Escúchenos en línea

Venezuela: liberación de rehenes será entre viernes y domingo

Agencias. Desde Caracas. | 27 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La liberación de los tres rehenes que están en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sería a más tardar en 72 horas, afirmó este jueves un alto funcionario venezolano. El vicecanciller para Latinoamérica y el Caribe, Rodolfo Sanz, dijo a la prensa que la entrega de Clara Rojas, jefa de campaña de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt; su hijo procreado en cautiverio Emmanuel; y la ex congresista Consuelo González, "tiene que ser cuando muy tarde en las próximas 48 o 72 horas... entre viernes y domingo". Acotó que el presidente Hugo Chávez, "con una pistolita de esas que usan en la competencia «pum», dará la partida de la caravana aérea" venezolana que participará en el operativo. Venezuela confía en que la liberación de los rehenes marque el inicio de un proceso de paz en Colombia. "El presidente Chávez está empeñado en conversar con el secretariado de las FARC, específicamente con Raúl Reyes y con Manuel Marulanda Vélez, Tirofijo, para discutir en profundidad una salida política al conflicto de Colombia", dijo Sanz, quien descartó que el gobernante tenga un interés político en la liberación. Sanz, quien entregó en Colombia la solicitud para realizar la operación, expresó que "se están haciendo las conexiones rutinarias para el aterrizaje de las aeronaves en Villavicencio y luego para sobrevolar el espacio aéreo colombiano con todas las garantías". El presidente colombiano Álvaro Uribe aceptó la propuesta venezolana para recoger a los rehenes que las FARC ofrecieron entregarle a Chávez, con lo que se desató el júbilo entre los parientes de los cautivos. "Muchas gracias, gracias de todo corazón. Eso... resume todo lo que siento" por el presidente venezolano, expresó la hija de González, María Perdomo. "Esperamos que nos llamen en cualquier momento" para encontrarse con sus seres queridos, agregó. En la misma situación se encontraba Iván Rojas, hermano de Clara Rojas. "Vamos para adelante, con esto (la liberación unilateral) se abre una puerta para todos. Vamos a seguir en el empeño de que no haya un secuestrado en Colombia", dijo Rojas a la prensa.

Colombia descarta «inconvenientes» en la operación

El gobierno colombiano descartó este jueves que existan inconvenientes en la operación de liberación de tres rehenes en poder de las FARC y aseveró que confía en que la misión se cumplirá lo más pronto posible. El ministro del Interior de Colombia, Carlos Holguín, dijo a periodistas que el aeropuerto Vanguardia de Villavicencio, distante 117 kilómetros de Bogotá, cuenta con la capacidad necesaria para que el procedimiento de rescate se realice sin problemas. "No tiene porqué haber ningún inconveniente, (allí, en Vanguardia) se puede aterrizar perfectamente, es un aeropuerto con gran capacidad, no hay problema de ninguna naturaleza", puntualizó el funcionario colombiano. Aeronaves venezolanas tienen previsto aterrizar este viernes en esa ciudad del oriente colombiano, la cual será el centro de operaciones para el rescate de los rehenes en el marco de un plan anunciado la víspera por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. El procedimiento fue acordado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y contempla el aterrizaje de los aviones en Villavicencio con insignias de la Cruz Roja Internacional. Según el plan, los aparatos llegarán este viernes al aeropuerto Vanguardia con delegados internacionales, tras lo cual una flota de helicópteros, también con el símbolo de la Cruz Roja, se internará en la selva para recoger a los tres rehenes. En el rescate participarán representantes de los gobiernos de Cuba, Francia, Argentina, Ecuador, Bolivia, Brasil y Venezuela, además del delegado colombiano designado por el gobierno de Bogotá, el alto comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo. Las FARC anunciaron el pasado 18 de diciembre que entregarían a los rehenes en desagravio a Chávez, quien fue cesado en noviembre pasado por Colombia como facilitador para la libertad de los plagiados. La medida provocó una crisis diplomática bilateral, luego que Chávez llamó "mentiroso" a su colega colombiano Álvaro Uribe Vélez, congeló la relación con Bogotá y llamó a consultas a su embajador, Pavel Rondón. El mandatario venezolano buscaba la liberación de 45 militares y políticos colombianos, incluida la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, que las FARC pretenden canjear por unos 500 rebeldes presos. El aeropuerto de Vanguardia está custodiado desde anoche por unos 350 efectivos del Ejército y la Policía colombianos para brindar seguridad a la caravana humanitaria que llegará procedente de Venezuela en las próximas horas.

Descarga la aplicación

en google play en google play