Escúchenos en línea

La vida de Ana Rizo tenía precio, según sospechoso

Managua. Radio La Primerísima | 17 de Octubre de 2017 a las 13:25
La vida de Ana Rizo tenía precio, según sospechoso

El sujeto Larry Antonio Alaniz Suazo, principal sospechoso de asesinar de un balazo a Ana Karina Rizo el pasado jueves en Jinotega aseguró este martes que le ofrecieron 10,000 dólares para que cometiera el delito.

La joven Rizo fue encontrada sin vida en una alcantarilla, en la ruta El Guayacán-Jinotega.

Al ser presentado por la Policía Nacional, refirió que un hombre identificado como Delwing Herrera, también preso, lo amenazaba para que matara a Rizo.

“Me amenazaban con mi familia, que me los iban a matar uno por uno y después cuando yo me negaba hasta me ofrecieron reales para que lo hiciera”, sostuvo.

Alaniz Suazo aseguró que no recibió ningún pago.

Los dos detenidos y la joven asesinada trabajaban juntos en un negocio de Bayardo Arauz en Jinotega. Declaró que la víctima presionaba a Herrera diciéndole que iba a contarle al jefe de todos ellos que le robaba grandes cantidades de dinero.

De acuerdo con el informe brindado por el comisionado Marvin Castro, Ana Karina  falleció por una hemorragia intracraneal.

Las autoridades señalan como principal sospechoso a Alaniz y en el proceso de investigación se conoció que trató de enviar un arma, que tenía en su poder de manera ilegal, a la comunidad Las Cuchillas.

La Policía encontró en la vivienda del presunto autor del crimen, dos camionetas en las que había manchas de sangre y cabello, una camisa a cuadros con sangre.

El comisionado Castro relató que el sospechoso invitó a Rizo a un restaurante en la comunidad Las Lomas y en el sector del Llano de la Cruz le disparó y posteriormente se dirigió a la ruta El Guayacán-Jinotega y lanzó el cuerpo a la alcantarilla.

En las pesquisas realizadas, Rizo estuvo en un gimnasio, donde practicaba zumba y caminó junto con una amiga identificada como Juana Francisca, de quien se separó cerca de las 8:00 p.m. del pasado 11 de octubre, a media cuadra de la delegación departamental de la Policía en Jinotega, para dirigirse a sus respectivas casas.

La joven nunca llegó a su vivienda en el barrio Róger Hanguien y desde la misma noche sus familiares comenzaron a buscarla. Desconocían que presuntamente abordó la camioneta de Alaniz, quien la habría llevado hacia el sector norte de la ciudad, al Llano de La Cruz.


Descarga la aplicación

en google play en google play