Escúchenos en línea

Buzos afectados por descompresión demandan al Estado por abandono

| 22 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Dirigentes de los buzos del Caribe norte y sur, en su mayoría indígena miskitos, anunciaron este sábado que demandarán al Estado de Nicaragua ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), debido al abandono en que los han sumido las instituciones gubernamentales. César William Gooden, representante sindical de los buzos activos, indicó que entidades como el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), los ministerios de Salud y el Trabajo, y la Procuraduría de Derechos Humanos, son, entre otras, las que no cumplen con compromisos contraídos con ellos. Gooden explicó que desde hace años luchan para que se les brinde ayuda a los buzos que han resultado afectados por la descompresión, por sumergirse a las profundidades sin que los dueños de barcos les proporcionen ningún equipo pero sus gestiones ante los entes estatales fracasan. El dirigente sindical reasaltó que en el Caribe nicaragüense 1.136 buzos han muerto en los últimos 16 años, como efecto de la descompresión, y cientos se desplazan en sus comunidades, enfermos y abandonados hasta de sus propias familias, ahora que están incapacitados para trabajar en el mar. Gooden señaló que le han pedido al ministerio del Trabajo que obligue a los dueños de los barcos camaroneros y langosteros, que instalen al menos dos cámaras hiperváricas en cada nave, como una medida de protección para su salud, amenazada por la descompresión, pero su demanda no tiene eco. Los propietarios de las empresas pesqueras en el Caribe, norte y sur, hasta el momento se niegan a instalar las cámaras hiperváricas, que le garantizarían la vida a los buzos, aduciendo que no los obliga la ley. El abandono lo sufren también del Ministerio de Salud y el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, que hasta ahora se niegan a atender a los enfermos por la descompresión, a quienes sólo les queda esperar la muerte, pues tampoco les proporcionan una pensión por incapacidad para sobrevivir, agregó. Hasta el propio Procurador de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, firmó meses atrás un acuerdo con los buzos del Caribe norte y sur para defender su derecho a la vida, pero días después lo olvidó, aseguró Gooden. El líder indígena clamó para que el presidente Daniel Ortega “vuelva su mirada” hacia los buzos miskitos del Caribe, que “mueren abandonados en las calles ante la insensibilidad de los funcionarios del gobierno”. Gooden dijo que pedía la atención de Ortega, porque también han fracasado sus gestiones de ayuda ante la Comisión de Asuntos Laborales de la Asamblea Nacional, en manos de diputados liberales, para que declare el asunto de la descompresión como un problema de sanidad laboral. Además de recurrir ante la OIT, el dirigente de los 1.147 buzos activos, afirmó que también recurrirán a organismos que tutelan los derechos humanos en el país.

Descarga la aplicación

en google play en google play