Escúchenos en línea

Nicaragüenses celebran Navidad en crisis económica

Agencia ACAN-EFE. Desde Managua. | 24 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Los nicaragüenses aceleran los preparativos para celebrar la fiesta de la Navidad con el mismo entusiasmo de siempre, pero sabiendo que tendrán que hacer milagros para afrontar los gastos de la cena navideña por la escalada de los precios de los productos para esta comida tradicional. También tendrán que "estirar lo más que puedan" la paga navideña y otras bonificaciones típicas de esta época para poder comprar y hacer los regalos, que forman parte de la tradición, en este país donde la mayoría de sus 5,1 millones de habitantes son católicos. El esplendor de las luces y arbolitos navideños no se ve como en años pasados en los edificios públicos, privados y en los domicilios, porque no lo permite el alto coste del servicio de energía eléctrica, que en los meses de noviembre y diciembre ha experimentado incrementos de tarifas de 3,56 y 2,5 por ciento, respectivamente. Pese a todo, los nicaragüenses no pierden el ánimo y se aprestan a celebrar estas fiestas olvidando durante estos días que tienen encima el impacto de una inflación acumulada que ronda el 16 por ciento, la mas alta de los últimos años. Además, la alegría propia de esta emotiva celebración se verá empañada por la nostalgia que sufren cada vez más familias divididas por los muchos que han tenido que emigrar en busca del trabajo que no encuentran en su propio país. Algunas casas, sin embargo, reciben estas fechas a miles de nicaragüenses que vuelven principalmente desde Costa Rica y Estados Unidos, desde donde el resto del año suelen mandar remesas. Durante el primer semestre de este año que aún no acaba, los nicaragüenses recibieron 343 millones de dólares en remesas familiares, un 5,1 por ciento más que durante el mismo periodo de 2006, según el último dato oficial. El espíritu navideño se acrecienta con la tradicional celebración del novenario del Niño Dios, que se festeja en todas las iglesias del país, y que culmina el 25 de diciembre con el nacimiento del redentor. Son las iglesias, también, las que se convierten en escenarios de excepción de conciertos navideños, cantos de villancicos y exposición de pesebres. La Policía Nacional, por su parte, organizó un concurso de nacimientos que ganó la delegación de Ocotal, 220 kilómetros al norte de Managua, por la originalidad de los materiales naturales que utilizó en esta competencia. El I Concurso Nacional de Nacimientos y Cantos Navideños Caminando hacia Belén sin Violencia, es parte de la campaña popular de prevención social del delito que promueve la institución. La directora de la policía nacional, Aminta Granera, informó a la prensa de que los 10.000 efectivos de la institución serán desplazados desde este fin de semana por todo el país para garantizar la seguridad durante las fiestas de Navidad. El gobierno del presidente Daniel Ortega, a su vez, ha organizado una serie de actividades para celebrar la Navidad y la despedida de fin de año, que incluye entregas de juguetes, piñatas y fiestas populares. Ortega y su esposa, Rosario Murillo, tienen previsto entregar personalmente, entre el 23 y el 25 de diciembre, 250.000 juguetes.

Descarga la aplicación

en google play en google play