Escúchenos en línea

Personalidades del mundo exigen a EEUU respetar soberanía de Cuba

Agencia Prensa Latina (PL). Desde La Habana. | 7 de Agosto de 2006 a las 00:00
Más de 400 personalidades de todo el mundo, entre ellos ocho Premios Nobel, exigieron este lunes al gobierno de Estados Unidos respetar la soberanía de Cuba, y condenaron las amenazas contra la integridad territorial de la isla. En un documento difundido en la capital cubana, titulado "La soberanía de Cuba debe ser respetada", cineastas, escritores, activistas sociales y luchadores civiles fustigaron la postura de Washington a raíz de una proclama del presidente Fidel Castro al pueblo cubano. El 31 de julio, el mandatario cubano dirigió una comunicación en la cual informó sobre su estado de salud y anunció la delegación provisional de sus funciones al frente del Estado, el Gobierno, el Partido Comunista (PCC) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias. A partir de esa proclama, funcionarios estadounidenses han formulado declaraciones "cada vez más explícitas acerca del futuro inmediato de Cuba", señala el texto de firmado por las personalidades extranjeras. Entre ellas están los Premios Nobel José Saramago, Wole Soyinka, Rigoberta Menchú, Adolfo Pérez Esquivel, Dario Fo, Desmond Tutu, Nadine Gordimer y Zhores Alfiorov, así como Juan Gelman, Mario Benedetti, Pablo Guayasamín, María Rojo y Noam Chomsky. Todos criticaron al secretario norteamericano de Comercio, Carlos Gutiérrez, quien opinó que "llegó el momento de una verdadera transición hacia una verdadera democracia". También rechazaron las declaraciones del vocero de la Casa Blanca, Tony Snow, cuando dijo que su gobierno estaba "listo y ansioso para otorgar asistencia humanitaria, económica y de otra naturaleza al pueblo de Cuba", lo cual reiteró el presidente George W. Bush. La llamada Comisión para una Cuba libre, presidida por la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, había destacado semanas antes en un informe "la urgencia de trabajar hoy para garantizar que la estrategia de sucesión del régimen de Castro no tenga éxito". Bush, entretanto, declaró sin reservas que el citado documento era una prueba clara de que en su administración "estamos trabajando activamente por un cambio en Cuba, no simplemente esperando a que ocurra". Según ha admitido el Departamento de Estado, el plan incluye medidas que permanecerán secretas "por razones de seguridad nacional" y para asegurar su "efectiva realización", lo que induce a pensar en una eventual agresión militar contra la nación caribeña. El documento de las personalidades apunta que "no es difícil imaginar el carácter de tales medidas y de la "asistencia" anunciada, si se tiene en cuenta la militarización de la política exterior de la actual administración estadounidense y su actuación en Iraq". El grupo de firmantes, que incluye a Frei Betto, Ignacio Ramonet, Bernard Cassen, Miguel Bonasso y Manu Chao, entre otros, alertó del peligro "ante esta amenaza creciente contra la integridad de una nación, la paz y la seguridad en América Latina y el mundo". "Debemos impedir a toda costa una nueva agresión", subrayaron los firmantes, al demandar de la Casa Blanca respeto a la soberanía y autodeterminación de Cuba. Entre las más de 400 personalidades que avalaron el pronunciamiento, figuran, además, Ramsey Clark, Tomás Borge, James Petras, Piero Gleijeses, Belén Gopequi, Miguel DEscoto, Francois Houtart, Eduardo Galeano, Danny Glover, Chico Buarque y Oscar Miemeyer.

Descarga la aplicación

en google play en google play