Escúchenos en línea

Alemán y Montealegre hacen show para acusarse uno al otro del robo descarado de los Cenis y la descomunal deuda pública con los banqueros

None | 7 de Agosto de 2006 a las 00:00
Los miembros de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) hicieron nuevamente el show este lunes frente a los distintos medios de comunicación, para capear su responsabilidad en los ilegales Certificados Negociables de Inversión (CENIS), y en medio de descalificaciones legalistas anularon la posibilidad de que el tema sea esclarecido en beneficio de los nicaragüenses. A eso de las diez de la mañana de este lunes, el candidato presidencial de ALN-PC, Eduardo Montealegre, llegó a la Asamblea Nacional para comparecer ante la Comisión de Probidad y Transparencia del Parlamento, con un discurso en el que se ubicó como víctima de lo que llamó "la campaña del engaño", y acompañado de una fuerte barra dirigida por Eliseo Núñez Hernández y su hijo. Montealegre fue recibido por el presidente de esa comisión parlamentaria, el conservador arnoldista Donald Lacayo, quien lo esperaba con un interrogatorio cuyo contenido desconocían otros miembros, como Agustín Jarquín Anaya, socialcristiano de la bancada sandinista. El interrogatorio comenzó en medio de los gritos de la barra que acusaba a Lacayo de perseguir a Montealegre, hasta que encontraron la excusa para levantarse y salir raudos del parlamento. Tras conocerse de la existencia de un borrador de dictamen en el que se hacen acusaciones a priori contra Montealegre y se exime de toda responsabilidad al ex presidente del Banco Central, Noel Ramírez, el candidato de ALN-PC se declaró libre de toda culpa y dijo que no estuvo en el gobierno cuando se dio la quiebra de los bancos, cuando se ordenó la emisión de los CENIS, ni en el proceso de liquidación. Montealegre compareció para explicar su participación en la emisión fraudulenta de los Cenis y en las operaciones bancarias que llevaron a la pérdida de 500 millones de dólares a través de la emisión y manejo de los Cenis que el Estado vendió a bancos privados. Los Cenis son títulos emitidos el año 2000 por el Banco Central de Nicaragua (BCN) para cubrir la deuda de cuatro bancos quebrados, que el Estado sigue pagando a altos intereses. Montealegre, de 51 años de edad y que va en segundo lugar en la intención de votos para las elecciones presidenciales del 5 de noviembre próximo, según las encuestas, rechazó tener responsabilidad en la emisión de bonos que endeudó al país, en la reclasificación de las carteras, y en los activos y pasivos que obtuvo Bancentro. "Cuando se intervinieron los bancos y se reclasificó la cartera, que es lo que dio lugar a la emisión de los famosos Cenis, no estaba en el Gobierno", afirmó. Dijo que la emisión de los Certificados Negociables de Inversión (Cenis) a favor de bancos privados y que ha provocado una deuda de más de 400 millones de dólares a Nicaragua, fue ordenada por el Banco Central, presidido en ese entonces por el actual diputado liberal Noel Ramírez. Agregó que el 7 de agosto de 2000, cuando se intervino al Banco Intercontinental (Interbank), no era directivo del Banco Central, ni de la Superintendencia de Bancos, ni ministro de Hacienda, sino que canciller. Anotó que cuando intervinieron al Banco del Café (Bancafé) el 17 de noviembre de 2000, al Bamer el 3 de marzo de 2001 y al Banic el 5 de agosto de ese mismo año, ya no era funcionario de Gobierno, sino que jefe de campaña electoral del actual presidente Enrique Bolaños. Agregó que asumió el cargo de ministro de Hacienda el 10 de enero de 2002 con el gobierno de Bolaños y no ha ordenado ninguna emisión de Cenis. El 24 de septiembre de 2002, el presidente Enrique Bolaños autorizó Montealegre, como ministro de Hacienda (cargo que ocupo hasta entre el 2002 y el 2005), suscribir un convenio para que el Estado asumiera formalmente la obligación de pagar al BCN por la emisión de los Cenis. Una investigación del Nuevo Diario reveló en mayo pasado que las instituciones financieras absorbieron los bancos quebrados, reclasificaron las carteras de Alto a Bajo para demandar altos intereses al Estado por los Cenis, que habrían generado una deuda interna de más de 400 millones de dólares. Montealegre, un político ligado a la banca privada, es acusado de participar en el supuesto fraude, y de beneficiarse supuestamente, junto a otros empresarios, de la subasta que el gobierno realizó en el 2003 con los bienes de siete bancos quebrados. El remate incluyó la venta de carteras de productores nicaragüenses morosos y propiedades que estaban embargadas por deudas adquiridas a bajos precios por un grupo privilegiado de empresarios, entre los que figura supuestamente el candidato presidencial. Montealegre, quien fue socio del Banco de Crédito Centroamericano (Bancentro), rechazó los cargos, los que atribuyó a una campaña montada por sus enemigos políticos para hacer "fracasar el proyecto esperanzador que encabeza" con su postulación a la presidencia de Nicaragua. Montealegre alega que vendió sus acciones de Bancentro el 7 de enero de 2002, tres días antes de asumir su cargo que dejó en abril de 2004, acusó a "la cúpula liberal y sandinista" de querer "ensuciar mi nombre" para afectarlo con miras a los comicios de noviembre. El banquero y político atribuyó las denuncias a "una campaña de desprestigio" para afectar su candidatura a los próximos comicios. "Estas acusaciones ocultan el miedo de la clase política tradicional por el juicio electoral", afirmó el canciller del gobierno de Arnoldo Alemán y ex ministro de Hacienda del gobierno de Enrique Bolaños y calificó de "falsas" las investigaciones que lo involucran en el escándalo financiero. Montealegre, que llegó a la sede parlamentaria acompañado por decenas de estridentes activistas de la ALN, rechazó haber obtenido jugosas ganancias a partir de presuntas acciones fraudulentas y sostuvo que todo es fruto de "una campaña organizada con el ánimo de ensuciar mi nombre, porque los que me acusan son los que quieren perpetuar la corrupción", insistió. Un dictamen elaborado por la comisión legislativa señala que tanto Montealegre como el ex superintendente de bancos Noel Sacasa y otros ex altos funcionarios serían responsables de la emisión y aprobación de los Cenis, emitidos tras la quiebra de varios bancos privados hace tres años. Montealegre era en esa época ministro de Hacienda, miembro de la junta directiva del Banco Central y accionista de uno de los bancos privados que se benefició con los Cenis mediante la reclasificación de la cartera de las entidades financieras intervenidas, de acuerdo con la prensa local. Extraoficialmente trascendió que el Parlamento podría pedir a la Fiscalía ejercer acción penal contra los involucrados "por actos de enriquecimiento ilícito en perjuicio del Estado" y otros delitos. "Muy poco se puede decir en términos jurídicos sobre la falsedad con la que se desarrolla esta investigación, la cual esta acompañada de engaños a la que se me ha sometido (..) con el interés de perjudicar mi nombre", protestó Montealegre. El político se refería a sus contrincantes del PLC, del cual fue expulsado hace un año, y al Frente Sandinista (FSLN), principales fuerzas políticas del país, que postulan candidatos para las elecciones presidenciales del 5 de noviembre. El diputado Lacayo, presidente de la comisión, comentó que el candidato de la derecha conservadora "no aclaró absolutamente nada" en torno al caso. Lacayo, negó que exista "persecución" contra Montealegre y dijo que el interés es conocer los responsables de que el país tenga una deuda de más de 400 millones de dólares. Agregó que la comisión emitirá un dictamen en los próximos días, el cual será sometido al plenario para su votación.

