Escúchenos en línea

Parlamento cierra legislatura en «crisis» por diputados liberales

| 16 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La Asamblea Nacional clausuró éste sábado su vigésimo-tercera legislatura en medio de una “crisis” política, evidenciada por la ausencia de la mayoría de los diputados liberales a los que el presidente de la cámara, el sandinista René Núñez, hizo un llamado a la “cordura y a la responsabilidad”. En la sesión solemne de clausura, estuvieron también ausentes los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), excepto el sandinista Francisco Rosales, de los magistrados del Poder Electoral, del jefe del Ejército, general Omar Hallesleven y de la directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera. No obstante, el cuerpo diplomático hizo presencia en su espacio de invitados especiales, lo mismo que el Fiscal de la República, Julio Centeno Gómez, y el presidente del Banco Central, Antenor Rosales, entre otros altos funcionarios. La crisis política del Poder Legislativo nicaragüense tiene su origen en una resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), que ordenó a Núñez abstenerse de publicar el rechazo de los diputados liberales al veto del presidente Daniel Ortega a una ley que excluye de la estructura del Estado a los Consejos del Poder Ciudadano (CPC). El TAM amparó a los dirigentes de los CPC, un órgano de consulta y participación ciudadana considerado por los diputados como un organismo partidario del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) “para controlar y denunciar al pueblo”, cuando el rechazo al veto todavía no concluía su “proceso de formación de la ley”, y faltaba su publicación. Los magistrados del TAM señalaron en su resolución el derecho constitucional que tienen los ciudadanos a organizarse, y la facultad constitucional de Ortega a estructurar su gobierno sin ingerencia de los otros poderes del Estado. Núñez se negó a publicar el rechazo al veto de los CPC, porque según la Constitución “las resoluciones judiciales son de ineludible cumplimiento”, pero los diputados liberales opositores alegan otro artículo constitucional que manda no interrumpir el proceso de formación de la ley. Ante los 38 diputados del FSLN y algunos legisladores independientes, que han disentido de los partidos en cuyas boletas salieron electos en 2006, Núñez enumeró los logros del Poder Legislativo este año. En torno a la crisis, expresó “todos ustedes conocen los motivos de esta ausencia (de los 50 diputados liberales), ya desde hace casi un mes hemos estado en la Asamblea Nacional, luchando para que quórum se forme y que avancemos en el trabajo esencial que es hacer las leyes del país”. “Desafortunadamente la crisis que hemos tenido se ha prolongado hasta este grado, donde no están presente un numero sustantivo de diputados y diputadas, confiamos sin embargo en que en lo que resta del año la cordura regrese, la responsabilidad también y que encontremos la manera más adecuada para poder darle curso a la institucionalidad y al trabajo”, agregó. El primer secretario del Parlamento, el liberal Wilfredo Navarro, quien se presentó a la sede de ese Poder del Estado sin integrarse al hemiciclo, declaró que “nosotros (los liberales) no vamos a sesionar normalmente mientras se le mantenga su derecho constitucional de legislar a la Asamblea Nacional”. Navarro explicó que los liberales no legislarán porque “cualquier ley que aprobemos, viene un hijo de vecino con dos magistrados del TAM y ordenan la suspensión del acto y declaran inconstitucional la ley (dejándola sin efecto alguno)”. “En estos momentos con la sentencia del TAM la Asamblea Nacional está pintada en la pared, (los diputados liberales) no estamos dispuestos a hacerle el juego (al presidente) Daniel Ortega”, agregó. De acuerdo con el diputado Navarro, para que Ortega logre que el Legislativo apruebe una serie de leyes necesarias para el país, tendrá que buscar “un acuerdo” con los liberales. Respecto a la posibilidad de que Ortega, legisle por decreto, como lo advirtió el mandatario, entonces se revelaría “como lo que es, un dictador”. Los diputados que se niegan a legislar pertenecen al Partido Liberal Constitucionalista (PLC), la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC) y el Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

Descarga la aplicación

en google play en google play