Escúchenos en línea

Brutal represión contra catalanes que salen a votar en referéndum

Barcelona. Agencias | 1 de Octubre de 2017 a las 07:59
Brutal represión contra catalanes que salen a votar en referéndum

El conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau,  han cifrado este domingo al menos 460 las personas "heridas o contusionadas" a resultas de la "violencia policial del Estado" en contra de personas que han acudido a los centros de votación durante el 1-O.

Turull ha comparecido en rueda de prensa en el International Press and Broadcasting Center de Barcelona junto con el titular de Asuntos Exteriores, Raül Romeva.

"Esto es absolutamente gravísimo e inaudito", ha dicho Turull, que ha denunciado que la actuación de la Policía Nacional y la Guardia Civil no responde a criterios de "proporcionalidad", sino que "responde sólo al 'a por ellos'".

Ha expresado su "solidaridad" con los heridos, a los que ha aconsejado que acudan a centros médicos para obtener un certificado y que presenten denuncia ante los Mossos d'Esquadra.

Por su parte, manifestantes y personas que custodiaban las escuelas, centros cívicos y demás puntos de votación electoral han criticado cargas de la Policía y uso de pelotas de goma para dispersar multitudes.

Primera ministra de Escocia expresa preocupación por violencia policial

La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, expresó su preocupación por los sucesos de Cataluña y condenó la violencia policial durante las elecciones de este domingo en esa región autónoma de España.

En su cuenta de Twitter, Sturgeon escribió que 'independientemente de los puntos de vista sobre la independencia, todos deberíamos condenar las imágenes de las que estamos siendo testimonios'.

La líder del Partido Nacional Escocés (SNP) exhortó al Gobierno español a adoptar un 'cambio de rumbo' para evitar que alguien resulte 'gravemente herido'.

Para la mandataria, algunas de las escenas de esta mañana en esa comunidad autónoma 'son bastante impactantes y, con toda seguridad, innecesarias. Simplemente dejen a la gente votar', expresó.

Un herido muy grave en Lleida tras una carga policial

Un hombre de entre 50 y 60 años ha resultado herido muy grave en el barrio de la Mariola de Lleida tras una carga policial para impedir el referéndum, y se le han practicado técnicas de reanimación, han informado fuentes presenciales. Finalmente el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) le ha llevado a un hospital.

En el colegio electoral del barrio, se han producido enfrentamientos entre agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y vecinos que se concentraban para custodiar urnas y papeletas.

Entre los heridos se encuentra un hombre que ha recibido el disparo de una pelota de goma en el ojo de los antidisturbios, y ha tenido que ser evacuado por una ambulancia con la cara ensangrentada. El herido está a punto de ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Sant Pau de Barcelona.

El hombre ha resultado herido en la actuación policial que ha tenido lugar en las inmediaciones de la escuela Ramon Llull de Barcelona, donde los antidisturbios de la Policía Nacional han disparado pelotas de goma cuando, tras requisar las urnas del centro, se disponían a retirarse y se han quedado entre los manifestantes.

El incidente ha tenido lugar hacia las 10:30 horas de esta mañana, en medio de una gran tensión, cuando los agentes han disparado sus escopetas de pelotas de goma, en trayectorias bombeadas, para mantener una línea de seguridad y poder abrir el paso a las furgonetas.

Algunas de las personas concentradas han mostrado en las redes sociales las pelotas de goma que ha disparado la Policía, las primeras que se utilizan en Cataluña desde que el 30 de abril de 2014 el Parlament prohibió su uso a los Mossos d'Esquadra y policías locales de Cataluña.

Condenan violencia

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, criticó este domingo el “uso irresponsable, irracional y desmedido de la violencia” de las fuerzas españolas para evitar la realización del referendo independentista catalán.

Desde Sant Julià de Ramis, lugar donde ejerció su voto, Puigdemont denunció que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado español actúan con “brutalidad policial”, sin embargo, “no se ha impedido” que muchos catalanes voten en el referendo.

“La imagen del Gobierno ha llegado a unas cotas de vergüenza que les acompañará siempre”, expresó el presidente del Govern.

"Todo el que quiera votar lo podrá hacer. Haga lo que os convenza más: todas las opciones son igual de legítimas. Hagámoslo con el civismo de siempre!".

Puigdemont tuvo que acudir a otro centro de votación debido que en el suyo se encontraba tomado por la Policía y la Guardia Civil, que recibieron una orden judicial para requisar urnas y papeletas, y así impedir la consulta.

Además, hizo referencia a los actos represivos que han mantenido los agentes policiales en algunas regiones de Cataluña, entre ellos forcejeos y golpes entre funcionarios y ciudadanos que quieren votar.

Ante la represión policial, el representante catalán destacó que la violencia no ha hecho que los ciudadanos pierdan el deseo de votar pacíficamente, por el contrario ha quedado demostrado “lo que nos estamos jugando en días como el de hoy”.

Las autoridades sanitarias catalanas informaron que se han registrado al menos 300 heridos por los actos represivos por los agentes del Estado en los colegios de la región, al mismo tiempo que destacó que ninguno de ellos está grave, solo con mareos, crisis de ansiedad y contusiones.