Escúchenos en línea

Definitivo: sábado entra en vigor ley contra inmigrantes y gobierno tico buscará derogarla

Agencia ACAN-EFE y Diario Al Día. Desde San José. | 10 de Agosto de 2006 a las 00:00
El Gobierno de Costa Rica buscará que los diputados deroguen en las próximas semanas la nueva ley de migración que regirá a partir del sábado, ya que la considera represiva y no cuenta con los recursos para ponerla en marcha. El ministro de Seguridad, Fernando Berrocal, declaró este jueves a periodistas que "la derogatoria es una posibilidad fuerte. Estoy más inclinado en una derogatoria con un plazo de seis a nueve meses para presentar un nuevo proyecto de ley con reformas". Sin embargo, la ley comenzará a regir el sábado porque no prosperó la iniciativa que el Gobierno presentó este mes ante el Congreso para retrasar hasta diciembre del próximo año su entrada en vigor. El reglamento legislativo no permitió adelantar el asunto en la agenda de votación, por lo que Berrocal manifestó que en las próximas semanas se buscará la derogatoria de la ley para presentar un nuevo proyecto, que aún no se ha empezado a elaborar. "Lamentablemente por el esquema legislativo no fue posible (votar la petición) y la ley va a entrar en vigencia el sábado", aseguró Berrocal, quien agregó que a partir de ese día "tengo la obligación de hacer cumplir la ley". CRÍTICAS Esta ley, aprobada el 27 de octubre pasado por el anterior Congreso, ha sido criticada por la iglesia católica, el Gobierno de Nicaragua y organizaciones de derechos humanos, pues consideran que atenta contra los derechos de los inmigrantes. Berrocal explicó que el texto "tiene un enfoque represivo y un problema presupuestario porque no hay recursos para hacerla efectiva", ya que se necesitan unos 13 millones de dólares para fortalecer la policía migratoria en las fronteras y adquirir equipo de cómputo y policial. La nueva ley castiga con cárcel de dos a seis años el tráfico ilegal de personas, conocido como "coyotaje", y aplica la misma pena a quien oculte o encubra a extranjeros sin papeles en el país. La legislación también sanciona con multas a las personas que den alojamiento y trabajo a indocumentados y obliga a fortalecer la presencia de la policía en las fronteras para evitar el ingreso de ilegales al país. Según las autoridades migratorias, la principal intención de la ley es poner en regla a los extranjeros y evitar que sean explotados en sus trabajos, donde en ocasiones reciben menos del salario mínimo y no poseen seguro social. Las principales críticas a la ley son que atenta contra los derechos de inmigrantes a trabajar y otorga a la policía demasiado poder. En Costa Rica, según distintas fuentes, residen entre 300,000 y 800,000 nicaragüenses, muchos de los cuales cruzaron la frontera de manera ilegal en busca de un empleo, y en total la cifra de inmigrantes de varias nacionalidades podría rondar el millón de personas.

Gobierno tico intenta reforma de ley de Migración antes que entre en vigor este sábado

Gerardo Ruiz Ramón, Diario Extra. Desde San José.

El ministro de Seguridad Pública, Fernando Berrocal, cabildeó entre las fracciones representadas en la Asamblea Legislativa y solicitó a los diputados ayudar al gobierno a salir de aprietos, por la inminente entrada en vigencia de las reformas a la Ley General de Migración y Extranjería. La reforma a la Ley de Migración, fue aprobada en diciembre del 2005 por los anteriores diputados. Entre otras cosas pretende castigar con penas de hasta 5 años de cárcel el tráfico ilegal de personas o coyotaje, además, estipula fuertes multas a los costarricenses que le den albergue o trabajo a un extranjero ilegal. También contempla la potestad de la Policía de Migración de detener a un extranjero que no pueda demostrar su legalidad. Los hijos de las personas con estatus en el país, serán separados de sus padres y enviados a un albergue temporal. A parte de la falta de medios para aplicar la normativa, el gobierno también ha objetado esos contenidos, por su severidad. La normativa entrará a regir a partir de este sábado 12 de agosto, pues las fracciones legislativas no pudieron alcanzar un acuerdo que facilitara el trámite de un proyecto para postergar la utilización de las reformas migratorias, hasta diciembre del 2007. Sin embargo, la bancada de Liberación Nacional tratará de que el plenario avale sesionar este viernes, con el propósito de entrar a discutir el artículo transitorio que permitiría la posposición de la entrada en vigencia de la ley. Mayi Antillón jefa de la bancada liberacionista, informó que hoy durante la reunión de jefes de fracción con el Directorio Legislativo, presentará una moción para que la Asamblea se reúna de forma extraordinaria este viernes. Esas intenciones son objetadas por el diputado Oscar López del PASE quien está a favor de que los cambios a la Ley migratoria entren a regir de inmediato. "Presentaré las mociones que sean necesarias para que la ley no se postergue. No es cierto que Seguridad Pública no tenga plata para financiar los alcances de la legislación" aseveró. Por su parte, la bancada de la Unidad Socialcristiana apoyaría la propuesta de discutir en primer debate el retraso, siempre y cuando la suspensión no sobrepase los 9 meses. El Partido Acción Ciudadana tenía dudas acerca de la conveniencia de efectuar el primer debate este 11 de agosto. "Si sesionáramos el viernes y aprobáramos el proyecto, todavía entraría a regir el sábado, pues requiere de dos debates para quedar en firme" sostuvo el rojiamarillo Alberto Salom. El acuerdo que negociaría el PLN, consistiría en limitar el uso de la palabra y la presentación de mociones. Fernando Berrocal sostuvo pláticas con los líderes de todas las fracciones de oposición, para plantearles la problemática que enfrentará la cartera de Seguridad Pública y la Dirección General de Migración y Extranjería, ante la carencia de infraestructura y recursos económicos para hacerle frente a las nuevas regulaciones migratorias. "Les solicitamos a los jefes de fracción que encuentren una solución para que la ley no entre a regir todavía y que paralelamente se nos apruebe un presupuesto extraordinario para preparar a la Dirección General de Migración. Me parece que hay una excelente disposición para lograr un acuerdo nacional que nos permita solucionar este problema", aseguró. El ministro sostuvo que el tema migratorio no puede ser asumido con actitudes políticas, al ser un problema de índole nacional. Afirmó que la propuesta gubernamental, consiste en aprobar la postergación y entretanto, crear una comisión legislativa que vuelva a estudiar las reformas migratorias, con la participación de los sectores que la adversan.

Descarga la aplicación

en google play en google play