Escúchenos en línea

Colombia rechaza diálogo para delimitar frontera marítima con Nicaragua

ColPrensa. Desde Bogotá. | 16 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El gobierno de Colombia anunció que no tiene intención alguna de negociar directamente con Nicaragua, tal y como sugirió el jueves la Corte Internacional de Justicia de La Haya, la delimitación de la frontera marítima entre ambas naciones. "No hemos considerado en este momento ninguna reunión directa con Nicaragua", declaró tajante el canciller colombiano Fernando Aráujo, quien se declaró confiado que la Corte ratificará "nuestra soberanía sobre las aguas, que hemos ejercido durante tantos años, seguirá intacta". El próximo lunes, el canciller Araújo, el embajador en Cuba y excanciller, Julio Londoño Paredes y el ex ministro Guillermo Fernández de Soto, comenzarán a trazar la estrategia jurídica para impedir que Nicaragua le reste a Colombia territorio marítimo cercano al archipiélago de San Andrés. Y desde ya hay un lineamiento claro luego de que la Corte Internacional de La Haya ratificara la soberanía colombiana sobre las islas, pero se declarara competente para definir límites marítimos: no habrá reunión directa para tratar el tema con el Gobierno nicaragüense. Por eso, a pesar del fin de año, el trabajo en el Palacio de San Carlos será intenso para tener todo listo el 11 de febrero de 2008, fecha en que La Haya definirá el plazo de Colombia para presentar la "contra-memoria", es decir la respuesta a la demanda interpuesta por los centroamericanos. En entrevista con Colprensa, el ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, entre otros temas, marcó las pautas a futuro para garantizar el éxito de la defensa de los intereses de Colombia. Eso sí, sin pasar los límites de la diplomacia, porque, en sus propias palabras, "cualquier aseveración que yo haga podría ser usada por la contraparte como un argumento a su favor".

Araújo arrogante

Para algunos sectores, la decisión de la Corte Internacional de La Haya fue 'agridulce', ¿qué opina de esa apreciación? Considero que se demostró que la estrategia jurídica de nuestros asesores fue adecuada, por cuanto el resultado en esa etapa procesal fue el pleno reconocimiento de la soberanía colombiana sobre San Andrés, Providencia y Santa Catalina, además de la vigencia del Tratado de 1928. Y eso es esencial para seguir adelante en los temas que la Corte considera que deben revisarse. Pero medios nicaragüenses calificaron la decisión como una victoria en busca de más frontera marítima... No creo. La Corte lo que dice es que estudiará el tema y eso no significa que habrá una decisión desfavorable para Colombia. Estamos plenamente convencidos de que nuestra soberanía sobre las aguas, que hemos ejercido durante tantos años, seguirá intacta. ¿Se ha pensado en una negociación directa con Nicaragua, como lo sugirieron algunos sectores de opinión? No hemos considerado en este momento ninguna reunión directa con Nicaragua. Acudiremos a la Corte el 11 de febrero de 2008 para mirar con las autoridades un plazo para la presentación de la argumentación colombiana. En ese sentido, ¿cuál será el próximo paso de Colombia? La posición de Colombia se fijará cuando se presente la contra-memoria. El 11 de febrero de 2008 habrá una reunión con la presidenta de la Corte y los agentes de las partes, para definir los plazos de la presentación de ese documento. Mientras llega esa fecha, ¿cómo afinará Colombia sus argumentos? Nuestro equipo está reunido en La Haya, estudiando en detalle el fallo para tener el panorama jurídico completo. Luego, a partir del lunes, vendrán a Bogotá y sostendremos unas reuniones adicionales para definir la estrategia que presentaremos el año entrante. Algunos expertos dicen que la mejor arma del país será el ejercicio ininterrumpido de soberanía durante dos siglos... El hecho de que Colombia haya ejercido soberanía pacífica ininterrumpida y reconocida por toda la comunidad internacional durante más de 200 años sobre el archipiélago y todo el territorio, es un argumento irrebatible. Pero no será el único. Hay otros que los juristas analizarán y construirán de acuerdo con los intereses de Colombia. ¿Colombia continuará ese ejercicio de soberanía igual, incrementará o disminuirá su presencia en la zona? "Lo dijo el presidente muy claro. Vamos a ejercer la soberanía en los términos históricos en que lo hemos hecho y cualquier cambio que se pueda producir será después del instrumento jurídico pertinente. En cuanto a más o menos tropas, ejercemos labores permanentes en todo el territorio nacional, insular y continental y las mantendremos en el mismo nivel de siempre. No vemos amenaza especial en ese frente".

Buscan «normalizar relaciones con Venezuela»

¿Cómo van las gestiones con el canciller venezolano Nicolás Maduro para normalizar las relaciones entre Colombia y el país vecino? Ya hicimos esas gestiones. El canciller Maduro sabe de nuestro interés por hablar con él. Creo que hemos hecho lo adecuado. ¿Y hay respuesta? No hemos tenido respuesta por el momento pero estamos abiertos a tenerla cuando se presente. ¿Se han evidenciado movimientos que indiquen restricciones o represalias comerciales contra el país? Debo registrar normalidad completa en las relaciones comerciales. La única medida que hemos conocido es la consulta de Pável Rondón a Caracas. En el reciente encuentro en Buenos Aires entre los presidentes Álvaro Uribe y Lula Da Silva, ¿se contempló la posibilidad de que el mandatario de Brasil medie entre ambos países? No. El Presidente declaró que hablaron del Banco del Sur. Y Lula tiene interés en la participación de Colombia. El presidente Uribe le manifestó su voluntad política de participar y la revisión que estamos haciendo en el gobierno de ver donde se consiguen los recursos para los aportes.

Descarga la aplicación

en google play en google play