Escúchenos en línea

Madre de Volz no sabe por qué sigue preso, Fiscal pide revisar absolución

| 19 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Maggie Anthony, madre del estadounidense Erick Stanley Volz, a quien un tribunal de segunda instancia le revocó la sentencia a 30 años de presidio por asesinato atroz de una joven nicaragüense, llegó este miércoles a Managua, y en breve declaraciones dijo que no sabe por qué su hijo sigue preso. Tres llegar al aeropuerto internacional Augusto C. Sandino, sorprendentemente escoltada por una amplia batería de periodistas norteamericanos, la señora Volz se dirigió a la Corte Suprema de Justicia, con el objetivo de entrevistarse con algún magistrado, pero ninguno de los máximos jueces la recibió. Al ser abordada por los periodistas, Maggie Anthony, dijo no saber nada sobre lo que le está pasando a su hijo y que no se explica por qué si le dieron la libertad continúa preso. La madre del estadounidense, con toda su parafernalia de periodistas, también se dirigió a la sede del Tribunal de Apelaciones de Granada, presuntamente a gestionar la orden de libertad para su hijo, y buscar cómo hacerla efectiva, por los medios legales que permite el país. Por su lado, el Procurador de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, insistió este miércoles en señalar que “hubo dinero de por medio” en la sentencia de los magistrados del tribunal de alzada de Granada para revocar la condena a Erick Stanley Volz. Los magistrados, dos liberales que firmaron la revocación, y un sandinista que razonó su voto, en un fallo de mayoría, ratificaron la sentencia en contra el nicaragüense Julio Martín Chamorro, juzgado y encontrado culpable con Volz en el mismo juicio, proceso que consideraron lleno de vacíos y nulidades. Cabezas afirmó que ahora, cuando observa la petición de libertad que efectuó el Departamento de Estado de Estados Unidos a favor de Volz, el despliegue de publicidad en su favor y las versiones de algunos juristas, justificando el fallo de los magistrados, es que concluye que “hubo dinero de por medio”. Según el Procurador de los Derechos Humanos, en este caso también “se ve la (pesada) mano de un alto senador republicano (de Estados Unidos)”, quien supuestamente tiene vínculos familiares con Volz, y la influencia de sectores económicos poderosos de ese país, interesados en liberar al norteamericano. La Fiscal de la ciudad de Rivas, Isolda Ibarra, anunció que este miércoles se presentaría ante el Tribunal de Apelaciones de Granada, para "introducir un recurso de casación”, en contra de la revocación de la pena máxima en contra de Volz. De acuerdo con la ley, los magistrados del tribunal de alzada se limitarían a acoger el recurso de casación y lo traslada a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, para que revise las pruebas el caso y los alegatos del tribunal (de apelaciones) que revirtió la sentencia a 30 años a Volz. La revocación de la condena al estadounidense ha desatado una oleada de críticas contra los magistrados de ese organismo judicial, máxime cuando uno de ellos, el liberal Roberto Rodríguez, dijo tener nacionalidad estadounidense, lo que le inhibe, por ley, a ejercer el cargo. El estadounidense permanecía recluido en el hospital Carlos Roberto Huembes de la Policía Nacional, en esta capital, bajo custodia esperando la culminación de los trámites para la consumación de la orden de libertad, porque padece desde hace meses de varias dolencias que ameritan tratamiento médico. El abogado de Volz, Fabbrith Gómez, introdujo desde el martes un recurso de exhibición personal solicitando a la Corte de Apelaciones que nombre un juez ejecutor para que exija a la juez de Rivas, Ivett Toruño, "cumplir la orden de libertad que se niega a girar" para el estadounidense.

Descarga la aplicación

en google play en google play