Francisco Mayorga podría demandar judicialmente a Eliseo Núñez Hernández

El ex presidente del Banco del Café, Francisco Mayorga, estudia la posibilidad de demandar judicialmente al activista de ALN-PC, Eliseo Núñez Hernández, quien le gritó este lunes "que es un ladrón y que debería estar en prisión". Mayorga asistió como oyente a la comparecencia de Eduardo Montealegre ante la comisión de Probidad de la Asamblea Nacional que investiga el caso de los CENIS, cuando Núñez Hernández le gritó que nada hacía allí, y que por ladrón debería estar preso. "Yo voy a analizar eso con mis abogados. Mi inocencia fue proclamada por dos tribunales de jurado diferentes y tengo dos resoluciones de la Procuraduría de Derechos Humanos, en la que hablan del abuso que hubo contra mi persona. Creo que lo que hizo fue tratar de desviar la atención de la persona cuya inocencia está en duda", expresó Mayorga. Francisco Mayorga era presidente del Banco del Café (BANCAFE), uno de los cinco bancos privados quebrados durante el gobierno de Arnoldo Alemán, que dieron origen a los ilegales Certificados Negociables de Inversión, que le significaron ganancias hasta por más de 500 millones de dólares a muchos funcionarios de ese gobierno, entre ellos –según se dice– el propio Eduardo Montealegre, ahora candidato por la alianza ALN–PC.

Descarga la aplicación

en google play en google play