Escúchenos en línea

Sin agua y sin luz por culpa de Unión Fenosa, y el gobierno tan campante

Agencias AFP, AP y ACAN-EFE | 10 de Agosto de 2006 a las 00:00
El gobierno racionará el servicio de agua potable en la capital, a causa de un déficit ocasionado por los constantes cortes de energía eléctrica que aplica la empresa española Unión Fenosa, informó este miércoles un funcionario. "Con los cortes de electricidad hemos reducido en un 10% la producción de agua, lo que equivale a un déficit de diez millones de galones al día (38 millones de litros)", afirmó el gerente de operaciones de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL), Mario Montenegro. La escasez obligará a racionar el suministro del líquido hasta por diez horas al día en algunos sectores de la capital, principalmente en los barrios más pobres donde existen problemas para garantizar el servicio por una sobrecarga en la demanda, dijo el funcionario. Unión Fenosa aumentó el lunes los cortes del servicio eléctrico que venía aplicando en los últimos meses en 13 de los 17 departamentos del país, incluida Managua, debido a un supuesto déficit en la producción de energía. Desde el lunes los apagones, que duraban entre dos y tres horas, se prolongan entre cuatro u ocho horas, en los diferentes sectores. Unión Fenosa mantiene desde hace más de dos semanas cortes de energía que afectan a cerca de 600.000 usuarios de Nicaragua entre cuatro y seis horas diarias, por fallos en las dos unidades de generación de la planta Las Brisas, propiedad del Estado. Los apagones también son provocados por "la poca capacidad" de generación de las plantas hidroeléctricas Centroamérica y Santa Bárbara, debido al bajo nivel de agua del lago Apanás, según la empresa. El déficit de energía es atribuido por la empresa española a supuestas fallas técnicas en la planta Generadora Eléctrica Central S.A, propiedad del Estado, y la reducida capacidad de producción hidroeléctrica en la planta Centroamérica y Santa Bárbara. Unión Fenosa adquirió hace cinco años la administración de las empresas estatales de comercialización de electricidad de Nicaragua, con el compromiso de mejorar el servicio, que según denuncias de organizaciones gremiales, ha incumplido, a pesar del incremento de las tarifas de energía.

El colmo: gobierno pide dinero para prestarle a Unión Fenosa

El gobierno envió este miércoles al Parlamento un proyecto de ley urgente para otorgar nueve millones de dólares a la empresa española Unión Fenosa para que financie medidas para paliar el déficit de energía. Los fondos serán entregados a Unión Fenosa a través de la emisión de letras del tesoro, lo que permitirá a la compañía comprar energía en el mercado regional a fin de terminar con los racionamientos en este país, declaró a la prensa el presidente de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Ernesto Espinoza. La fuente agregó que con esos recursos Unión Fenosa también podrá pagar la deuda contraída con las empresas generadoras y la adquirida con el Gobierno de Nicaragua, al cual le debe, desde abril pasado, cerca de 13 millones de dólares. "El objetivo de estas letras del tesoro es oxigenar el sistema de pago de Unión Fenosa y llevarles recursos frescos para que puedan pagar sus deudas", señaló. Explicó que a través de las letras del tesoro Unión Fenosa podrá disponer de recursos en el sistema financiero nacional, con el cual tendría que contraer una nueva deuda. Espinoza dijo que la situación que atraviesa la empresa española es producto de que en el pasado las autoridades no aprobaron "los ajustes tarifarios adecuadamente", lo cual ocasionó que la empresa no recibiera unos 18 millones de dólares. El presidente de la CNE anotó que la iniciativa pretende que Unión Fenosa recupere esos 18 millones de dólares en un período de 12 meses. El funcionario instó a los diputados a aprobar la iniciativa antes del descanso parlamentario que comienza el 17 de agosto y finaliza el 16 de septiembre.

ENACAL comprará energía eólica

La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) firmó este miércoles un contrato con una empresa local para adquirir energía eléctrica de origen eólico que será producida por primera vez en el país. Fernando Gallo, Presidente de Ventus de Nicaragua, S.A, dijo que inicialmente se producirán 20 megavatios, pero posteriormente se podrían generar hasta 160 megavatios, utilizando la tecnología más avanzada del mundo. Agregó que a precios actuales de petróleo la compra de energía eólica podrían generar a Enacal un ahorro de unos tres millones de dólares el primer año o mas de 45 millones de dólares en lo que dure el contrato de 15 años. Las turbinas serán instaladas por la empresa Suzlon Energy A/S de Dinamarca, en la finca Hato Grande en la comunidad Puerto Díaz, provincia de Chontales, 84 kilómetros al sureste de Managua. Este proyecto será financiado con recursos propios. El monto del contrato es por 1,3 millones de dólares anuales. El presidente Enrique Bolaños fue testigo del contrato, quien según Gallo, ha sido un pionero en promover la producción de ese tipo de energía que no produce contaminación. Por su parte el presidente de Enacal, Luis Debayle, informó que el contrato con Ventus, permitirá reducir en gran parte el 40% de los costos en energía que paga para suministrar agua a la población.

Descarga la aplicación

en google play en google play