Escúchenos en línea

Cuba propone programa de prevención de la leptospirosis

La Voz. Desde Managua. | 29 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Una brigada de expertos cubanos recomendaron al gobierno de Nicaragua instaurar un programa nacional para controlar la leptospirosis, una enfermedad que desató una epidemia en los meses pasados. La oficina de prensa de la Presidencia de Nicaragua informó este sábado que recibió las conclusiones de un estudio que realizó una brigada cubana que entre los meses de octubre, noviembre y diciembre atendieron a miles de personas del oeste del país que estuvieron expuestos a esa enfermedad propagada por roedores. Los departamentos de León y Chinandega fueron los más afectados por el brote. El primero acumuló 3.493 casos sospechosos, para 55,1% del total de los reportados en el país y el segundo 1.854 casos para el 29,3% del total, según el informe de los cubanos. Las autoridades nicaragüenses reportaron que en noviembre y octubre la epidemia mató a 10 personas. La brigada médica cubana determinó que desde 1995 se registraron casos de leptospirosis humana, con brotes epidémicos en 1995, 1998 y 2007 y todos estuvieron asociados a intensas lluvias. Las instituciones cubanas recomendaron que las autoridades de salud de Nicaragua preparen, implementen y evalúen un programa de control de la enfermedad, realicen una búsqueda de casos, clasifiquen los principales grupos de riesgos, implementen el uso de medios de protección individual para minimizar el riesgo de contaminación al personal que esté expuesto. También sugirieron intensificar el programa de control de roedores, controlar los focos de reproducción de esos animales y que se vacune a todo el personal sanitario expuesto a la enfermedad. La leptospirosis es una enfermedad que produce fiebre, vómitos, diarreas, y dolores musculares especialmente en las articulaciones, y es mortal si no es tratada a tiempo. Su infección puede darse por vía cutánea, por las excretas u orina de roedores que quedan en aguas estancadas a las que a veces está expuesta la población. La brigada cubana llegó a Nicaragua el 27 de octubre y estuvo conformada por los epidemiólogos Otto Peláez Sánchez y Gustavo García Quintero, así como las microbiólogas Niurka Batista Santiesteban y Kirenia Blain Torres, pertenecientes al Instituto Finlay y el Centro de Investigación y Producción de Vacunas del país caribeño.

Descarga la aplicación

en google play en google play