabajo. El tabasqueño se encargó de convocar a sus seguidores al mitin frente al Tribunal a las 7:00 de la noche de este lunes. "No nos vamos a rendir", afirmó López Obrador. Y para el mitin en el Tribunal dijo al Gobierno Federal "que no hace falta la fantochería ni la arrogancia de poner militares" afuera del Tribunal. "Vamos a manifestarnos de manera pacífica", señaló. El aspirante de la coalición "Por el bien de Todos" dijo que a las puertas del Tribunal pedirá a los magistrados que rectifiquen; es decir, que así como decidieron un conteo parcial, también pueden resolver un recuento total. El perredista ha pedido a sus seguidores que procuren no desgastarse porque "probablemente" este movimiento se va a alargar.

Derecha dice que López Obrador es irresponsable

El Partido Acción Nacional (PAN= del candidato derechista Felipe Calderón, llamó "irresponsable" al aspirante de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador por criticar al Tribunal Electoral y lo acusó de espionaje. "Los argumentos del señor Andrés Manuel López Obrador son absolutamente irresponsables, carentes de lógica y del más elemental sentido común", dijo el secretario general adjunto del partido, César Nava, la noche del sábado. El aludido criticó la decisión del Tribunal Electoral de rechazar su petición de recuento total de los 41,7 millones de votos de los comicios y de sólo ordenar la apertura de un 9% de las casillas (11.839), y acusó a los siete magistrados que lo componen de haber adoptado la argumentación del PAN. Según Nava, esta acusación, que sugiere que los siete magistrados del tribunal, que adoptaron la resolución por unanimidad, actuaron "bajo consigna, supuestamente dictada por integrantes del equipo de Felipe Calderón", "es de una suma gravedad y frivolidad". "A partir de esa supuesta coincidencia, el señor Andrés Manuel López Obrador imagina un complot, ofende al Tribunal Electoral y descalifica su actuación", añadió el secretario general adjunto del PAN. Como prueba de su acusación, López Obrador publicó en su página de internet unos correos electrónicos que supuestamente intercambiaron el propio Nava y un diputado del PAN, Juan Molinar. En ellos, según el candidato de izquierda, "admiten que son ciertos nuestros datos de 72.000 casillas (de un total de 130.000) con irregularidades". Nava no negó la autoría de esos mensajes y en cambio acusó al dirigente izquierdista de haber obtenido esos mensajes mediante "la comisión de un delito, consistente en la violación de comunicaciones privadas".

Descarga la aplicación

en google play en google play