Escúchenos en línea

Diputados liberales rompen quórum exigiendo amnistía a Alemán

| 13 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Los diputados del llamado "Bloque Contra la dictadura (BCD)" abandonaron este jueves el Parlamento, en protesta porque ese Poder del Estado no puso en agenda de discusión un anteproyecto de ley de amnistía, que cubriría al ex presidente Arnoldo Alemán y a todos los ex funcionarios corruptos de los dos últimos gobiernos. Después de fracasar en hacer quórum de ley por dos días consecutivos por las ausencia de varios de sus miembros, los diputados del BCD, que integran los legisladores del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC), el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y el autodenominado Bloque de la Unidad (liberal), se retiraron por voluntad propia "en protesta". Sin embargo, nueve parlamentarios liberales se quedaron en el pleno, acompañando a los 38 diputados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con lo que se hacía quórum de ley, pero el presidente de la Asamblea Nacional, el sandinista René Núñez, prefirió dar por suspendida la sesión, "para no legislar con mayoría mínima". Pese a que en la agenda del día se contemplaba continuar con la discusión y aprobación de la Ley de las Pequeñas y Micro-Empresas, los diputados liberales utilizaron sus tribunas para reclamar a Núñez por haber acatado el mandato constitucional de que las "resoluciones de los tribunales son de ineludible cumplimiento" y haberse abstenido de publicar el rechazo al veto presidencial de una ley que desconocía la vigencia legal de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC). Según los diputados liberales, Núñez al acoger la resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua, que acogió un amparo en contra de ese veto y le mandó abstenerse de publicarlo, le dio "un golpe de estado a la Asamblea Nacional", y afirmaron que prevalecía otro artículo de la Carta Magna que sostiene que nadie puede interrumpir el proceso de la formación de la ley. Anta la salida de los diputados del BCD, el jefe de la bancada sandinista, Edwin Castro, dijo que éstos se negaban a legislar sobre temas que benefician a la mayoría de la población, una ley como de las "Pymes", sector de la economía que más genera empleos en el país, o la aprobación de un préstamo contemplado en el Tratado de Libre Comercio de Centroamérica y República Dominicana con Estados Unidos, RD-CAFTA. Castro dijo que los diputados del BCD "mejor deberían de llamarse Bloque por la Corrupción, porque lo que han exigido es la puesta en agenda la aprobación de una Ley de Amnistía, que beneficia al ex presidente y reo Arnoldo Alemán, así como a todos los ex funcionarios de los últimos dos gobiernos, incluido el ex presidente Enrique Bolaños, y el ex ministro de Hacienda y actual diputado, Eduardo Montealegre. Señaló especialmente a los diputados del MRS, que tienen el mismo origen que los del FSLN, por integrarse a los intereses del Bloque por la Corrupción y pedir la amnistía para Alemán, Bolaños, Montealegre y otros ex funcionarios que "han saqueado" las arcas del Estado, aunque "dicen estar en contra de los corruptos". Castro agregó que sus pares liberales también se niegan a discutir y aprobar la Ley de Presupuesto General para 2008, y destinar parte de la deuda interna, lo destinado a cubrir a la banca local la cancelación de un lote de Certificados Negociables de Inversión, CENI, y destinar esos fondos a los sectores sociales. Apuntó, que hasta Montealegre, quien es señalado de la emisión irregular de los CENI "y dice oponerse a la ley de amnistía, está impidiendo que la Asamblea Nacional legisle a favor de los pobres". Castro añadió que su bancada rechaza otorgar una amnistía a esos ex funcionarios, incluido Alemán, Bolaños y Montealegre, porque sus delitos son de orden común, y no políticos, en los que si cabe el beneficio de la amnistía. El jefe de la bancada del PLC, Maximino Rodríguez, adelantó que continuarán manteniendo esa posición, bajo el alegato de que se debe impedir "que se castre la institucionalidad y se le castre la exclusiva facultad de la Asamblea Nacional de legislar, con una resolución de un tribunal, que interrumpió el proceso de formación de la ley". Rodríguez confirmó que el presidente del Legislativo, René Núñez, ha convocado a todos los diputados para trabajar hasta el sábado 15 de diciembre, último día de labores legislativas de este año, pero el BCD "mantendrá su posición". Según Maximino Rodríguez, la actitud de los diputados del BCD "ya no es en contra de la vigencia legal de los CPC, porque (el presidente Daniel) Ortega les dio legalidad por medio de un decreto-ley, en que los incorpora como miembros plenos del Consejo Nacional de Planificación Económica y Social (CONPES)", el pasado 29 de noviembre. De acuerdo con la Constitución Política de Nicaragua, la Ley del Presupuesto General debe ser aprobada por el Parlamento a más tardar el próximo sábado, y si el Legislativo no la vota, "inmediatamente" entra en vigencia el proyecto de ley que envió el Poder Ejecutivo en enero de 2008.

Descarga la aplicación

en google play en google play