Escúchenos en línea

Miembros de Petrocaribe pagarán petróleo en especies (texto íntegro de la Declaración Final de Cienfuegos)

Varias agencias. Desde Cienfuegos, Cuba. | 22 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La IV Cumbre de Petrocaribe acordó el viernes avanzar hacia un mecanismo para que los países miembros paguen a Venezuela 40% de la factura petrolera con bienes y servicios, y un fondo de financiamiento de proyectos de energía alternativa, propuestos por el presidente Hugo Chávez. Con el pacto de Petrocaribe, creado en 2005, Venezuela suministra unos 103.000 barriles diarios de petróleo a los miembros, que cancelan la factura con productos y dos años de gracia; una extensión del período de pago de 17 a 25 años y un financiamiento de 40% si el precio del barril supera los 40 dólares, a una tasa de interés de 1%. El caso de Cuba, que recibe de Venezuela 92.000 barriles diarios de petróleo y a cambio le envía unos 36,000 colaboradores, la mayoría médicos, sería el nuevo mecanismo que Caracas aplicaría al resto de los socios de Petrocaribe. Esa modalidad es la que Chávez propuso extender, al precisar que la factura en Petrocaribe "alcanza los 1.166 millones de dólares" y en 2010 llegará a 4.566 millones, para "ser cancelada a largo plazo". La declaración de la cumbre precisó que los gobernantes o representantes de 17 países miembros se comprometieron a construir "un mecanismo que puede ser un fondo de inversión con una porción de los ingresos que son financiados mediante los contratos de suministro para garantizar" los pagos. También acordaron "evaluar la creación de un fondo para el financiamiento del los proyectos de desarrollo de energías alternativas", según el documento suscrito al término de la reunión, celebrada en Cienfuegos, 260 km al sureste de La Habana. La declaración destacó que Petrocaribe es "una herramienta" para la seguridad energética. Los participantes acordaron considerar la refinería de Cienfuegos, inaugurada este viernes por Chávez y el gobernante interino de Cuba, Raúl Castro, "centro de procesamiento y acopio en el cual se manufacturen combustibles" para los países miembros. Además, se crearán grupos técnicos para el estudio de proyectos de energía solar, geotérmica y eólica, y un equipo de trabajo para evaluar el uso eficiente de la energía. Las próximas cumbres, con periodicidad de seis meses, serán en Saint Kitts y Nevis, Belice y República Dominicana. El ministro de Energía y petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, indicó en declaraciones a la prensa que la refinería cubana que procesará en principio 65.000 barriles de petróleo crudo diarios y con capacidad para llegar a más de 100.000, será parte del mecanismo de logística para los países de Petrocaribe. Ramírez señaló que acordaron que un equipo de trabajo de cada país va a comenzar a hacer las estimaciones necesarias para intercambiar productos y servicios. Indicó que el intercambio se hará a través de "un mecanismo" similar al usado con Cuba, Bolivia, Argentina y Uruguay, que ha dado "extraordinarios resultados". El ministro venezolano agregó que la Cumbre acordó la creación del grupo para estudiar un mecanismo que establezca un tratado de mercado "justo" y "común" para el Caribe, que, en base a la porción financiada de la factura de Petrocaribe, permitirá el intercambio de bienes y servicios generados en el área, según una propuesta del presidente Hugo Chávez. Las resoluciones abarcan la creación de equipos de trabajo en materia de petroquímica, el estudio de opciones para el suministro de gas, el diagnostico de las potencialidades de ahorro y el uso eficiente de la energía en la región, y el que tendrá como función coordinar la formación, y el adiestramiento y entrenamiento de técnicos y profesionales. Contemplan evaluar la creación de un fondo para la financiación de los proyectos de desarrollo de energías alternativas y constituir un mecanismo que puede ser un fondo de inversión o gestión, en aquellos países que lo decidan, con una porción de los ingresos que son financiados mediante los contratos de suministro. La cumbre consideró ampliar con aquellos países del grupo que así lo decidan, el esquema de intercambio con base en la porción financiada de la factura energética. Petrocaribe distribuye en la actualidad 53.000 barriles diarios de petróleo y derivados -sin contar Cuba- a los integrantes del mecanismo regional en condiciones favorables de pago, que incluyen la financiación a 25 años del 40 por ciento de la factura, con hasta dos años de gracia. La cita de Cienfuegos decidió además, aprobar la incorporación de Honduras como país miembro de la resolución, según informó el ministro venezolano de energía y petróleo, quien tiene previsto viajar el próximo sábado al Tegucigalpa para la firma del pacto de adhesión a Petrocaribe. El ministro venezolano informó además que Guatemala ha manifestado la intención de incorporarse a Petrocaribe, mientras otros dos países han mostrado interés por adherirse a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), iniciativa impulsada por Venezuela con la participación de Cuba, Bolivia y Nicaragua. Las próximas reuniones de la Cumbre de Petrocaribe están previstas para celebrarse en San Cristóbal y Nieves, y en Belice, respectivamente.

