Escúchenos en línea

Opositores anuncian «bloque contra la dictadura» de Ortega

| 7 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Los jefes de cuatro bancadas parlamentarias opositoras, anunciaron este viernes que se constituían en un "Bloque Contra la Dictadura (BCD) del presidente Daniel Ortega", ante lo que llaman "acciones" del mandatario contra la institucionalidad de los Poderes Legislativo y Judicial, y presuntas amenazas vertidas por voceros sandinistas. El BCD, integrado por diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC), el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y la recién creada Bancada por la Unidad, dio a conocer su conformación a través de una declaración pública. Según los dirigentes del BCD se constituyeron como tal para defender la institucionalidad, por la crisis generada por Ortega, "que cercena la facultad constitucional que tiene la Asamblea Nacional para legislar y que posteriormente atentó contra la institucionalidad de la Corte Suprema de Justicia". Afirman que esa crisis se profundiza por las amenazas "vertidas a diputados, a través de voceros del Frente Sandinista (de Liberación Nacional), contra las fuerzas democráticas, sectores sociales y gremiales, empresarios y sociedad civil, llegando al grado de amenazar con la militarización del país, confiscaciones a la empresa privada, encarcelamientos a los principales dirigentes opositores al gobierno". Tales amenazas son atribuidas por políticos opositores no identificados, al vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, el magistrado sandinista Rafael Solís, quien tampoco las ha confirmado o negado. El BCD afirma que "condena la vocación totalitaria del presidente Daniel Ortega, que en su afán de consolidar la mal llamada democracia popular está destruyendo las instituciones democráticas" con acciones orquestadas desde el Poder Ejecutivo contra el poder Legislativo y el Poder Judicial". Llama al pueblo nicaragüense "a la movilización" para defender la institucionalidad y los logros obtenidos en estos años de democracia, y "alertan" a la comunidad internacional ante "este rompimiento institucional que está provocando la aplicación de la Carta Democrática de la OEA (Organización de Estados Americanos)". El BCD se declara en sesión permanente hasta que se logre establecer la institucionalidad de los poderes Legislativo y Judicial, y el respeto a su independencia. Según el BCD, el rompimiento institucional consiste en el fallo de un tribunal de alzada, que acogió un recurso de amparo de dirigentes de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), en contra de una Ley, en la que se rechazaba el veto presidencial a una legislación que dejaba sin vigencia a esos órganos, creados por Ortega como parte del Poder Ejecutivo. Los opositores aducen que con ello, ese tribunal "castró" las facultades legislativas de la Asamblea Nacional, aunque existe anteriormente la Corte Suprema de Justicia sentó "jurisprudencia" en torno a este asunto, al validar la interrupción del proceso de la formación de la ley. Otro rompimiento institucional constituye, según el BCD, la resolución de la Sala Constitucional del Poder Judicial, que dio a lugar el fallo del tribunal de alzada y confirmó la legalidad de los CPC, resolución que se tomó sustituyendo a los magistrados liberales por sandinistas a la hora de la votación, anulando la publicación del rechazo al veto.

Descarga la aplicación

en google play en google play