Escúchenos en línea

El paso del huracán «Félix», el peor desastre de la década para Nicaragua

Agencia ACAN-EFE. Desde Managua. | 19 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El poderoso huracán “Félix” dejó este año, a su paso por Nicaragua, más de un centenar de muertos, casi 200.000 damnificados y un rastro de hambruna y enfermedad que lo ha convertido en el peor desastre en el país en lo que va de década. “Félix”, que tocó tierra nicaragüense el 4 de septiembre de 2007 con una intensidad de categoría cinco, la máxima de la escala Saffir-Simpson, con vientos de 260 kilómetros por hora, arrasó la Región Autónoma del Caribe Norte (RAAN), habitada en su mayoría por indígenas miskitos y mayagnas, la más pobre del país. Los fuertes vientos de “Félix” causaron destrozos en la RAAN, una zona despoblada, pantanosa y poco poblada para su extensión, similar a El Salvador, y que, hasta hoy, se mantiene en estado de desastre. También, devastó unas 21.000 viviendas y causó cuantiosos daños en la infraestructura, la agricultura, la pesca y el medioambiente en 1,3 millones de hectáreas de bosques, incluida la reserva de la biosfera de Bosawás. Ese parque natural, uno de los pulmones del mundo y proclamado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad como reserva de la biosfera, concentra un 10 por ciento de la biodiversidad mundial. “Félix” no solamente es, hasta ahora, el peor desastre sufrido por Nicaragua durante esta década, sino el segundo huracán con categoría cinco que azota esta nación, desde que se mide en esa escala. El primero, según la Dirección de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), fue el huracán “Mitch”, que a finales de octubre de 1998, impactó con toda su furia a Nicaragua y a su vecina Honduras. En Nicaragua, el “Mitch” dejó 2.394 muertos, 400.000 desplazados, 28.000 damnificados, 34.879 viviendas destruidas o parcialmente afectadas, y daños en las infraestructuras de más de 1.400 millones de dólares. Los daños causados por “Félix”, que se transformó en un monstruoso huracán categoría cinco “de la noche a la mañana”, para sorpresa de los expertos, aún se están contabilizando. El impacto de “Félix”, uno de los ciclones más letales en la historia del Caribe, aún se siente en Nicaragua, tres meses después de su demoledor paso por el país, que todavía lidia con las secuelas que produjo en la RAAN. El presidente Daniel Ortega, reconoció recientemente que si el ciclón hubiese impactado en la zona del Pacífico, la más poblada, hubiera causado miles de muertos en Nicaragua y confirmó que “Félix” ha sido uno de los desastres naturales más devastadores en la historia de este país. En los últimos 115 años, Nicaragua ha sido afectada por 45 ciclones tropicales, de los cuales 24 han alcanzado la categoría de huracán, y el resto se ha quedado en tormenta tropical o depresión tropical. “Nicaragua, por encontrarse de cara al mar Caribe y al Océano Atlántico, en donde por lo menos se han formado unos 800 ciclones tropicales en los últimos 100 años, es un país con alto riesgo a impactos directos e indirectos de ciclones tropicales”, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en un reporte sobre esta nación centroamericana, difundido en la página web del Ineter. Los huracanes más intensos que han afectado a Nicaragua han sido “Irene” (1971), “Alleta” (1982), “Joan” (1988), “Mitch” (1998) y “Félix” (2007), de los que el “Joan” alcanzó categoría cuatro y el “Mitch” y “Félix” categoría cinco. Nicaragua sufrió además, este año, la embestida de tres fenómenos meteorológicos -incluido “Félix”- de gran intensidad que dejaron un saldo de 109 fallecidos, 135 desaparecidos y 216.000 afectados en el 51 por ciento del territorio, según datos de la Defensa Civil. El gobierno sandinista pidió a la comunidad internacional 392,6 millones de dólares para rehabilitar las zonas castigadas por el huracán “Félix” y las intensas lluvias, registradas en los meses de septiembre y octubre. Cerca de un 75 por ciento de esos fondos son para rehabilitar la empobrecida región del Caribe, aún en riego.

Descarga la aplicación

en google play en google play