Escúchenos en línea

CEPAL: América Latina crece 5,6% en 2007, superando previsiones

Agencia AFP. Desde Santiago, Chile. | 13 de Diciembre de 2007 a las 00:00
América Latina creció 5,6% en 2007, más que lo proyectado a inicio de año, a pesar de la volatilidad financiera mundial y gracias al elevado dinamismo de la demanda interna que se mantendría en 2008, aunque con una disminución moderada de la tasa de crecimiento a 4,9%, según un informe de CEPAL. La región sorteó con éxito un empeoramiento del contexto financiero externo, sobre todo a partir de la segunda mitad del año, como consecuencia de la incertidumbre sobre el impacto de la crisis financiera estadounidense sobre la economía global, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). "No ha habido repercusiones significativas en la actividad y el comercio internacional y en la mayoría de los países de la región han seguido registrándose tasas elevadas de crecimiento, basadas principalmente en la demanda interna", agregó el documento del organismo con sede en Santiago, Chile. El crecimiento de 2007 superó los pronósticos elaborados por la CEPAL a principios de año, cuando estimó una expansión promedio de 5%. En diciembre de 2006, la estimación había sido de 4,7%. Un mayor crecimiento al esperado en la principal economía regional, Brasil, elevó los pronósticos, explicó el secretario ejecutivo de la CEPAL, José Luis Machinea, al presentar en rueda de prensa el informe. "Ha habido un crecimiento positivo de la mano de Brasil, básicamente por su tamaño", señaló el economista argentino. Con la expansión de 2007, la región completó cinco años de crecimiento sostenido, un período inédito de expansión, con un crecimiento del PIB por superior a 3% anual. Para 2008, se prevé una leve desaceleración del ritmo de crecimiento, con una expansión esperada de 4,9%, en línea con un menor incremento esperado a nivel global, por la permanencia de una percepción de mayor riesgo derivada de la crisis del mercado hipotecario de Estados Unidos. "Vamos a ver una desaceleración global, que afectará a las economías más abiertas", señaló Machinea. "La relativa fortaleza que muestran las economías de la región permite mantener un cauto optimismo", agregó. El informe de la CEPAL advierte, no obstante, que la situación actual no está exenta de riesgos. "Existen algunas señales de alerta provenientes de la propia región, entre ellas la persistente baja del tipo de cambio real, el aumento de la tasa de inflación y un incremento generalizado del gasto público", señala. Con una expansión de 9,5%, Panamá lideró este año el crecimiento regional, seguido de Argentina (8,6%), Venezuela (8,5%), Perú (8,2%) y República Dominicana y Uruguay, con 7,5%. Más abajo se ubican Colombia, Costa Rica y Cuba (7%); Honduras (6%); Paraguay y Guatemala (5,5%); Chile y Brasil (5,3%) y El Salvador (4,5%). En la parte baja de la tabla se sitúa Ecuador (2,7%), Nicaragua (3%), Haití y México (3,3%) y Bolivia (3,8%). Según el informe de la CEPAL, durante 2007 la región siguió beneficiándose del buen precio internacional de las materias primas, con una mejoría de los términos de intercambio de 2,6%. En términos de volumen, no obstante, los envíos regionales crecieron a una tasa inferior al PIB regional por primera vez en seis años. El desempleo siguió bajando y se ubicó en 8%, a niveles similares a los de los inicios de los años 90. Asimismo, se mantuvo el dinamismo de la inversión (95.000 millones de dólares) y aumentó significativamente el consumo privado, con un incremento de la demanda interna de 7,7%. Por primera vez en cinco años la inflación promedio anotó un crecimiento y llegó a 6% frente al 5% de 2006, por el aumento en los precios de los combustibles y los alimentos.

Descarga la aplicación

en google play en google play