Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos



Envían al Parlamento catalán resultados del referéndum

Barcelona. Agencias | 1 octubre de 2017

Comentar    

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, expresó la noche de este domingo que los catalanes enviaron un mensaje al mundo: “tenemos derecho a decidir nuestro futuro y queremos vivir en paz”.

Durante la jornada en la que más del 90 por ciento de los catalanes votó a favor de la independencia se reportaron 844 personas golpeadas en una brutal represión ordenada por el presidente Mariano Rajoy. De acuerdo con los datos suministrados extraoficialmente el 91.1% votó a favor del “Sí”, apenas el 6.7 por ciento dijo “No” y el 0.7% son los votos nulos.

“A las 844 personas que han sido atendidas por la brutalidad policial, algunas de las cuales han padecido lesiones de consideración. A vosotros, que habéis enseñado el civismo de un pueblo pacífico que quería votar, os doy las gracias", agregó.

"El Estado español ha escrito una página vergonzosa en la historia de su relación con Cataluña. No es la primera vez. Aunque estamos en la Unión Europea y en el siglo XXI, la respuesta del Estado ha vuelto a ser la misma, violencia y represión. Hemos dicho que esto se ha terminado", explicó.

Puigdemont destacó que la UE no puede seguir mirando hacia otro lado. “Somos ciudadanos europeos que sufrimos violaciones directas de la carta de Derechos Humanos, conviene que refuerce estos valores. Es necesario que actúe”.

“Nos hemos ganado el derecho a ser escuchados, respetados y reconocidos. Millones de personas han hablado alto y claro, tenemos derecho a decidir nuestro futuro, a la libertad y vivir en paz y fuera de un Estado incapaz de ofrecer una sola solución convincente.

La Generalitat trasladará esta semana al Parlament de Cataluña los resultados de la jornada electoral para que “todo se desarrolle como en la ley del referendo".

La derrota de Rajoy

La jornada del 1-O ha copado las cabeceras de la inmensa mayoría de las secciones de internacional de los principales medios europeos y mundiales. Y el principal mensaje que trazan sus portales es el estupor por la represión de la Guardia Civil y la Policía Nacional en un intento para evitar que se realizara el referéndum.

Entre los más duros con la actuación del Estado se halla el francés Libération, que en un editorial censura la actuación del Gobierno central: Violencia en Catalunya: la derrota de Rajoy titula el rotativo francés en una artículo en el que critica con contundencia las medidas a las que ha llegado el Ejecutivo español: “No es la unidad de España la que está siendo atacada a porrazos, es la democracia”: “¿Qué ha podido pasar por la cabeza del presidente español para pensar que una neutralización violenta de los votos solucionaría los problemas?”.

Le Monde opta por una pieza más informativa, en la que repasa los hechos. La suspensión del referéndum por parte del Estado; la respuesta de miles de ciudadanos acudiendo a votar y las intervenciones violentas de la policía para evitar el desarrollo del 1-O. De las cargas policías se destaca el envío de 10.000 policías el disparo de balas de goma y las imágenes de “hombres y mujeres, algunos ancianos, víctimas de abusos durante las evacuaciones”.

Por su lado, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, expresó su preocupación por los sucesos de Cataluña y condenó la violencia policial durante las elecciones de este domingo en esa región autónoma de España.

En su cuenta de Twitter, Sturgeon escribió que 'independientemente de los puntos de vista sobre la independencia, todos deberíamos condenar las imágenes de las que estamos siendo testimonios'.

La líder del Partido Nacional Escocés (SNP) exhortó al Gobierno español a adoptar un 'cambio de rumbo' para evitar que alguien resulte 'gravemente herido'.

Para la mandataria, algunas de las escenas de esta mañana en esa comunidad autónoma 'son bastante impactantes y, con toda seguridad, innecesarias. Simplemente dejen a la gente votar', expresó.