DECLARACIÓN DE LA IV CUMBRE DE PETROCARIBE Cienfuegos, Cuba

Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países que integran PETROCARIBE, reunidos en la ciudad de Cienfuegos, Cuba, el 21 de diciembre de 2007: Reconociendo que gracias a la iniciativa estratégica y generosa de Venezuela, PETROCARIBE es ya un proyecto real y efectivo, en franco proceso de instrumentación, como demostración del espíritu de solidaridad, cooperación e integración que lo ha animado; Subrayando las nefastas consecuencias del desigual orden económico internacional que, entre otros aspectos, tiene un impacto negativo en los precios de los productos básicos, incluidos los hidrocarburos, y resaltando el deber de proteger a los países en vías de desarrollo del daño que provoca el encarecimiento de los combustibles; Reconociendo el grave impacto de la devaluación del dólar de los Estados Unidos en el crecimiento en espiral del precio internacional del petróleo; Destacando que justamente en momentos en que la factura por la adquisición de petróleo experimenta mayores incrementos, los países del Caribe contamos con un esquema que, de modo creciente, garantiza el necesario suministro en términos justos y sostenibles; Constatando que PETROCARIBE ha demostrado ser más que un mecanismo comercial de suministro de combustible y que constituye en la actualidad un esquema estratégico de seguridad energética, que abarca también la cooperación para garantizar la eficiencia y el ahorro en la generación, la transmisión y el consumo energético, lo que se ha visto ampliamente demostrado por las experiencias de cooperación energética que se han materializado en varios países del Caribe; Subrayando que las iniciativas de carácter social en beneficio de los sectores más pobres de las naciones participantes han comenzado a mostrar resultados exitosos y continuarán siendo objetivo central de PETROCARIBE y que los programas de alfabetización, salud, educación y vivienda constituyen ejemplos dignos del uso justo y solidario que puede darse a los altos ingresos que reciben los exportadores de recursos energéticos en las condiciones actuales, y a los ahorros generados por aquellos países importadores que participan en el esquema; Subrayando también que por medio de PETROCARIBE y, bajo los principios integracionistas de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, las naciones del Caribe han continuado estructurando una eficiente matriz energética subregional que contempla el establecimiento de nuevas capacidades de refinación, almacenamiento y transporte de petróleo, de infraestructura para la exportación, importación y procesamiento de gas natural y de programas de adiestramiento y preparación de personal capacitado para la industria energética; 1. Expresamos nuestra convicción de que los acuerdos alcanzados en el marco de PETROCARIBE constituyen una herramienta importante para garantizar la seguridad energética y, por esa vía, contribuir de forma decisiva a promover el desarrollo económico y social sostenible de los países participantes. 2. Ratificamos el compromiso de contribuir a la seguridad energética común, así como al desarrollo y mayor integración de los países del Caribe y Centroamérica, mediante el empleo soberano de los recursos energéticos. 3. Destacamos que PETROCARIBE es un modelo de cooperación entre países en desarrollo, guiado por los principios de solidaridad y trato especial y diferenciado hacia países carentes de recursos energéticos naturales. 4. Constatamos la significativa contribución de los acuerdos suscritos en el marco de PETROCARIBE para mitigar los efectos adversos del alto y creciente costo de los hidrocarburos para las economías dependientes de su importación. 5. Reconocemos el positivo impacto social que en nuestros pueblos han tenido los programas financiados por el Fondo Alba Caribe como brazo de apoyo complementario de los proyectos energéticos de PETROCARIBE. 6. Comprobamos con satisfacción la marcha sostenida del cumplimiento de los acuerdos alcanzados desde la primera Cumbre PETROCARIBE y saludamos que se hayan dado los primeros pasos en la creación de la infraestructura requerida para la instrumentación de los compromisos asumidos. En este contexto, nos comprometemos a tomar las medidas necesarias para acelerar su debido avance. 7. Reiteramos la necesidad de continuar invirtiendo los recursos económicos ahorrados a partir del financiamiento del 40% de la factura petrolera en proyectos de alto contenido social que impacten en la reducción de la pobreza en nuestros pueblos. 8. Reconocemos que el proceso de integración energética involucra como actores principales al Estado, a las empresas del sector y a toda la sociedad, de tal manera que se logre un equilibrio entre los intereses de los países, las necesidades de los pueblos y la eficiencia sectorial. 9. Expresamos nuestro apoyo a los procesos nacionales y populares que se están desarrollando en América Latina, en defensa de su soberanía y de sus recursos naturales y, muy particularmente, nuestra solidaridad con el Gobierno de Bolivia y su Presidente Evo Morales, ante los intentos de subvertir el proceso democrático boliviano y de desmembrar el país. 10. Decidimos impulsar el ahorro y la eficiencia energética y el desarrollo de las energías renovables para con ello contribuir a la seguridad energética, promover el acceso universal a la energía y la preservación del medio ambiente. 11. Acogemos con satisfacción la resolución adoptada por la III Reunión del Consejo de Ministros de PETROCARIBE celebrada en el marco de esta IV Cumbre. 12. Decidimos asimismo seguir impulsando PETROCARIBE y desarrollando en su seno nuevas iniciativas que contribuyan cada vez de manera más decisiva y palpable al desarrollo económico y social de nuestras naciones y al bienestar de nuestros pueblos. 13. Acordamos celebrar las Quinta y Sexta Cumbres de PETROCARIBE en San Cristóbal & Nieves y Belice, respectivamente.

Cienfuegos, Cuba, 21 de diciembre de 2007


Descarga la aplicación

en google play en google play