Escúchenos en línea

Brasil, Bolivia y Chile quedarán unidos por una carretera interoceánica

Varias agencias. Desde La Paz, Bolivia. | 16 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, de Chile, Michelle Bachelet y de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, acordaron este domingo la puesta en marcha a mediados de 2009 de una ruta de 4.700 km que unirá los océanos Atlántico y Pacífico, con el fin de consolidar la integración y el desarrollo de sus pueblos. El acuerdo denominado como la "Declaración de la Paz Construyendo la Integración de la Infraestructura para Nuestros Pueblos Corredor Interoceánico Bolivia, Brasil, Chile" comprende la conexión caminera desde Puerto de Santos y Matocroso de Brasil; Santa Cruz, Cochabamba, Oruro y La Paz de Bolivia, y Arica e Iquique de Chile. Chile comprometió para ello una inversión de 36 millones de dólares en obras de ampliación y mejoramiento de la carretera que une el puerto de Iquique con Bolivia y otros 56 millones para mejorar y pavimentar otros tramos pequeños en su territorio, según un memorando leído en la casa de gobierno de La Paz. Brasil invertirá en tanto 162 millones de dólares para acondicionar dos ramales ya pavimentados de la carretera, que une el puerto brasileño de Santos con la localidad boliviana de Corumba, según el documento que dio a conocer el portavoz presidencial Alex Contreras. Bolivia, a su vez, invertirá 415 millones de dólares, pues todavía le resta asfaltar un 35% del tramo carretero que le corresponde. "Siento que esta construcción de caminos son venas que permiten integrar, comunicar, que permite juntar a pueblos de Chile, Bolivia y Brasil y no como antes, venas abiertas, en donde sólo se desangraba los recursos naturales", dijo el presidente Morales. Remarcó que la vertebración caminera beneficiará a los pueblos de Bolivia que se encuentran marginados por la falta de caminos, ya que no pueden como mejorar su situación económica al no poder sacar al mercado sus productos. Indicó que Sudamérica vive un proceso de profundas transformaciones, por lo que llamó a los mandatarios de Chile y Brasil a seguir trabajando para seguir integrando a los pueblos. "El deseo que tenemos en Bolivia es que no solamente nos quedemos con un corredor bioceánico sino ver cómo tener dos o tres corredores", expresó Morales. También señaló, refiriéndose a la Presidenta chilena, que hasta el momento ambos gobiernos crearon una gran confianza mutua entre las dos naciones. "Esta confianza nos permite, junto a otros presidentes de Sudamérica, empezar a ayudarnos, como decimos en la cultura andina e indígena, complementarnos para resolver nuestros problemas", concluyó Morales. A su vez Bachelet, aseguró que el corredor permitirá, más allá de la integración física, consolidar un crecimiento económico para los tres países involucrados. "También permitirá algo central, un flujo dinámico entre pueblos, fácilmente la circulación de personas, pero también algo central que las economías crezcan siempre, como dije en Chile, un crecimiento con equidad", dijo la mandataria chilena. "Este corredor permitirá aumentar flujo del comercio mayor dentro de regiones involucradas, mayor crecimiento económico, mayor empleo y mayor conocimiento entre pueblos y en suma mayor calidad de vida", afirmó. La integración es un concepto, dijo Bachelet, que comienza a materializarse con la construcción de infraestructura básica, pero se expresa cuando "aterriza" en iniciativas concretas, porque "no hay integración si cada uno vive desde su lado". A su turno. Lula Da Silva dijo que cada vez que se discute de integración y se observa el mapa de Suramérica se ve que Bolivia está en el corazón, por lo tanto, toda integración comienza por este país. Afirmó que el futuro de cada país del continente está ligado al futuro de los demás y no se puede concebir el desarrollo a espaldas de los países vecinos. Lula agregó que América Latina sólo tendrá condiciones de ocupar el lugar que merece, en un futuro mundo multipolar, sólo si está fuerte, unida e integrada. "La infraestructura es una de las piezas claves para la integración para América del Sur (…). Este corredor será una viga más para el edificio que estamos construyendo y con trabajo y perseverancia vamos ha dejar como herencia a nuestra futuras generaciones un continente más equitativo y socialmente más justo", subrayó. El corredor bioceánico unirá a Santos, sobre el océano Atlántico, con los puertos chilenos de Arica e Iquique, en el Pacífico, pasando por territorio de Bolivia, y estará listo a mediados de 2009, según las previsiones. La obra será fundamental para los tres países, pues Brasil acortará el tiempo de transporte de sus productos hacia puertos del Pacífico; en el caso de Bolivia se beneficiará con la infraestructura por la cual moverá alrededor del 70% de sus exportaciones y Chile se interconectará con el Atlántico El acuerdo está plasmado en un memorando de entendimiento denominado "Declaración de La Paz", en la que los mandatarios fijan los propósitos de la consolidación de la extensa carretera bioceánica. "No sólo es un abrazo de hermandad y solidaridad, sino es avanzar en la verdadera integración de los países de la región", afirmó la presidenta chilena al expresar su deseo de que el emprendimiento logre una mejor vida para todos los países de Sudamérica. "Estamos dando paso a un proyecto inspirado en los ideales de integración, de justicia social y desarrollo sostenible", afirmó por su parte Lula da Silva, quien coincidió con su par chilena en que la obra aproximará las economías de los tres países. "Toda integración debe comenzar por Bolivia, porque este país está en el corazón de América", precisó el mandatario brasileño. El presidente Morales, anfitrión de la cita, afirmó que el encuentro con sus colegas de Brasil y Chile y el lanzamiento del corredor bioceánico es un hecho histórico para Bolivia. Con la implementación del corredor bioceánico Bolivia se beneficiará con la rebaja de los fletes para sus importaciones y exportaciones, según estimó la Cámara Nacional de Exportadores. La carretera internacional transitará por el denominado eje central de este país andino-amazónico y unirá las ciudades andinas de La Paz con la central Cochabamba y la próspera Santa Cruz, las tres ciudades más pobladas de Bolivia y donde se mueve alrededor del 70% de la economía local. El encuentro de los tres mandatarios sirvió también para impulsar otros proyectos de integración en infraestructura física, que podrían ampliarse a corredores ferroviarios, viales y turísticos, según los documentos oficiales.

Descarga la aplicación

en google play en google play